Violencia contra las mujeres en la agenda de paz y seguridad internacional/Violence against women in the international peace and security agenda. - Núm. 132, Septiembre 2018 - Relaciones Internacionales - Libros y Revistas - VLEX 754860229

Violencia contra las mujeres en la agenda de paz y seguridad internacional/Violence against women in the international peace and security agenda.

Autor:Marchetti, Ximena Andrea Gauche
 
EXTRACTO GRATUITO

Introduccion

En perspectiva historica, y como recuerda Kymlicka en su estudio sobre el feminismo como una teoria politica, el confinamiento sufrido tradicionalmente por las mujeres tiene su anclaje en la creencia por parte de teoricos varones de todo el espectro politico, de que existen "fundamentos naturales" para el confinamiento de ellas dentro y fuera de la familia y para que queden sujetas por ley y costumbre a sus maridos. Lo anterior significaba limitaciones en sus derechos civiles y politicos que se estimaban justificadas, pues estas eran poco aptas para tareas politicas o economicas fuera del hogar. (1)

Lo anterior explica en parte el lugar secundario que se ha dado de manera tradicional a las mujeres. Considerando que en la mayoria de las sociedades estatales existen sistemas de division y estratificacion social que situan a ciertas categorias de personas por encima de otras y que determinan situaciones diferentes de prestigio, poder y riqueza, las mujeres son manifestacion clara de tales divisiones y estratificacion social. (2) Aunque durante mucho tiempo buena parte de los estudios desde las Ciencias Sociales se ocuparon de preferencia del sistema de estratificacion y jerarquia social en funcion de la posicion economica y la clase de las personas, en tiempos mas recientes se reconoce que ademas de las diferencias economicas entre las personas existen tambien otras diferencias importantes, como las que se refieren al genero "que situan a los miembros de una sociedad en situaciones radicalmente diferentes en cuanto a sus expectativas o posibilidades de elegir y llevar adelante sus suenos y aspiraciones". (3)

Segun Iris Marion Young, (4) existen grupos de procesos clave en como se vive la desigualdad por quienes la padecen: la exclusion social y marginacion; la explotacion; el sentimiento de impotencia; el imperialismo cultural y la violencia. Si aceptamos este entendimiento, se vera que las mujeres han sufrido por anos estas manifestaciones de desigualdad en funcion de su pertenencia a este sexo y por la forma de construccion de las instituciones sociales, politicas y juridicas que se ha hecho sobre la idea de una pretendida abstraccion respecto del sujeto que va a ser su destinatario. Ello en verdad no es tal, pues se trataria mas bien de una superioridad de unos (varones) sobre otras (mujeres).

Estas formas de expresion de desigualdad y la violencia son las que interesan en este trabajo. Se trata de un problema que se manifiesta de diversas formas (violencia fisica, verbal, sexual, psicologica o institucional) y que traspasa las barreras de lo sociocultural y de las diferencias entre paises, asi como los contextos en que se producen: la pareja, la familia y lo domestico; la sexualidad; el trabajo; la politica; los espacios de salud y educacion y, por cierto, los conflictos armados.

Siendo un fenomeno que persiste en el tiempo, la permanencia de la violencia hacia las mujeres encuentra parte de su explicacion en la construccion e implementacion de varias instituciones, que han estructurado espacios y lugares solo para hombres (lo publico) y espacios y lugares solo para mujeres (lo privado) y reflejandose en el lenguaje usado por estas. Expresiones como "los hombres", "los individuos", "las personas", "los ciudadanos" se han venido haciendo sinonimos de hombres y mujeres. Ello ha derivado en la disociacion de una serie de aspectos de la vida humana. Asi, aquellos ambitos que supuestamente no generaban mayor aporte al desarrollo social (o aporte visible en terminos materiales) como los afectos y sus manifestaciones fisicas, las cuestiones domesticas del hogar comun o el hecho biologico de la maternidad han sido atribuidas preferentemente a las mujeres con una carga de menor valor asociada. Por su parte, lo relativo a la produccion, la economia y los recursos tangibles para el desarrollo se han relacionado en primera instancia al varon, recibiendo una notable mayor valoracion social.

Esto ha permitido que se desarrollen practicas determinadas como el sexismo, entendido como "la creencia de que el sexo propio es, por definicion, superior", (5) convirtiendose en un elemento importante que ha contribuido a sostener modelos patriarcales como formas de organizacion social por la que los hombres dominan, oprimen y explotan a las mujeres (6) y en que se anclan multiples formas de violencia.

El abordaje de la violencia hacia las mujeres ha sido un tema presente en las diferentes variantes del feminismo, permitiendo visibilizar y analizar la distribucion del poder en la organizacion social y ver como esta tiene incidencia en las diferentes formas en que la violencia se expresa. Al conceptualizar la realidad han puesto al descubierto los elementos de subordinacion y desventaja social que privan de recursos y derechos la vida de las mujeres y la hacen una victima facil de la violencia.

Con la influencia clave de Simone de Beauvoir y de su obra El segundo sexo empieza a madurar la categoria genero. El nacimiento de tal categoria va a plantear "una multiplicidad de propuestas, programas y acciones alternativas a los problemas sociales que generan la desigualdad entre los generos". (7) El genero se levanta, asi como categoria descriptiva que permite visibilizar las diferencias y desigualdades existentes entre hombres y mujeres, y como categoria analitica que permite interpretar de manera mas completa y precisa de los fenomenos sociales en torno a las politicas publicas, el desarrollo, la pobreza, las relaciones laborales, formas de produccion, educacion, participacion social y politica, y la violencia. La condicion binaria "varon-mujer", empezara a ser entendida mas que como realidad biologica, como realidad simbolico-cultural.

Por su caracter relacional, el genero involucra entonces tanto a las mujeres y/o lo femenino como los varones y/o lo masculino y hace analisis de la dinamica entre ambos, sus tensiones e intersecciones, demostrando con evidencia historica que lo masculino ha estado y continua estando en posicion de predominio. Lo anterior se traduce en una relacion de poder que se expresa a su vez en un orden, un regimen y unas ideologias de genero. En ellas lo femenino aparece como inferior y lo masculino como aquello que, siendo superior, puede dominar, castigar o violentar legitimamente a lo inferior.

Como puede apreciarse, la violencia contra mujeres es una constante anclada en las relaciones historicas entre seres humanos que se mantiene por la pervivencia de ciertas creencias de como estas relaciones deben ser.

La regulacion de la violencia en los sistemas internacionales de proteccion de derechos humanos como antecedente

En el derecho internacional clasico el rol de las mujeres fue invisible. Con el tiempo fue apareciendo ligado a las perspectivas que desde el mundo en desarrollo surgieron para mejorar el derecho internacional luego de iniciado el proceso de descolonizacion auspiciado por la Organizacion de las Naciones Unidas (ONU), es decir, vinculando el tema mujeres a ambitos concretos (8) y no en general a los temas mas visibles del desarrollo normativo internacional, como ha sido el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional, primer proposito de las Naciones Unidas segun su Carta. Esta circunstancia ha llevado a algunas criticas al paradigma actual de introducir una preocupacion por la violencia contra mujeres en conflictos armados. Es el caso de Laura Sheperd quien ha puesto de relieve con mirada critica la conceptualizacion de violencia de genero y de seguridad internacional. (9)

Mas alla de estas reflexiones, si se analiza de manera formal la Carta de las Naciones Unidas se observa como se consagra un ambito particular y diferenciado de proteccion a las mujeres, lo cual sin duda fue un avance normativo para el fin de la primera parte del siglo xx, resultando en todo caso evidente que las referencias que la incluyen de manera expresa se refieren a ambitos de la vida privada y de familia, usando expresiones genericas para aquellos otros ambitos del quehacer humano como el politico, el economico, el educacional o el de la seguridad. No se hace abordaje especifico de la violencia, fenomeno que normativamente solo sera tomado varias decadas despues, con la Convencion internacional para la eliminacion de todas las formas de discriminacion contra la mujer (CEDAW) y la Convencion De Belen Do Para, y a traves de una serie de recomendaciones y declaraciones, asi como del trabajo de organos especializados. Esto es, en el marco del desarrollo del derecho internacional de los derechos humanos.

La CEDAW tuvo su antecedente en la Declaracion sobre la Eliminacion de la Discriminacion contra la Mujer, (10) dando origen a uno los principales acuerdos internacionales sobre derechos humanos considerando la necesidad de reconocer derechos para la mujer en las esferas civil, politica, economica, social y cultural y definiendo la discriminacion en su contra. Precisando sobre las esferas en que puede darse esta discriminacion, el Comite para la Eliminacion de la Discriminacion contra la Mujer ha sostenido en su Recomendacion General num. 12 del 6 de marzo de 1989, que se incluye la esfera familiar y tambien a la esfera laboral, lo que constituye a la violencia intrafamiliar y las diversas formas que asume (violencia sexual, por ejemplo) y a los abusos sexuales ocurridos en el lugar de trabajo como parte de las formas mas graves de discriminacion contra la mujer. La CEDAW no solo se limita a consagrar un cuerpo de derechos para las mujeres, sino que insta a los Estados, como dice su articulo 2, a que sigan por todos los caminos adecuados y sin dilacion una politica encaminada a eliminar la discriminacion contra la mujer.

El articulo 5 apunta a que los Estados deben luchar por modificar patrones socioculturales de conducta entre hombres y mujeres y es asi de gran relevancia normativa. La cuestion tiene realidad practica en contextos de violencia si se atiende, por ejemplo, a lo que es la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA