Deducción. Tratamiento 'especial' a la obesidad - Núm. 65, Abril 2014 - Revista Enciclopédica Tributaria Opciones Legales-Fiscales - Libros y Revistas - VLEX 517036382

Deducción. Tratamiento 'especial' a la obesidad

Autor:Juan José Salazar
Cargo:Estudiante de la Licenciatura en Contaduría Pública del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA)
Páginas:50-52
RESUMEN

Lo recaudado con los impuestos especiales como el de "la comida chatarra" se supone que es usado en tratamientos para las personas que lo necesitan, pero la pregunta es si todos debemos de pagar por estos tratamientos.

 
EXTRACTO GRATUITO

Page 50

Lo recaudado con los impuestos especiales como el de "la comida chatarra" se supone que es usado en tratamientos para las personas que lo necesitan, pero la pregunta es si todos debemos de pagar por estos tratamientos.

Un día leí la siguiente frase de un economista estadounidense llamado Thomas Sowell que podría relacionarse un poco con la situación actual de nuestro país:

"Si has estado votando por políticos que prometen darte cosas a costa de alguien más, no tienes derecho a quejarte si te quitan tu dinero para dárselo a alguien más, incluso a ellos mismos".

Lo anterior, va relacionado con la nueva Ley de Ingresos para el año 2014, en donde el Gobierno planea recaudar 4 billones 467,225 millones de pesos; 12,729 millones de pesos menos de lo que el Presidente de la Republica pidió en su iniciativa.

Pareciera que en nuestro país los impuestos son cosa de risa; ya alguna vez el presidente Antonio López de Santa Anna cobró un impuesto a las ventanas, nadie sabe lo que pasó por su cabeza al imponer dicho tributo.

Han pasado poco más de tres meses de este año y un tema que ha dado mucho de que hablar es el nuevo gravamen del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) de 8 % en alimentos con alta densidad calórica, que contengan 275 kilocalorías o mayor por cada 100 gramos. Entre estos productos se

Page 51

Page 52

encuentran los dulces, botanas, chocolates, nieves, helados, bombones, galletas, productos de confitería, entre otros.

Este nuevo impuesto se ha dado a conocer como el impuesto a la "comida chatarra" y habría que conocer si nuestros legisladores tienen una definición exacta de este concepto, porque si el pretexto de gravar estos productos es que son los culpables de la obesidad en nuestro país, tendrían que aplicar este impuesto a muchos otros productos de la dieta de los mexicanos. Imaginen los tacos o las tortas con IEPS.

Además del nuevo impuesto ya mencionado, se adiciona uno nuevo que ha causado mucha controversia; 1 peso por litro por las bebidas saborizadas, así como los polvos, jarabes, concentrados, esencias o extractos que contengan cualquier tipo de azucares añadidas. Toda acción debe tener un motivo, o al menos debe existir una explicación. En este caso, el fin de los nuevos impuestos para "los gorditos" es combatir el grave problema nacional de obesidad.

Según datos de la Cámara de la Industria Alimenticia de Jalisco (CIAJ) cada mexicano consume en promedio 4.5 kilogramos de dulces al año, en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA