Madame Calderón de la Barca - 1959 - Alacena de minucias (1951-1961) - Libros y Revistas - VLEX 686545101

Madame Calderón de la Barca

Autor:Andrés Henestrosa
Páginas:650-652
 
EXTRACTO GRATUITO
650
ANDRÉS HEN ESTROS A
Diccionario de la Academia Española, por las palabras que se usan en la Re-
pública de México como parte del dialecto castellano que en ella se habla”.
Creemos que nuestro lamento por su escasa difusión no durará mucho, pues
hay una editorial en formación que piensa editar este libro, así como otros no
menos raros e importantes, como la primera Histo ria de l a literatura mexica-
na, cuyo autor es un distinguido estudioso del Occidente, el doctor Miguel
Galindo.
Volviendo a Melchor Ocampo, recordaré algunas palabras que puso en
la introducción: “…al emprender la publicación de los apuntes que una larga
travesía por mar nos hizo recoger y que en un deseo de servir en algo nos
movió a coordinar y hacer imprimir, pretendemos solamente dar el catálogo
de algunas de las voces que conocemos en México, las unas como peculiares a
nosotros, las otras son nacidas en España, pero no explicadas en el Diccionario
de la Lengua. Pero hemos querido darlas a conocer tales como ellas se usan
y pintarlas como suenan en casi todos los labios mexicanos. No ha sido, pues,
necesario, separarnos un tanto de la Ortografía usual, a fin de que nunca se
dude sobre el valor de los signos que empleamos, pues creemos que es este
el único modo de hacer constar este hecho: los mexicanos del año de 1844,
hablaban así. ¿Hacían bien? Nosotros creemos que sí”.
Después de estas palabras vienen los argumentos para justificar esta afir-
mación. Pensamos que si se edita este ensayo, ganará no solamente el presti-
gio del ilustre pensador mexicano, sino el conocimiento de un literato más y
sus aportaciones al conocimiento de la lengua mexicana, en una época en que
no se contaban con elementos tan valiosos como las investigaciones del “Se-
minario de cultura náhuatl” que dirige el sabio Ángel María de Garibay K.
23 de agosto de 1959
Madame Calderón de la Barca
Son muchos los viajeros que a su paso por México nos han dejado sus impre-
siones, en muchos casos sagaces, en otros superficiales y ligeros; pero siempre
destacando alguna nota que nos es de gran utilidad en nuestros días para
conocer la vida mexicana, bien sea de principios del siglo pasado, mediados o
fines; épocas todas en las que la sociedad nacional cambiaba con una celeri-

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA