Propuestas para prevenir el delito - 20 voces para prevenir el delito - Libros y Revistas - VLEX 745727133

Propuestas para prevenir el delito

Autor:Rafael Moreno
Páginas:143-151
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 143

Rafael Moreno*

SUMARIO: 1. Especialización de los servicios de justicia; 1.1. La impunidad, grave factor criminógeno; 2. La impunidad y sus causas: corrupción e incompetencia; 3. La prevención de delito, reditúa más que la represión; 4. La policía y la prevención del delito; 5. Deberes profesionales del policía; 6. Propuestas.

PREVENCIÓN, ESPECIALIZACIÓN e impunidad son términos muy gastados, es decir, que se repiten en México cada Congreso Nacional de Procuración de Justicia desde que yo recuerdo, esto es, desde 1960, o sea, hace 56 años. Si se han repetido tanto, esto quiere decir que es poco lo que se ha hecho al respecto, por no decir nada. La prevención para evitar la comisión de delitos, punto en el cual el papel de la policía preventiva es fundamental; y la especialización, a in de que los actores de la impartición de justicia no generen por incompetencia y/o corrupción, impunidad. Estos términos, de una u otra manera, están íntimamente relacionados.

* Médico cirujano, experto en Criminalística. Miembro fundador de la Academia Mexicana de Criminalística. Fue Director Adjunto del Instituto Nacional de Ciencias Penales y Director General de Servicios Periciales de la PGJ en el Distrito Federal y de la PGR.

Page 144

El presente trabajo comprende un conjunto de reflexiones que, sin embargo, no pretenden hacer doctrina. Para redactarlo recordé y consulté aparte de mi propia experiencia, a distinguidos iuspenalistas y criminólogos. Sirvan estas líneas a manera de prólogo de lo que a continuación expondré, cumpliendo así con la invitación que se me formuló, en la elaboración de propuestas para la prevención del delito.

Especialización de los servicios de justicia

En la Revista de Psiquiatría y Criminología, núms. 25 y 26, enero-abril, 1940, aparece publicada la conferencia dictada por el Dr. Luis Jiménez de Asúa, bajo el título “El Juez Penal: su formación y sus funciones”. En la página 7 escribe: “A mi entender, los nuevos aportes que la ciencia nos trajo al campo criminológico y punitivo, exigen que los jueces tengan una formación más acabada y compleja que los magistrados de pretérito. El juez lego queda sin papel en la justicia criminal de hoy”. En la página 21 anota: “En la hora que el Derecho penal corre, se hace preciso especializar a jueces, fiscales y abogados criminalistas”.

Hago referencia a los muy importantes conceptos del maestro de penalistas nombrado en párrafo anterior, debido a que han pasado 76 años de que fueron pronunciados y nuestras autoridades aunque concuerdan con su necesidad, todo se ha quedado en buenos deseos, ya que no ha habido acciones efectivas con buenos resultados. Ahora bien, a la profesionalización antecede obligadamente una rígida selección, en busca de aptitudes, honestidad y vocación de servicio probadas, de manera que la justicia cuente con los mejores hombres.

Efectivamente, de no darse la especialización en los actores del proceso penal, la impartición de justicia sería una burda simulación con los agravantes que la acompañan, entre otros la impunidad, o bien su parte contraria, lo que no tan sólo es reprobable sino constituye un deber impuesto por la propia ley, que entraña la garantía de que el inocente no será en ningún caso condenado. Es más que elocuente el siguiente concepto del catedrático de Derecho penal de la Universidad de Barcelona, Dr. Octavio Pérez-Vitoria Moreno: “No afecta a la seguridad jurídica el crimen impune, más si la vulnera en su esencia misma el castigo del inocente”. Además, agrega: “La

Page 145

especialidad del juez en la instrucción y en la resolución de asuntos criminales es hoy un principio inexcusable para la buena marcha de la administración de justicia”.

1.1. La impunidad, grave factor criminógeno

En el incremento de la criminalidad concluyen diversos factores criminógenos, es decir, se trata de un fenómeno multifactorial.

En México la impunidad y la corrupción constituyen los factores más extendidos y frecuentes, independientemente de la crisis económica, el desempleo y la sobrepoblación que también mucho nos afecta.

La impunidad, sin duda alguna, ha sido y sigue siendo —por desgracia— uno de los principales factores criminógenos, cuya proliferación explica, en gran medida, el alto índice delictivo que nos agobia. De ahí que no sólo son vigentes sino, incluso, de dramática actualidad las siguientes observaciones del maestro Quiroz Cuarón: “El...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA