Lesiones - Delitos contra las personas - Asociación de la Medicina Legal. Derecho Punitivo - Libros y Revistas - VLEX 702016377

Lesiones

Páginas:121-147
 
EXTRACTO GRATUITO
·,
,·tii
'
·'
,,, , . · ·,
;;f
,.,
''!.
?
JJ
~
Bajo
el
nombre
de lesion
e~
.
,~
e com-
'
·,
rq : 1J
i-ende1
~_
np
sólcmiente las h
l}
1
:1
//as, es-
t;
rn·iaci
on
e
s,
C()i{tllS
iones,
fra
ctzó;as1
·
''
: ' c~i'slo
'c
licio
'fl
es-
71
q11em
Ct
(Z1
i.
1·ds
;
sino
to
'-
• , ·
eta
alteración
en
(a
sal-ucl
y
ualqy
ie- ,
· :,
f?
ra
otro:
d.
o q iie liPjelm.ella1na
terial
'
, .
en
e( cuqrpo l
1u
11;ano, s i es9s
ef
rctos
.•
.-
1 ' ' son ¡n'oclucidos p
or
ima
·
cm1
:
~a
:
e,c
-
trema
. , .
Art'. del
Cúcti
2;o'Penal.
>
1:
1'
-t
'.,
~
,,
'
Es
.<;ie
tt0 ,como ·dice el ,artículo ·
511
·
.der
06
<il
fgo Penal,
que bajo el.
n'ombr-e
de
. lesiónés' se entiende todó daño1
que d
t)
;je
1
hue11a
nia:te.rial en¡el cuerpo
humano;
y lo
~s
tal'nbién
q,ue
. la fraoción
IV
:-:
del segtmdo artíc
Üh:i>
, ;deja á
}uicío del Juez, ·
I.ii
esti:qiacifoP del perjuicio
que
•.
:(
con
la
de
fo
rmidad) resiérita el.ofendido; peFor
ésto
.es.
inuy
va- ;
gG,
mll'y:
ilideterminado, '
para
.
que
·;
la
jnstiéia .
pneda
te-
ner
una
aplicación exacta.-
.P.c;l.ra
,demost
rar
la,
Glefi
cieu-:..
cia
de
1,a
ley
.penal, bas
tc
fs6lo· somete1< ese -arbitrio' ju~
dicial á ,
un
1ijero
examen
· de consecüencias_.
La
. lesión ·
qne se re,eibe,
en
la
cara y -deja .huella visible,
trae
· con~
sigo
la
, deformidad
,;
pues
que
altera
·,
la
ai·n1onía
del
,
ros~
tro,
ár
"
11:i,0hía
que
se
constituye
por
la
· ninguna . altera-
ció
i;i
,
de
, la,s fa~cion
qs
simétricas, y
q_:úe
la
defo
ri1
1id
acl
cambia
en
-aspecto según ·
sea
el sugeto· que
la
padece.
-'
--
-··
'116
La importancia.de
fa
deformidad que la lesi6n produz-
ca· en el que la resiente, puede estimarse_ bajo tres pun-
·-
~
os
distintos: és
to
es, según la posición social del
.,
pa-
ciente, según educación de éste y s,egún su sexo.
La
cicatriz en
un
soldado püede estimarse bajo dos
puntos de vista distiñtos: eLuno, si es recibida en cam
.:.
páña;
el
otro si es rec
ibid,íl
en riña ó fuera de ella; pero
por mano de persol'la tal y en.tales circm1stancias, que la
, ~existencia de
la
lesión sea ·vergonzosa para el individuo
que
la
resiente.
En
el primer caso, la Gicatriz es
un
tim-
bre
de gloria; en el segundo
un
motivo de bochorno y de
justaverguenzá,
mifs,
pór regla general, la lesión que su-
fre
U:n
soldado en ia
w:i
ra,
es motivo fnuy inferior de pe-
-
na
para 'el paciente que cuando éste se encuentra en dis-
tintas· condiciones; porque el que acepta como una pro-
fesión el ejercicio de las armas,
no
está
distante de ver-
~
, se
Iesion3<do,
y la lesión que no reciba en cumplimiento ·
de,
su
deber, encubriendo hábilmente
su
origen cuando
ést
~ sea, vergonzos~, no puede ser motivo ·de rypulsión
hacia el individ:uo que la resiente, · porque es presumí-
/ . .
. ble que
la
recibiera
en
campaña, y nunca en otras cir-
. cun~tancias,-á menos que sea convencido
de
ellas .
. Esto· que hemos dicho con refer(mcia al soldado, no, ,
es' aplicable .al hombre en general; -porque si
un
sugeto
de posición social conocida recibe una lesión en el
ro'S-
tro, y
no
tiene en
su
abono el ejercicio de
las
armas, la
cic,atriz ser~· siempre para
él
motivo
del
desprecio
pú-
blico, de
la
pública desconfianza contra'
su
persona; y •
en
.
este
caso, el-perjuicio que resient
e.
~s
incalculable.
, - Si
por:
el contrario, el individuo lesionado pertenece
á las últimas
..
capas sooiales~ á
es.a
esfera -
q-µ.e
'hemos ·
I

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA