La universalidad de la Declaración Universal de Derechos Humanos - Núm. 24, Diciembre 2013 - Iuris Tantum - Libros y Revistas - VLEX 525547946

La universalidad de la Declaración Universal de Derechos Humanos

Autor:Andrea Guadarrama Prado
Cargo:Egresada de la universidad anáhuac de Querétaro
Páginas:75-94
RESUMEN

El discurso de los derechos humanos de nuestros tiempos se consolida a partir de la creación de la declaración universal de derechos Humanos (dudH). La declaración surge como respuesta al dolor e indignación que sufrió la humanidad tras la segunda guerra Mundial. su éxito cambió el rumbo de la historia de la humanidad. sin embargo, a pesar del impacto que ha tenido su validez se ha visto... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 76

Parte I: introducción

El discurso social y político más popular de nuestros tiempos es sin duda el de los derechos humanos. La Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH) de 1948, es el antecedente más importante de éste discurso. La DUDH nació como respuesta del dolor e indignación que sufrió la humanidad tras los horrores de la Segunda Guerra Mundial y sirvió como prueba del ferviente deseo de paz de todos los pueblos y de su implacable voluntad que hizo posible el más asombroso ejercicio de diálogo y relexión colectiva de los últimos tiempos.

La Declaración se convirtió en costumbre internacional y rápidamente fue reconocida como la más importante fuente del derecho en materia de derechos humanos. Cambiando la historia de la humanidad y el derecho para siempre.

A pesar del impacto que tuvo su validez se ha visto cuestionada. Se ha argumentado que es un documento de origen estrictamente occidental, alegando que tiene por objeto el de occidentalizar a la humanidad.

Hay quienes reconocen su valor histórico de la DUDH, pero la consideran como un discurso antiguo y reactivo a la guerra. La acusan de no ser progresiva y que por lo tanto no debe de ser adoptada como una máxima de comportamiento moral actual.

El lenguaje utilizado en el documento también ha sido sujeto de serias críticas. Se usó un lenguaje general para poder adaptase a todas las culturas. La gran variedad de interpretaciones que se le pueden dar a los derechos que en la Declaración se enuncian podrían impedir su defensa y aplicación homogénea.

También se ha manejado que la DUDH no es más que un placebo defalsas esperanzas para la humanidad. Haciéndonos creer que es posible mantener la paz cuando en realidad la Declaración carece de mecanismos de defensa que permitan la efectiva protección de los derechos humanos.

Por las razones antes expuestas, en la actualidad la validez de la DUDH y por ende del Sistema Universal de Derechos Humanos han sido cuestionadas.

Las importantes críticas que se han hecho respecto a la validez de la DUDH no deben ser descartadas por mero idealismo. De hecho, para determinar si están o no en lo correcto lo primero que tendría que hacerse es exhibir si, para empezar, hay razón suiciente para airmar su universalidad. Si no es posible airmarlo, entonces las discusiones en torno a su validez son inútiles pues el documento estaría fundado sobre un frágil conjunto de palabras incapaces de sostener la paz o sistemas jurídicos enteros.

El concepto de “universalidad” dentro de la DUDH habrá de comprenderse de tres maneras distintas. La primera, como que todos los seres humanos tengan acceso al goce y protección de sus derechos humanos. El segundo, si la redacción de la DUDH contó con la representación multicultural suiciente para airmar que los valores primordiales de las principales culturas y religiones del mundo fueron incluidos.

La tercera, se reiere a que el titular de los derechos que en la Declaración se enuncian sea la persona y no el Estado. De ser así tendrá que veriicarse si en

Page 77

el documento existen los mecanismos necesarios para ejercer dicha titularidad sin la necesidad de la aprobación o intervención del Estado.

Deben existir los mecanismos para vencer los obstáculos que representa la generalidad del lenguaje que se utiliza. Ésta generalidad impide realizar una in-terpretación homogénea de los derechos. De ser así, sería posible airmar que las personas (de todo el mundo y de todos los tiempos) tienen el poder de construir puentes entre la teoría y la práctica de los derechos.La tercera acepción de la “universalidad” será la única que éste artículo académico desarrollará.

Parte II: antecedentes históricos

Todo comenzó cuando en abril de 1945, se reunieron 50 naciones en la ciudad de San Francisco en la Conferencia para fundar las Naciones Unidas. Los participantes eran los representantes de los países que le habían declarado la guerra a Alemania y a Japón antes del 1 de marzo de 1945. Los encabezaban los “tres grandes”; Estados Unidos de América (EUA), Reino Unido (RU) y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), a quienes la guerra ya les era favorable en aquellos momentos.1Tuvieron varias reuniones en las cuales prepararon la Carta de las Naciones Unidas. Franklin Roosevelt, quien en aquel momento fungía como presidente de los Estados Unidos, propuso la inclusión de los derechos humanos como uno de los objetivos principales de la Carta, por lo que tuvo que enfrentarse a la resistencia del RU y la URSS a considerarlos.

Poco tiempo después se hicieron públicos los horrores del holocausto, lo cual ejerció presión importante para reconsiderar la propuesta del estadounidense. Después de la muerte del presidente Roosevelt, su sucesor, el vicepresidente Truman hizo posible la inclusión de los derechos humanos dentro de la Carta. Para darle seguimiento a ésta decisión se creó la Comisión de Derechos Humanos.

La Carta de las Naciones Unidas se irmó el 26 de junio de 1945 en San Francisco, EUA. Los derechos humanos inalmente encontraron su lugar el preámbulo y en el artículo primero. El preámbulo reirió que con base a las experiencias de dolor que a travesó la humanidad durante la guerra se reairma la fe en los derechos fundamentales, en la dignidad, en el valor de la persona, en la igualdad entre hombres y mujeres y entre naciones grande y pequeñas.2LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS

Como parte de la estrategia política del presidente Truman decidió enviar a la viuda de su antecesor a participar dentro de la Comisión de Derechos Humanos.

Page 78

Éste movimiento le daría aceptación y credibilidad en su nuevo gobierno y mostraría una continuidad con el trabajo que realizó el presidente Roosevelt. La viuda, Eleanor, era una apasionada de los derechos de la mujer y además se distinguía por ser una persona crítica e independiente. 3El 10 de enero de 1946 en Westminister, Londres, tuvo sede la sesión inaugural de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas. Durante el encuentro Roosevelt mostró un liderazgo importante y eventualmente fue electa como presidenta de la Comisión.4En junio de 1946 se instituyó la Comisión de Derechos Humanos… Los comisio-nados de derechos humanos serían representantes de 18 países, cinco todavía llamados Grandes Potencias (Los Estados Unidos, la Unión Soviética, el Reino Unido, Francia y China). Trece lugares se rotarían en intervalos de tres años entre el resto de los países. La primera Comisión la integraron delegados de Australia, Bélgica, Bielorrusia, Chile, China, Egipto, Francia, india, Irán, Líbano (representado por Charles Malik), Panamá, Filipinas (representada por el general Rómulo), Ucrania, la URSS, el Reino Unido, los Estados Unidos, Uruguay y Yugoslavia.5

El comité redactor

El primer proyecto de la Comisión sería el de redactar una Carta de Derechos Humanos. Afortunadamente tuvieron el apoyo del abogado internacionalista canadiense John Humphrey.6John era el director de la División de Derechos Humanos de la Secretaría General de las Naciones Unidas. Éste canadiense contó con un equipo de trabajo que aportó servicios técnicos y de investigación. Realizaron

Page 79

unainvestigación de derecho comparado en materia constitucional sobre la cual Humphrey construyó el primer borrador de la DUDH.7Por otro lado se encontraba Peng-Chun Chang, quien ocupó el puesto de vicepresidente dentro de la Comisión. Su invaluable participación se debió a que fue un hombre de nacionalidad china que se caracterizó por ser renacentista, dramaturgo, músico, educador y diplomático. Sus capacidades le permitieron entablar fructíferos diálogos culturas islámicas y occidentales.

El tercer líder de la Comisión sería Charles Malik, académico libanés, quien fungió como secretario de la Comisión. De éste modo el equipo conformado por Roosevelt, Chang y Malik sería el responsable de coordinar los esfuerzos de todos los participantes y conducirlos al éxito.8La primera sesión de la Comisión tuvo lugar en Lake Success, Nueva York en el año de 1947. A pesar de que todos los participantes sabían que debían trabajar en un documento sobre derechos humanos, nadie tenía claro en qué consistiría. En un principio las discusiones se perdieron en conceptos ilosóicos y culturales.9 De hecho Chang mostró una preocupación importante por encontrarle un lugar a la dignidad humana dentro del preámbulo. Sin embargo, la complejidad de la discusión llevó a la Comisión a decidir que el preámbulo se trabajaría al último.10

El primer borrador

El proceso a seguir del trabajo de la Comisión sería el siguiente: Tendrían que redactar un borrador debía que ser aprobado por el Comité. Posteriormente tendrían que someter al documento a revisiones y correcciones sugeridas por los Estados miembros. El borrador sería devuelto a la Comisión para su consideración inal. Para terminar el Consejo de ECOSOC lo revisaría y decidiría si recomendarlo o no a la Asamblea General en donde la votación inal se llevaría a cabo.

Con la intención de agilizar el trabajo de la primera etapa la Comisión decidió establecer un comité redactor11 que se conformó por Roosevelt, Chang, Malik y Humphrey, Hodgson (Australia), a Santa Cruz12 (Chile), Cassin (Francia), Geoffrey Wilson (el nuevo representante del Reino Unido) y a Vladimir Koretsky (URSS).13Humphrey, por su cargo en Naciones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA