Las medicinas complementarias en México - 19a Ofrenda al Día Mundial de Nuestra Madre Tierra - Libros y Revistas - VLEX 698161505

Las medicinas complementarias en México

Autor:Guillermo Mendoza Castelán
Páginas:185-193
 
EXTRACTO GRATUITO
185
Las medicinas complementarias en México
Guillermo Mendoza Castelán
Una de las más grandes interrogantes del ser humano la constituye la vida misma. A pesar
de que somos seres vivientes, y experimentamos la vida a cada instante, no sabemos qué es,
cómo se ha originado o por qué somos concientes de estar vivos.
Numerosos teólogos, filósofos y biólogos, entre otros, han dedicado sus vidas a develar
este misterio y, aunque han logrado avances notables, aún no existe una teoría satisfactoria
que explique por qué estamos vivos. Lo único que la experiencia cotidiana nos ha enseñado
es que todo principio tiene un final. El sol, que inflama de vida a nuestro planeta, algún día
se extinguirá para no brillar nunca más. Desde los más humildes organismos microscópicos
hasta las estrellas más brillantes, nacen y mueren a cada momento.
En la escala de tiempo geológico, hace apenas un breve tiempo que apareció la vida en
nuestro planeta y, en sólo un parpadeo, el ser humano emergió del reino animal para, supues-
tamente, enseñorearse sobre la Tierra y explotarla para satisfacer su vanidad y sus caprichos.
A pesar de los innegables beneficios de la ciencia y la tecnología, su utilización inadecuada
por la ambición desmedida de unos cuantos, hizo aflorar la capacidad humana destructiva
para devastar en un instante lo que a la naturaleza le costó millones de años construir.
A pesar de la difícil sobrevivencia de nuestro planeta, algunos científicos intentan escapar
de la vida efímera y afirman que alcanzar la inmortalidad sólo es cuestión de tiempo, pero
antes de que nuestro sol se apague ya no existirán huellas de nuestros pasos por el mundo, y
los esfuerzos para trascender y alcanzar la eternidad habrán sido como una chispa sin luz en
la inmensidad del universo.
Pero es inútil preocuparnos por un pasado que sólo existe en los recuerdos, o por un
futuro que aún no llega. Sólo el presente tiene la magia de permitirnos ingresar al tiempo,
al espacio y a la existencia, por ello no debemos preocuparnos, sino ocuparnos de servir a
nuestros semejantes construyendo un mundo mejor para las generaciones futuras que darán
continuidad a nuestra especie.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA