Precarización del empleo y régimen neoliberal - Núm. 92, Enero 2016 - Alegatos - Libros y Revistas - VLEX 643433089

Precarización del empleo y régimen neoliberal

Autor:Edur Velasco Arregui
Cargo:Dr. en Economía, Profesor-Investigador del Departamento de Derecho, UAM-A. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI)
Páginas:175-200
RESUMEN

Es ineludible evaluar los pliegues ocultos del mercado laboral en México, a tres años de la entrada en vigor de la Reforma Laboral del 2012, piedra angular de las reformas estructurales que le sucedieron, más allá de las grandes cifras y aún más audaces afirmaciones del gobierno de México. Los fundamentos teóricos de la reforma laboral, así como los principales argumentos para su aprobación,... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

Page 175

Precarización del empleo y régimen neoliberal pp. 175-200

Edur Velasco Arregui*

Precarización del empleo y régimen neoliberal

Es ineludible evaluar los pliegues ocultos del mercado laboral en México, a tres

años de la entrada en vigor de la Reforma

Laboral del 2012, piedra angular de las reformas estructurales que le sucedieron, más allá de las grandes cifras y aún más audaces afirmaciones del gobierno de México. Los fundamentos teóricos de la reforma laboral, así como los principales argumentos para su aprobación, elaborados por la banca internacional y sus representantes, preveían un futuro promisorio. El ensayo contrasta, con información precisa, que hay de cierto en la supuesta creación de empleo en la segunda década del presente siglo, así como la raíz de la masiva pobreza laboral en el país: empleos de bajos ingresos, de alto riesgo, así como la existencia de una elevada tasa de rotación de trabajadores entorno a los escasos puestos de trabajo.

The purpose of this inquiry is evaluate, beyond the gross figures and the bolder claims by the Mexico´s Government, the hidden creases of the Mexican labor market, three years after the new labor
law entry in to force, in november 2012,
a cornerstone for the rest of structural reforms launch by the current government. The main arguments, in favor of the labor reform, built by international banks
and their endogenous political forces, promise great outcomes At this point, the present essay question how accurate is the government statement about a vigorous job creation in the mexican economy during the second decade of this century, in contrast with the massive presence of the working poor in the country, with access only to low-wage jobs, develop in facilities with a precarious health and safety, and much of the positions with a high turnover rate.

Sumario: A manera de introducción y como contexto político / I. El Banco Mundial y la Reforma Laboral en México: la fuerza de trabajo como un insumo deshumanizado / II. La flexibilidad laboral desde la perspectiva del capitalismo del siglo XXI / III. La Reforma Laboral del 2012 y la precarización del empleo /
IV. La coartada del empleo precario en la decadencia del régimen neoliberal en México / V. Los contratos de trabajo en el México neoliberal: un carrusel de empleos de corta duración y mal pagados en la feria de las tinieblas / VI. Una tarea pendiente aplaza toda conclusión / Fuentes de consulta

* Dr. en Economía, Profesor-Investigador del Departamento de Derecho, UAM-A. Miembro del Sistema
Nacional de Investigadores (SNI).

Page 176

Sección Artículos de Investigación

A manera de introducción y como contexto político

La Reforma Laboral es reconocida por sus autores políticos como la base jurídica de la incorporación al empleo asalariado de miles de personas en el curso de los últimos años. Desde la perspectiva del régimen neoliberal, la flexibilidad en la contratación de la fuerza de trabajo como un insumo más, disponible de manera dúctil y sin costos adicionales a su precio en un mercado libre de toda barrera social, “propicia” que las empresas tengan menos restricciones para incorporar dentro del mercado laboral, en una actividad económica subordinada, a un creciente número de personas. Así, en la Asamblea Nacional de Emprendedores, Enrique Peña Nieto afirmó que “[…] la Reforma Laboral flexibiliza la contratación para quienes se incorporan al empleo por primera vez. Los emprendedores, con el nuevo régimen laboral, tienen mayores facilidades y una mayor flexibilización para la contratación de personas que se incorporen a sus proyectos empresariales”.1La flexibilización en las condiciones de contratación de la fuerza de trabajo se concibió como una de las grandes reformas estructurales por el régimen neoliberal2

para fortalecer las ventajas comparativas de México como territorio disponible para la manufactura global. Ausente de una política industrial, el país quedaba obligado a competir en términos, no de sus capacidades de innovación de procesos y productos, sino por la disponibilidad adecuada, desposeída de cualquier “obligación incomoda”, de los insumos generales requeridos por las grandes empresas trasnacionales, los grandes vectores de la inversión en la periferia capitalista.

1Presidencia de la República, Boletín de Prensa, 10 de octubre del 2015, Semana Nacional del Emprendedor, http://www.gob.mx/presidencia/prensa/se-han-creado-mas-de-1-millon-614-mil-empleos-formales-en-el-pais-en-lo-que-va-de-la-administracion-enrique-pena-nieto.

2Para dar cuenta de la especificidad de las instituciones políticas construidas por las élites mexicanas desde la crisis política de 1988 utilizamos el andamiaje teórico construido por la ciencia política italiana, en particular por Norberto Bobbio, para dar cuenta de las mismas, de su especificidad y particular morfología. “Por régimen político se entiende el conjunto de las instituciones que regulan la lucha por el poder y el ejercicio del poder y de valores que animan la vida de tales instituciones. Las instituciones por un lado constituyen la estructura organizativa del poder político que selecciona a la clase dirigente y asigna a los diversos individuos comprometidos en la lucha política su papel. Por otro lado, las instituciones son normas y procedimientos que garantizan la repetición constante de determinados comportamientos y hacen de tal modo posible el desempeño regular y ordenado de la lucha por el poder y de su ejercicio, y de las actividades sociales vinculadas a este último. Naturalmente la estructura del régimen, es decir, el modo de organización y de selección de la clase dirigente, condiciona el modo de formación de la voluntad política. En consecuencia, el empleo de ciertas instituciones, es decir el empleo de determinados medios para la formación de las decisiones políticas condiciona los fines que pueden ser perseguidos: la elección de un régimen implica ya en términos generales la elección de determinados valores. El nexo entre estructura del régimen y valores se entiende, sin embargo, en el sentido de que la elección de un régimen implica de por sí límites a la libertad de acción del gobierno y en consecuencia la elección de una política fundamental, cuyas expresiones históricas pueden ser (y de hecho lo son) sensiblemente contrastantes entre sí, si bien orientadas por los mismos principios generales”. Norberto Bobbio Norberto, et al., Diccionario de Política, Editorial Siglo XXI, 1997, p. 1362.

En el presente texto afirmamos que las instituciones políticas que emergieron para establecer el equilibrio de poderes en uso así como una competencia electoral asimétrica, es decir, que regulan y hacen previsible el comportamiento de la clase dirigente en las últimas tres décadas, son una creatura que se

176 alegatos, núm. 92, México, enero/abril de 2016

Page 177

Precarización del empleo y régimen neoliberal pp. 175-200

Las implicaciones para los derechos laborales de los trabajadores, de la flexibilidad laboral neoliberal requieren de una primera evaluación después de los tres primeros años de establecido el nuevo marco jurídico laboral impuesto en el otoño de 2012, con la publicación del decreto con el cual se dio paso a la Ley Federal del Trabajo de 2012.3

I. El Banco Mundial y la Reforma Laboral en México: la fuerza de trabajo como un insumo deshumanizado

En el caso de la Reforma Laboral, el papel central en la inducción de la misma estuvo a cargo del Banco Mundial y de un mecanismo de evaluación de las economías nacionales establecido como el Índice de Facilidad para hacer Negocios, mejor conocido por sus siglas en inglés como, Ease of doing business index (EDBI). El EDBI considera un gran número de parámetros, pero resalta lo que el Banco Mundial denomina los indicadores de rigidez del marco institucional legal para abrir un puesto de trabajo, o crear un empleo, para una empresa media, dentro del país analizado, o más brevemente, el índice de rigidez de la legislación laboral. La idea básica del Banco Mundial es mostrar con este indicador si el marco institucional de las relaciones laborales reduce las obligaciones de las empresas en el momento de contratar fuerza de trabajo hasta el punto de poder disponer de la misma como un insumo más, el cual se puede adquirir en las cantidades y condiciones básicas, sin generar costos de operación adicionales. Es por ello que ponía énfasis en la posibilidad de

amolda a las necesidades de la particular inserción de México en la economía mundial y de los poderes fácticos que la han conducido. Su modus operandi corresponden a los de la agenda neoliberal del capital financiero global, las grandes multinacionales y la oligarquía mexicana. Es en tal sentido que podemos hablar de la existencia en México de un régimen político particular, el régimen neoliberal, que sustituyó al antiguo régimen de Partido de Estado. Desde esta perspectiva hay un hilo de continuidad entre las distintas administraciones del gobierno federal desde el gobierno de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) hasta el presente gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018). Las administraciones intermedias entre ambos han sido tan sólo capítulos de un mismo orden autoritario, con una pluralidad política muy restringida, bajo la superficie de una competencia política electoral, inconsistente y sesgada por la fuerza abrumadora del gran capital nacional y extranjero. El régimen neoliberal ha sido el orden político adecuado para dar cauce a la voluntad política de los nuevos dueños del país, y mediar, con escasa tolerancia, con los diversos estamentos sociales, o fuerzas locales y regionales, de tras de una supuesta descentralización. En el debate abierto sobre el régimen político realmente existente en el México de las primeras décadas del siglo XXI son de interés cuatro textos que establecen los elementos fundamentales de una discusión en curso: Nuestra tragedia persistente...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA