Pensiones y jubilaciones en México: Situación actual, retos y perspectivas - Núm. 2-2017, Enero 2017 - Estudios del Centro de Estudios sociales y de Opinión Pública (CESOP) - Libros y Revistas - VLEX 677961833

Pensiones y jubilaciones en México: Situación actual, retos y perspectivas

Autor:Grupo Interdisciplinario de Investigaciones Sistémico-Interpretativas, S.C.
Páginas:3-95
 
EXTRACTO GRATUITO
3
Introducción
El presente estudio tiene como propósito ofrecer un panorama del problema del
sistema de pensiones y jubilaciones en México, para encaminar la búsqueda de
soluciones integrales que den sostenibilidad de largo plazo al sistema, sin afectar
la economía de los trabajadores en retiro.
Para cumplir con el propósito, se inicia haciendo un breve recorrido por la historia
de los sistemas de pensiones y jubilaciones en México. Allí se observará cómo ha
evolucionado el abordaje que se ha realizado legalmente al tema del retiro de los
trabajadores mexicanos. Se revelará que, desde sus orígenes, no se estableció un
sistema nacional; o un modelo único a seguir, lo que cultivó un elevado nivel de
fragmentación, la cual es ubicada como una de las condiciones de posibilidad para
las circunstancias que hoy, y hacia el futuro, presenta ese sistema.
El segundo capítulo comienza identificando diferentes etapas de los sistemas de
retiro en el país. Allí se proponen, para efectos de la identificación del problema,
tres grandes momentos: la etapa de la “Satisfacción de las exigencias sociales”; la
etapa del “Control político”; y finalmente, la etapa dedicada al “Saneamiento
financiero institucional”. Lo que se plantea al hacer tal clasificación es mostrar
algunas de las raíces históricas más profundas de la situación actual. Además,
evidenciar las injusticias que se han derivado de los intentos de solución a la
problemática de las pensiones en México. El capítulo continúa planteando la
posibilidad de encaminar al sistema a una nueva etapa, en la que se intente
satisfacer tanto la sanidad de las finanzas públicas, como la posibilidad de una
vida de retiro digna para los trabajadores mexicanos. En la búsqueda de ese otro
modelo, se hace una breve revisión del panorama a nivel internacional, en
particular, en países de América Latina cuyas circunstancias son más similares a
las nuestras que, por ejemplo, lo que se vive en Europa o en el Norte de nuestro
continente.
El capítulo 3 está destinado a hacer un recorrido rápido por las reformas y
cambios legislativos que se han llevado a cabo a nivel federal sobre los principales
mecanismos de retiro, concluyendo que, hasta el momento, no se ha logrado
4
apuntar a los temas de fondo; motivo por el cual, el sistema continúa avanzando a
velocidad acelerada hacia la tormenta. La razón fundamental por la que las
reformas no han logrado resolver el problema es que los cambios han sido
destinados a una parte del sistema y no al sistema en su integridad. Cada vez que
se ha tocado legislativamente el tema, ha habido grandes ganadores y grandes
perdedores, profundizando además las injusticias que de origen han estado
sembradas en el sistema de retiro en México.
¿Qué ha fallado?” es precisamente la pregunta que guía el Capítulo 4. Allí se
despliega un diagnóstico de las principales causas que han conducido al problema
y al fracaso, parcial o total, de las soluciones previamente intentadas. Como se
dijo párrafos arriba, no se trata de ubicar culpables, sino de ganar la mayor
comprensión posible del problema a efectos de ofrecer lineamientos generales
para su atención que, como ya se anunció también, es el propósito central del
estudio.
El capítulo 5 está destinado a mostrar qué ocurriría, en función al impacto en la
economía, si no se atiende el problema. Siempre existe la opción de dejar pasar
los asuntos que están causando algún daño, no obstante, tal decisión debe
tomarse de la manera más consciente posible, lo que implica que se tienen claras
las consecuencias y los precios que se tienen que pagar por no actuar.
Finalmente, el último capítulo tiene la función de presentar algunos de los
lineamientos generales para atender el problema actual. Se destacan, entre otros
asuntos, la necesidad de considerar en la solución la totalidad de los aspectos
involucrados en el sistema de pensiones y jubilaciones de México; la obligación de
reducir la fragmentación del mismo; la urgencia de involucrar a todos los sectores
implicados en la construcción de mecanismos, bajo la convicción de que todos
tienen que poner de su parte, aunque ciertamente, quienes han ganado más de
forma tradicional, deben ser los más dispuestos a ceder en esta ocasión; y la
exigencia de encaminar soluciones de largo plazo y alcance que no se limiten a
salir del apuro momentáneo, sino que piensen en el inexorable avance del tiempo
y el cómo éste trae consigo, por necesidad, transformaciones profundas de los
escenarios y sus demandas.
5
Capítulo 1
Breve historia de los sistemas de pensiones y
jubilaciones en xico
De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática
(INEGI), en 1930 la esperanza de vida de los mexicanos era solamente de 34
años. En 2015 es casi de 75 años1. En 1930, únicamente un 4 por ciento de la
población −que en aquel entonces alcanzaba los 16,552,722 sobrepasaba los 60
años de edad (INEGI, 2001). En la Encuesta Intercensal 2015, realizada por el
INEGI, se contaron 119 millones 530 mil 753 habitantes en México. Se determinó
que 9 por ciento de la población cuenta con 60 años o más. Para el 2050, el
Instituto estima que más de una cuarta parte de la población será mayor de 60
años2. ¿Cómo se sostendrá económicamente ese sector de la población? ¿Qué
costo representará para el país? ¿Resistirán los sistemas de pensiones y
jubilaciones en México la carga que se les avecina?
Entender el devenir histórico de un fenómeno como el sistema de pensiones y
jubilaciones en México es una necesidad ante la consciencia de que la situación
actual tenderá a complicarse más con el paso del tiempo si no se toman las
medidas pertinentes. No se trata de encontrar culpables sino de ganar
comprensión en torno a una situación específica para atenderla de la mejor
manera posible. Aquí y ahora, lo cierto es que la federación y las entidades se
encuentran en las proximidades de una crisis severa motivada por un sistema −o,
para ser más precisos, sistemas− de pensiones y jubilaciones q ue serán
insostenibles en el mediano plazo. Allí, delante de todos los mexicanos, hay una
tarea que atender que es de suprema relevancia para el futuro de la nación.
Es importante aclarar que, dado que en México existen múltiples esquemas de
retiro, resulta inviable e impráctico rastrear el despliegue histórico de todos y cada
1 Según el estudio Esperanza de vida al nacimiento/ Sexo y entidad federativa, 2010 a 2015 del INEGI, la
media a nivel nacional es de 74.9 años; por entidades: Nuevo León y la Ciudad de México presentan la
mayor esperanza de vida con 76 años; en caso contrario se encuentran Chiapas, Chihuahua y Guerrero con
casi 73 años.
2 De acuerdo con datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA