El Movimiento para Medir el Bienestar - Núm. 2014, Enero 2014 - Informes Sobre la Seguridad Social en America - Libros y Revistas - VLEX 489414790

El Movimiento para Medir el Bienestar

Páginas:5-13
 
EXTRACTO GRATUITO
5
CAPÍTULO 1
EL MOVIMIENTO PARA MEDIR EL BIENESTAR
U
1.1 Introducción
na meta indiscutible de los Estados
contemporáneos es aumentar la calidad de
vida, el bienestar de cada persona, lograr
la igualdad y la paz. La seguridad social es una
herramienta principal para proteger a las personas
sobre la economía y los ciclos de vida. La medición
del bienestar y los resultados de la política social
son un reto para recabar opiniones coherentes e
informadas del Estado, de la sociedad y de cada
individuo. En la era de la información, para apoyar
tanto las decisiones individuales como la
implementación de políticas públicas, hay una nueva
ventana de oportunidad para desarrollar
metodologías que proporcionan mejoras en las
mediciones del bienestar. Se puede producir gran
cantidad de información, los científicos sociales
pueden desarrollar mejores modelos y los gobiernos
pueden lograr reducir los costos de organización
de bases de datos estadísticos. Sin embargo,
todavía hay un limitado impacto real en la medición
sistemática del bienestar. El mensaje del Informe
sobre la Seguridad Social en América 2014 para los
gobiernos y las instituciones es que los beneficios
de invertir en este campo serán de uso significativo
para desarrollar políticas y mejorar los resultados
de los programas sociales.
La época industrial motivó a las sociedades
humanas a medir el bienestar de una manera
sistemática, comparando la evolución en el tiempo
y a través de grupos sociales y a realizar
comparaciones internacionales e interregionales.
Hasta el siglo XX, los principales esfuerzos fueron
orientados a medir las actividades en los mercados
para vincular el uso de insumos materiales con
productos del mercado. Siempre se entendió que
valoramos importantes cosas que se encuentran
fuera del mercado, y que incluso, el enfoque de
ingreso nacional es insuficiente. Sin embargo, los
organismos estadísticos y económicos no tienen
acceso a un marco teórico adecuado, e incluso
cuando la "revolución de microdatos" estaba
ganando fuerza desde los años cincuenta (Heckman
2001), en el siglo XXI el costo ha sido lo
suficientemente bajo como para permitir la
obtención de cantidades masivas de datos en
muchas actividades personales y en los Estados.
A partir de los años cincuenta, los economistas
comenzaron a desarrollar el enfoque de capital
humano, vinculando el uso del tiempo por los
individuos con sus ingresos y su riqueza. Pronto,
las evaluaciones integrales de cualquier actividad
humana comenzaron a realizarse. También se
comenzaron a desarrollar métodos para medir el
valor agregado al riesgo y a servicios vinculados a
los puestos de trabajo, actividades domésticas o
transporte. Los centros de información estadística
empezaron a desarrollar nuevas encuestas para
medir estos fenómenos. Se comenzó a medir el uso
del tiempo, porque estaba claro que los resultados

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA