Introducción

AutorMaría de Montserrat Pérez Contreras
Páginas7-8

Page 7

Perspectiva actual del matrimonio y el divorcio

Hoy día, el tema del divorcio resulta de gran actualidad e interés social. El matrimonio ya no se encuentra restringido a la unión de hombre y mujer, sino que, aunque no es explícito en la ley debido a su redacción, se puede contraer libremente por dos personas, independientemente de su sexo, siempre que se reúnan los requisitos establecidos para este fin. El divorcio, en razón de lo anterior, puede ser solicitado ante la autoridad competente, tanto por matrimonios heterosexuales como por matrimonios de parejas del mismo sexo en las mismas condiciones; de otro modo estaríamos frente a actos de discriminación.

El objetivo de este libro es proporcionar al lector un conocimiento particular de la figura del divorcio en el derecho vigente; con una visión general de los conceptos fundamentales, para ofrecer una mejor comprensión del concepto, características, consecuencias y procedimientos que atañen al divorcio; así como de las consecuencias, derechos, deberes y obligaciones que derivan de este trámite y concluyen el matrimonio de conformidad a la ley.

Concepción general de matrimonio

Para entender el concepto de divorcio, primero hay que comprender, en términos tanto legales como clericales, que el matrimonio es la unión reconocida entre dos personas por el Estado, celebrada por el juez del Registro Civil como autoridad designada para ello en la ley, o por autoridades eclesiásticas, cuyo objetivo, a través de su regulación, es crear medidas para la protección tanto de los esposos como de sus hijos. Esta unión genera entre ellos deberes de solidaridad, cuidado, respeto, manutención, etcétera.

Concepción general de divorcio

El divorcio es, a grandes rasgos, el término de la unión matrimonial, cuya disolución está sujeta a las condiciones establecidas en el derecho civil y en el derecho canónico, dirigidas a proteger la integridad física, psicológica, emocional, económica y patrimonial de los miembros de la pareja que se divorcia, así como de los integrantes más vulnerables de su familia: los hijos.

Los cónyuges pueden solicitar el divorcio de manera conjunta o individual, siempre que se cumplan los requisitos de ley, en este caso, los establecidos en los códigos civiles o familiares de cada entidad federativa, sea cual fuera el tipo que se quiera...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba