Política antimonopolio o de competencia económica

AutorCarlos Vital Román Sánchez
Páginas105-130
DERECHO DE CUMPLIMIENTO EN MEXICO 105
CAPITULO IV
POLITICA ANTIMONOPOLIO
O DE COMPETENCIA ECONOMICA
¿Qué estudia el Derecho de Competencia Económica?
El Derecho de la Competencia Económica (en inglés Competi-
tion Law, conocido en Estados Unidos como Antitrust Law) es la
rama del Derecho que se encarga de regular el comercio y la com-
petencia leal, mediante la prohibición de restricciones ilegales, la
fijación de precios y los monopolios. Busca promover la competen-
cia entre las empresas existentes en un mercado y el fomento de la
calidad de bienes y servicios al menor precio posible, garantizando
una estructura de mercado eficiente.
El “Antitrust” tiene su origen en el Derecho de los Estados Unidos.
El nombre se debe a que esta rama del Derecho fue creada para
combatir los monopolios de comercio. Posteriormente, otros países
adoptaron el Antitrust en su ordenamiento jurídico utilizando otros
términos como “leyes de competencia”, “de libre competencia” o
“antimonopolios”. En la actualidad, la mayor parte de los países
industrializados y algunos países en desarrollo tiene leyes Antitrust.
El objetivo del Derecho de la competencia es promover la “com-
petencia justa” entre las empresas. Ha tenido un efecto importante
en las prácticas empresariales y la reestructuración del sector in-
dustrial en los países donde se ha adoptado. Basadas en la premisa
que el comercio libre beneficia tanto a consumidores, empresas y la
economía en general, la ley prohíbe distintos tipos de restricciones
comerciales y el abuso de la monopolización.
Desde un punto de vista general, estas restricciones pueden ser
de cuatro tipos distintos: acuerdos horizontales entre competido-
res, acuerdos verticales entre compradores y vendedores, el abuso
de una posición dominante (monopolio) y las fusiones. En el caso
europeo se prohíben también las ayudas de Estado31.
31 Wikipedia
EDICIONES FISCALES ISEF 106
Derecho de Competencia Económica en México
Los antecedentes históricos del Derecho de la Competencia en
México se remontan al año 1857, año en el cual se incluyó por pri-
mera vez en la Constitución Política de nuestro país una regulación
en materia de monopolios. En el año 1934 se emitió una legislación
reglamentaria que inicia la aplicación del precepto constitucional.
En este año, se publica la Ley Orgánica del artículo 28 de la Consti-
tución Política en materia de monopolios.
El conjunto de normas que regula la competencia en México es-
tán contenidas en la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE), la
Ley de Comercio Exterior y el Reglamento de la LFCE. La normati-
va mexicana vigente está orientada al establecimiento de un orden
económico que proteja la competencia en los mercados. Para tal
efecto, el Estado es el encargado de llevar a cabo la planeación,
conducción, coordinación y orientación de la actividad económica
nacional.
Los fundamentos más importantes del Derecho de la Competen-
cia Mexicano, se encuentran principalmente en los artículos 5, 25 y
28 de la Constitución.
El artículo 5o. de la Constitución señala lo siguiente:
“ARTICULO 5o. A ninguna persona podrá impedirse que
se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo
que la acomode, siendo lícitos. El ejercicio de esta libertad
sólo podrá vedarse por determinación judicial, cuando se
ataquen los derechos de tercero, o por resolución guber-
nativa, dictada en los términos que marque la ley, cuando
se ofendan los derechos de la sociedad. Nadie puede ser
privado del producto de su trabajo, sino por resolución ju-
dicial.”
Asimismo el artículo 25 de la Constitución señala la facultad del
Estado de intervenir en la economía, en los siguientes términos:
“ARTICULO 25. Corresponde al Estado la rectoría del de-
sarrollo nacional para garantizar que éste sea integral y
sustentable, que fortalezca la Soberanía de la Nación y su
régimen democrático y que, mediante la competitividad,
el fomento del crecimiento económico y el empleo y una
más justa distribución del ingreso y la riqueza, permita el
pleno ejercicio de la libertad y la dignidad de los indivi-
duos, grupos y clases sociales, cuya seguridad protege
esta Constitución. La competitividad se entenderá como el
conjunto de condiciones necesarias para generar un ma-
yor crecimiento económico, promoviendo la inversión y la
generación de empleo.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba