Capítulo 1. Conceptos jurídicos fundamentales - La estrategia fiscal mediante contratos de fideicomiso - Libros y Revistas - VLEX 228532921

Capítulo 1. Conceptos jurídicos fundamentales

Autor:C.P.C. Javier Alejandro Sánchez Vega
Páginas:18-52
RESUMEN

1. Estrategia. - 2. Fisco. - 3. La estrategia en materia fiscal. - 3.1 Concepto. - 3.2 Necesidad de utilizar estrategias. - 3.3 Ventajas de implementar estrategias. - 3.4 Etapas. - 4. Contrato. - 5. Hecho jurídico. - 6. Acto jurídico. - 7. Planear. - 8. Planeación fiscal. - 9. Clasificación de los contratos. - 10. Clasificación por materia. - 10.1 Contratos civiles. - 10.2 Contratos mercantiles. -... (ver resumen completo)

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 21

1. Estrategia

Esta palabra, proviene del latín strategia, y éste del griego otpatnyía, cuyo signi-ficado se refiere al arte de dirigir las operaciones militares, o al arte o traza para dirigir un asunto.1

Por estrategia se puede entender: la aplicación de una técnica, táctica, maniobra, habilidad, destreza, experiencia, conocimiento, pericia o capacidad, con la fina-lidad de alcanzar un objetivo definido.

2. Fisco

El vocablo fisco, deviene del latín fiscus, que significa canasto o bolsa fiscal o de recaudación. Es decir, fisco es igual a: tesoro público, erario, hacienda pública, patrimonio del Estado constituido por sus bienes propios y por las rentas prove-nientes de sus diversos ingresos (Couture, Eduardo J., Vocabulario Jurídico).

Por fisco se puede identificar al Estado considerado como el titular de la hacienda pública, con potestad legal para recaudar contribuciones y exigir el cumplimien-Page 22to de las diversas obligaciones fiscales a los contribuyentes, este concepto tam-bién se entiende como erario público y administración pública.

Por otra parte, la palabra fiscal se define como: adjetivo del fisco o hacienda pú-blica o relativo a él. Entre otros significados: hacendísticos, inspector, monetario, denunciador, fiscalizador, jurisconsulto.2

3. La estrategia en materia fiscal
3. 1 Concepto

En materia fiscal, Eduardo García Maníes, clasifica las normas jurídicas desde el punto de vista de su ámbito material de validez y señala que:3

Esta clasificación tiene su fundamento en la división del derecho objetivo en una serie de ramas. Desde este punto de vista, los preceptos jurídicos agrúpanse en reglas de derecho público y de derecho privado. Las primeras, divídanse a su vez, en constitucionales, administrativas, penales, procesales e internacionales; las se-gundas, en civiles y mercantiles.

Como el nombre lo indica, para obtener un resultado favorable y satisfactorio, es indispensable contar con una estrategia que ayudará a alcanzar los objetivos previstos. Ésta debe ser elaborada con técnicas y metodología especializadas, es decir, deben considerarse los diversos aspectos del contribuyente, tales como: giro o actividad, entorno, capacidad contributiva, número de empleados y forma de contratación, sucursales, procesos comerciales, industriales o de servicios que utiliza, tipo de sociedad, régimen fiscal, número y clase de socios, las leyes que lo regulan, (no sólo en materia fiscal), compromisos con terceros, proyectos de: crecimiento, inversión, venta, fusión, escisión, liquidación, etcétera.

Una vez que se ha realizado la parte de conocimiento preliminar, se procederá a conocer los datos que muestran los estados financieros básicos, contratos para contar con una opinión más sólida de las necesidades de la entidad y estar en condiciones de evaluar y proponer la mejor estrategia, enfocada a las materias: legal, financiera, patrimonial y fiscal, misma que puede hacerse por partes y en forma global.Page 23

Por partes, se hace referencia a que, por ejemplo, puede analizarse la situación legal de la empresa, que implica: la forma de constitución, si ha celebrado asam-bleas, si están formalizadas, los contratos que ha celebrado, si reúne todos los re-quisitos de registro ante las autoridades correspondientes, si ha presentado todos los avisos a que esté obligado, si tiene registradas sus marcas, patentes, etcétera.

La estrategia fiscal se entiende como la aplicación de planes, tácticas, capacidad, experiencia y conocimientos en la materia, con el propósito de alcanzar los ob-jetivos de negocios previamente trazados dentro del marco legal.

La estrategia fiscal es una actividad directiva, tiene por objeto analizar y evaluar el entorno administrativo, financiero, legal, fiscal, laboral y patrimonial que in-fluye en una organización.

En resumen, es una técnica que tiene como propósito influir en los resultados de una organización, optimizando los fines y los medios legales.

3. 2 Necesidad de utilizar estrategias

La utilización de estrategias es necesaria para el desarrollo y permanencia de las entidades económicas en la actualidad, por tal motivo, es recomendable su aplicación para obtener, entre otros, los siguientes resultados:

· Aprovechar los estímulos fiscales.

· Aplicar lo permitido por las leyes.

· Diferir el pago de las contribuciones.

· Disminuir la carga fiscal.

· Programar los resultados.

· Evitar sanciones fiscales.

· Propiciar el crecimiento, fortalecimiento y permanencia en el mercado.

· Disminuir los efectos negativos de la competencia desleal.

· Fomentar la creatividad de los directivos en cuanto al diseño de la empre-sa que desean tener, establecer retos mayores y la forma de alcanzarlos, siempre dentro del marco legal.

· Tener una empresa fiscalmente sana.Page 24

3. 3 Ventajas de implementar estrategias

· La implementación de estrategias ofrece grandes ventajas, entre otras, las siguientes:

· Describir en el presente el futuro de una organización.

· Inducir a los directivos a especificar y a alcanzar sus objetivos.

· Proteger el patrimonio de la entidad económica.

· Detectar anticipadamente el conjunto de oportunidades, ventajas y des-ventajas.

· Constituir un medio de control sobre los resultados esperados y de las áreas involucradas.

· Promover la capacidad de diseño y creatividad para trazar objetivos y pla-nes con efectos financieros, fiscales, legales y administrativos.

· Reducir la incertidumbre.

· Fijar el rumbo o dirección de la entidad económica.

· Contar con puntos de referencia, comparación y medición de resultados.

3. 4 Etapas

Las etapas que deberán cumplirse para la adecuada implementación de estrategias fiscales, son las siguientes:

· Conocimiento de la empresa.

· Definición de objetivos.

· Plan de negocios.

· Normas.

· Lineamientos.

· Políticas.Page 25

· Presentación de escenarios posibles.

· Selección de estrategias.

· Procedimientos.

· Programas.

· Control y seguimiento.

· Evaluación (comparación de lo previsto contra lo real).

A continuación se describen las etapas mencionadas.

Conocimiento de la empresa

Esta etapa es importante, ya que para evaluar las posibilidades de implementar una estrategia fiscal, deben tomarse en cuenta las características especiales de la empresa, tales como: tipo de sociedad, actividad preponderante, régimen fiscal, principales obligaciones fiscales, situación financiera, administrativa, fiscal y le-gal, entorno, principales políticas, tamaño, instalaciones, capacidad productiva, capacidad contributiva, número de trabajadores, bienes, capital, problemas y/o limitaciones, ubicación física, número de personal, resultados obtenidos en los últimos años, proyectos de crecimiento, inversiones futuras, planes de fusión, escisión, etcétera.

Lo anterior dará un panorama general de la empresa y permitirá tener una eva-luación preliminar de las posibilidades de implementar estrategias fiscales, si se justifica o no (razón de negocios), así como detectar los beneficios a que tiene derecho conforme a la ley, los cuales no se han aprovechado.

Para obtener la información que se considere necesaria, es recomendable la uti-lización de cuestionarios, mismos que deberán aportar datos suficientes y obje-tivos.

Al tener toda la información importante de la empresa de que se trata, facilitará una visión general de la misma y ayudará a tomar mejores decisiones, así como a evaluar las posibilidades de éxito en la implementación de estrategias fiscales.Page 26

Definición de objetivos

Esta etapa también es muy importante, ya que aquí se decide lo que pretende realizarse, su importancia, ventajas y desventajas, costo-beneficio, alcance, limi-taciones, oportunidades, riesgos, tiempo, inversión necesaria, capacidad admi-nistrativa, asesoría adecuada y factibilidad.

Plan de negocios

Esta actividad es necesaria, pues no es conveniente que el único fin que se per-siga sea el de disminuir la carga fiscal; por el contrario, siempre deben existir razones de negocios, tales como: expansión, incrementar el número de sucur-sales y de empleos, mayor participación en el mercado, ser líder en su actividad económica, promover productos nuevos, fomentar la investigación, desarrollar nuevas tecnologías, exportar, etcétera.

Normas

Esta etapa consiste en adoptar las disposiciones administrativas y mercantiles que resulten aplicables a los negocios que se desean realizar, tales como: celebración de contratos, actas de asamblea, entre otras.

Lineamientos

Fase que consiste en conocer cuáles son las disposiciones legales en materia fiscal que resultan aplicables al negocio que se pretende iniciar, continuar, mo-dificar o renovar.

Políticas

Son el conjunto de principios internos de la empresa, aplicables al negocio que se pretende emprender, las cuales deberán cumplirse.

Presentación de escenarios posibles

Esta actividad consiste en preparar la estrategia en diferentes situaciones, mos-trando los aspectos positivos y negativos de cada una, sus posibles...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA