Enseñanza de la Contaduría: expectativas - Núm. 104, Septiembre 2020 - Revista Contaduría Pública - Libros y Revistas - VLEX 847610006

Enseñanza de la Contaduría: expectativas

Autor:Carlos Enrique Pacheco Coello
Cargo:Docente, Consultor e Investigador
Páginas:52-53
 
EXTRACTO GRATUITO
Enseñanza de
la Contaduría:
expectativas
DR. CARLOS ENRIQUE PACHECO COELLO
Docente, Consultor e Investigador
pcoello@correo.uady.mx
Con frecuencia, los docentes que imparten clases
en las universidades sobre la información admi-
nistrativa utilizan libros de texto que en su mo-
mento fueron buenos, pero que ahora ya están
desactualizados, debido a los rápidos cambios de
los problemas a resolver y sus metodologías aplicables.
Adicionalmente, estos libros incluyen las versiones del
estudiante y del profesor, esta última incluye las reso-
luciones de los ejercicios y problemas planteados en
el libro; los docentes suelen aplicar exámenes con los
ejercicios del libro, apegándose totalmente a las res-
puestas ahí planteadas, de manera que si el estudian-
te no responde igual que lo que se señala en el libro
su calicación es de cero, con los efectos negativos de
desmoralizar a los futuros profesionales, quienes de-
sertan o cambian de universidad o de carrera.
El índice de reprobación en esta asignatura es de 95%,
aproximadamente, y sus efectos inmediatos signican
un alto costo que por alumno gestionan las universi-
dades, el cual se eleva más si desertan los estudiantes.
En este sentido, lo más importante para una universi-
dad es cumplir con su misión de formar profesionales
de alta calidad para apoyar a las empresas con visión
virtuosa para que sean competitivas.
Para lograr la comprensión de los lectores de este
artículo, expondré algunos ejemplos típicos que se
plantean en estos libros de texto y que por lógica es
imposible poder plasmar en ellos las reexiones per-
tinentes en ambientes reales, las cuales dependen del
giro, entorno, tamaño, entidad, cultura y otros referen-
tes de vital importancia.
Primer caso
Un restaurante especializado en comida francesa
trajo a un cocinero de Las Vegas, quien tenía un
tiempo efectivo de 10 horas diarias y no se pensaba
contratar a otro cocinero; asimismo, para no perder
la calidad de los platillos vendía tres tipos de ali-
mentos: crepas, carnes y quesos. El estudio de tiem-
pos y movimientos determinó que para elaborar las
crepas se requerían 10 minutos; los quesos, 16 minu-
tos, y las carnes, 25 minutos. A su vez, la demanda
de los comensales era de 30 órdenes de crepas, 15 ór-
denes de quesos y 25 órdenes de carnes. Después de
hacer los cálculos se llegó a la conclusión de que de-
bido a los márgenes de contribución por platillo y el
tiempo de preparación de los alimentos, en función
del tiempo del cocinero de Las Vegas, solo se podían
vender dos órdenes de carne sin que los clientes no
se molestaran y pidieran otros platillos. Esta era
la respuesta base para que el profesor evaluara a sus
alumnos con calicación aprobatoria si estaba igual al
libro de respuestas; de lo contrario, era reprobatoria.
¿Usted qué opina?
Permítame hacer las siguientes reexiones:
1. ¿Usted si va por carne, acepta otro platillo?
2. ¿Será que no se puede, mientras se cocina la
carne, preparar los quesos y, en otro momento,
preparar las crepas?
3. ¿Será que no se pueda contratar a otro cocinero
para preparar los ingredientes, m ientras el coci-
nero le da los puntos nos?
4. ¿El cocinero trabajaría las 10 horas dia rias sin
comer y sin descansa r?
Se puede llegar a la siguiente conclusión: los docentes
deben estar preparados para que las futuras generacio-
nes de egresados sean competentes para reexionar y
no para aprender de memoria fórmulas que a veces ni
ellos entienden, y no enseñar para memorizar a los
alumnos sin poner escenarios y aportar alternativas
de solución.
Segundo caso
Una empresa que prepara pinturas para el hogar
vende tres tipos de pinturas: azul, rojo y amarillo.
Sin embargo, tiene como restricción que requiere
una máquina especial para preparar las pinturas de
20,000 horas máquina. El tiempo para el color azul
es 10/unidad; el rojo, 20/unidad, y el amarillo, 25/
unidad; la demanda estimada es de 500 galones del
color azul, 1,000 por el rojo y 400 por el amarillo, con
mayor margen de contribución del color amarillo y el
menor margen es el color azul. Después de los cálcu-
los respectivos solo se pueden surtir, por ejemplo, 100
galones del color amarillo. Si no da esa respuesta en
automático el alumno resulta reprobado porque así
está en el libro de respuestas. ¿Está usted de acuerdo?
Me permito hacer las siguientes reexiones:
1. ¿Será que los clientes pidan los mismos colores
al mismo tiempo?
2. En caso de que así sea, ¿mientras se prepara n los
materiales no se puede usar la máquina e spe-
cial, para los otros colores?
No les parece que hay diferentes formas de hacer las
cosas con otras estrategias.
Tercer caso
Un hospital debe tomar la decisión de dejar a su per-
sonal de limpieza o aceptar la oferta de una empresa
tipo outsoursing que ofrece sus servicios por un mon-
to mensual de $19,000.00. En la actualidad, si se que-
da con su personal sus costos variables son del orden
de $19,500.00 por mes; por lógica, la decisión nal se-
ría contratar a la empresa de limpieza por sus costos
menores al mes. Según el libro de respuestas, esto es
lo que se le da al docente para evaluar, lo cual implica
una mala nota para el alumno si su respuesta no se
apega a lo que viene en el texto. ¿Usted qué piensa?
Les sugiero hacer las siguientes reexiones:
1. Desde luego, en este caso no se contemplan los
aguinaldos, la pri ma de antigüedad, el segu-
ro social y otras prestaciones, lo cual s ería un
punto en favor de la empresa de limpieza. Sin
embargo, no hay que olvidar que dicho personal
está dentro de las instal aciones, lo cual le da al
hospital la obligación de cuidarlos.
2. Recordemos que van a trabajar en un hospital,
por lo que la limpieza no será solo dos o tres ve-
ces al día; en el hospital hay enfermos, quienes
vomitan, manchan las s ábanas de sangre, por lo
que es necesario limpiar los cua rtos de hospita-
lización, quirófanos, pisos, ba ños de los familia-
res que acompañan a sus enfermos. Me pregun-
to, ¿lo hará la empresa de limpieza? ¿Usted qué
opina?
Conclusión
Como podemos ver, las soluciones de un libro solo
son ejemplos de respuestas que se aplican sin tomar
en cuenta cada contexto en una organización. Por ello
es importante enfatizar que un docente no solo debe
impartir clases, sino educar para la vida en su hábitat
natural a los futuros profesionales de la información.
Lo anterior, con la nalidad de poder formar a los pro-
fesionistas que un país necesita para crecer y ser com-
petitivos; por consiguiente, se requiere que aprendan
a reexionar y que tomen las decisiones correctas para
agregar valor a las empresas, de manera que estas sean
más productivas.
Ante la entrada de grandes corporaciones de corte in-
ternacional hay que innovar, diferenciarse y solicitar
el apoyo profesional de expertos en la preparación y
análisis de información administrativa, y no dejarse
llevar por las pláticas de café. Las decisiones deben es-
tar sustentadas y tomar en cuenta varios escenarios,
sobre todo en estos momentos en que el ambiente es
más hostil.
Es importante tener en cuenta que nuestra labor como
docentes no es reprobar, sino formar a los estudian-
tes y a las futuras generaciones para que sean compe-
tentes en su labor y cumplan con su misión para con
la sociedad, que paga con sus contribuciones nuestra
educación.
Recordemos no soy de México, soy México.
MISCELÁNEO
52
CONTADURÍA PÚBLICA
53

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA