Producción de la cerámica diagnóstica de grupos de alto estatus, en tres sitios del norte de la cuenca de Sayula, Jalisco - Núm. 59, Junio 2011 - Revista Trace - Libros y Revistas - VLEX 440075990

Producción de la cerámica diagnóstica de grupos de alto estatus, en tres sitios del norte de la cuenca de Sayula, Jalisco

Autor:Franca Mata-Ratkovich
Páginas:40-58
RESUMEN

Con base en el análisis de los materiales cerámicos de los sitios de Cerritos Colorados, La Picota y San Juan Atoyac, se cree que la producción cerámica de los tipos diagnósticos de la fase Sayula era controlada por grupos de elevado estatus social. La élite financiaba la producción cerámica, y por lo tanto establecía reglas en cuanto a la elaboración de las vasijas, la estandarización de sus... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO
TRACE 59 (Junio 2011): págs. 40-58
40
40
D.R. © 2011. Centro de Estudios Mexicanos y Centroamericanos. México, D.F. ISSN: 0185-6286.
www.cemca.org.mx
Producción de la cerámica diagnóstica
de grupos de alto estatus, en tres sitios
del norte de la cuenca de Sayula, Jalisco
Franca
Mata-Ratkovich
[Élite, estandarización, bienes de prestigio, cerámica diagnóstica, complejo olla-copa-cuenco]
[Elite, standardization, prestige goods, diagnostic ceramic, complex pot-copa-bowl]
La cerámica posee como función primaria la de contener, almacenar, procesar y transferir
alimentos y bebidas. Pero también brinda a los arqueólogos datos muy confiables que les
permiten fechar sitios, comprender patrones de intercambio, relaciones sociales y económicas,
etc. (Rice 1987: 274). Por tales razones, los estudios cerámicos son de gran valor para la
investigación arqueológica.
En el Colegio de Michoacán se está realizando, como parte de la tesis de maestría en ar-
queología, una investigación sobre la cerámica como marcador de estatus. La manufactura de
productos de alto valor, como cierto tipo de cerámica, probablemente fue una actividad con-
trolada por la élite; esto da sustento a la hipótesis de que la producción cerámica pudo haber
estado ligada al sistema político y haber constituido un factor clave para mantener unificada
a la sociedad, confiriendo identidad a un grupo.
Resumen: Con base en el análisis de los
materiales cerámicos de los sitios de Cerritos
Colorados, La Picota y San Juan Atoyac, se
cree que la producción cerámica de los tipos
diagnósticos de la fase Sayula era controlada
por grupos de elevado estatus social. La élite
financiaba la producción cerámica, y por lo
tanto establecía reglas en cuanto a la elabora-
ción de las vasijas, la estandarización de sus
medidas, su decoración, la carga ideológica
de esta última, etc. Esta cerámica cumplía
una función particular, relacionada con even-
tos especiales, tales como los banquetes.
No se han identificado los espacios de pro-
ducción de este material, lo que nos obliga a
tomar en cuenta otro tipo de información: por
un lado, los criterios que permiten identificar
la estandarización de los tipos cerámicos; y
por otro, la localización de las fuentes de
arcilla y pigmentos.
Se distinguen dos categorías importantes dentro
de este material: la primera corresponde al com-
plejo de servicio olla-copa-cuenco; la segunda a
los tipos decorativos negativo y cloisonné, consi-
derados bienes de prestigio y producidos con una
tecnología especializa que no era de conocimien-
to común entre los artesanos locales.
Abstract: Based on the analysis of ceramic
materials of Cerritos Colorados, La Picota
and San Juan Atoyac sites, it is believed that
the production of diagnostic pottery for the
Sayula phase was controlled by groups of
high social status.
The elite ruled the ceramic production and
established therefore the rules to follow to
produce tableware, standardized measures,
decoration and related ideological theme,
etc. Usually this diagnostic ceramic has a
particular function and is used in special
events such as banquets.
Ceramic production areas have not been
identified and we must consider other types
of information; on the first hand, the criteria
of standardization identification in ceramic
types and on the second hand, those of clay
and pigment sources.
We can observe two major subdivisions: the
first corresponds to the service-use complex
pot-copa-bowl, the second corresponds to
decorative types negative and cloisonné con-
sidered as prestige goods and produced with
a specialized technology level that was not
common knowledge for local craftsmen.
Résumé : Sur la base de l’analyse du matériel
céramique des sites de Cerritos Colorados, La
Picota et San Juan Atoyac, nous pensons que
la production céramique des types diagnos-
tiques de la phase Sayula était contrôlée par
des groupes jouissant d’un statut social élevé.
Cette élite finançait la production céramique
et, de ce fait, établissait les règles d’élabora-
tion des poteries, la standardisation de leurs
mesures, leur décoration et sa charge idéo-
logique, etc. Cette céramique possédait une
fonction particulière, liée à des événements
spéciaux tels que les banquets.
Les lieux de production de ce matériel n’ont
pas été identifiés, ce qui nous oblige à tenir
compte d’autres types de données : d’une
part, les critères permettant d’identifier la
standardisation des types céramiques et,
d’autre part, les sources d’argile et de pig-
ments. Deux grandes catégories peuvent être
distinguées au sein de ce matériel : la premiè-
re correspond au complexe jarre-coupe-bol,
la seconde aux types à décoration négative et
cloisonnée, considérés comme des biens de
prestige et issus d’une technologie spéciali-
sée, peu familière aux artisans locaux.
Producción de la cerámica diagnóstica de grupos de alto estatus Franca Mata-Ratkovich
41
41
Brumfiel & Earle (1987) proponen dos niveles de análisis de la producción: el primero, que
definen como “especialización asociada”, es el que retomaremos en la presente investigación.
Consiste en la producción de ciertos tipos cerámicos en la cuenca de Sayula. Estaba patro-
cinada por las élites, con el propósito de controlar la distribución y el consumo de bienes de
alto valor.
En cuanto al tipo de evidencia que se espera encontrar en campo para interpretar la organi-
zación de la producción, Costin (1991) identifica dos tipos: la evidencia directa y la evidencia
indirecta. La evidencia directa es la localización de las actividades correspondientes a una
producción específica. La evidencia indirecta no especifica la localidad de manufactura, sino
que consiste en información derivada. En nuestro caso de estudio servirá la evaluación de la
evidencia indirecta, debido a que no se han identificado talleres de cerámica y de actividades
específicas; por consiguiente, será preciso tomar en cuenta otro tipo de información derivada:
por un lado, los criterios que permiten identificar la estandarización de los tipos cerámicos;
y por el otro, la localización de fuentes de arcilla y pigmentos.
LOCALIZACIÓN DE LA CUENCA Y MEDIO AMBIENTE
La cuenca de Sayula se ubica en el Eje Neovolcánico en el Estado de Jalisco, a unos 60 km
al sur de Guadalajara. Al norte colinda con el Altiplano Central, al oeste con la Sierra Madre
Occidental y al este con la Sierra Madre Oriental. La orientación este-oeste está marcada por
un grupo de cinco focos principales de actividad volcánica: destacan el graben Tepic-Chapala
y el de Colima, en cuya intersección se encuentra la cuenca de Zacoalco-Sayula.
La cuenca de Sayula es de tipo endorreica, representada por un complejo geomorfológico
que se extiende sobre una superficie promedio de 700 km2, con un ecosistema muy variado en
un espacio geográfico bien delimitado, que hace de ella una zona favorable para la instalación
de grupos humanos desde tiempos antiguos (Liot & Schöndube 2005: 57-63). Estos grupos
se beneficiaron de diversos recursos naturales. Durante este proceso pudieron surgir sectores
hegemónicos que tendieron a captar y dirigir la adquisición, transformación, distribución y
almacenamiento de ciertos productos. Liot y Schöndube (ibíd.) definen el uso y la explotación
de estos recursos, incluyendo el análisis de dos esferas de la vida económica de las comuni-
dades: subsistencia cotidiana (fauna y recursos vegetales) y actividad artesanal con un grado
tecnológico variable (materias primas y energía calorífica).
ANTECEDENTES DEL PROYECTO
Desde principios de la década de los 1990 se han llevado a cabo investigaciones arqueológicas
sistemáticas en la cuenca de Sayula. Actualmente se está trabajando en el proyecto “La Picota,
cuenca de Sayula, Jalisco: un centro rector del Occidente de México durante el Epiclásico
(600-900 d.C.)”, iniciado en el año de 2007, financiado por CONACYT-SEP con fondos de la
Universidad de Guadalajara y presentado por Catherine Liot, Javier Reveles, Susana Ramírez
y Otto Schöndube. El proyecto pretende profundizar, de manera paralela, en dos aspectos fun-
damentales para comprender el papel de la cuenca de Sayula en la dinámica panregional:
1. La organización del poder político, en específico el control de la producción o abastecimiento
y distribución de productos estratégicos (sal, obsidiana, concha y vasijas especiales de
cerámica) por parte de la élite local (Liot et al. 2007).
2. La participación de la cuenca en las redes de interacción e intercambio del Occidente y
Noroeste de México, a través del rastreo y análisis de artefactos marcadores (ibíd.).

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA