La banca de fomento en el financiamiento de la economía mexicana - Cincuenta años de políticas financieras para el desarrollo en México (1958-2008) - Libros y Revistas - VLEX 445538146

La banca de fomento en el financiamiento de la economía mexicana

Autor:Gabriel Gómez Ochoa
Páginas:45-74
 
EXTRACTO GRATUITO
45
La banca de fomento en el financiamiento
de la economía mexicana
Gabriel Gómez Ochoa1
Introducción
Hace alrededor de medio siglo se iniciaba en México un periodo de desenvol-
vimiento de la economía nacional denominado desarrollo estabilizador, que
fue determinante para alcanzar un grado de industrialización que situó al
país como uno de los más industrializados entre los países en vías de desarrollo.
Ese periodo, al paso del tiempo, se ha convertido en un referente obligado ante el
evidente fracaso del modelo de corte neoliberal instrumentado desde principios de
la década de los años ochenta del siglo pasado. El contraste entre ambos modelos es
ineludible, pues la contumacia de las autoridades actuales las lleva a negar la viabilidad
de una intervención estatal más decidida en la promoción del desarrollo económico;
ante esta actitud, resulta necesario el análisis detallado, crítico y ecuánime de las con-
diciones que hicieron posible un desarrollo estabilizador, no con el vano propósito
de regresar al pasado, por supuesto, sino con el ánimo de indagar qué elementos son
imprescindibles para alcanzar un crecimiento sostenido en el largo plazo.
Uno de los elementos que es necesario analizar para poner en claro su aportación
al desarrollo económico es la banca de fomento, pues ahora como nunca antes está
sufriendo la embestida de aquellos que no toleran ver un instrumento nanciero con
tantas potencialidades dentro del ámbito estatal.
1 Profesor de la FES Acatlán.
46
CINCUENTA AÑOS DE POLÍTICAS FINANCIERAS PARA EL DESARROLLO EN MÉXICO (1958-2008)
El presente trabajo tiene como propósito hacer una modesta contribución al aná-
lisis del papel que ha desempeñado el sistema nanciero de fomento en el comporta-
miento de la economía mexicana. Para ello, después de esta introducción, se exponen
brevemente las razones por las cuales debe existir una banca de desarrollo sólida;
enseguida se presentan los antecedentes que hacen surgir a la banca de fomento en
México y las instituciones que la conforman.
En el siguiente apartado se analizan las cifras del nanciamiento bancario en
cinco periodos: a) desde la fundación de los principales bancos de fomento, hasta
antes del desarrollo estabilizador (1933-1957); b) durante el desarrollo estabilizador
(1958-1970); c) el periodo de mayor intervención estatal: 1971-1982; d) la primera
parte del neoliberalismo (1983-1996) y e) los últimos años: (1997-2006). Por último
se recuperan las principales conclusiones del trabajo.
Las razones de la banca de desarrollo
Fallas de mercado irremediables, información incompleta y asimétrica, segmentación
de crédito, cortoplacismo, inestabilidad internacional, comportamientos procíclicos
de agentes privados, etc., son fenómenos que hicieron y hacen necesaria la interven-
ción pública en la actividad económica, en particular mediante un instrumento para
el financiamiento del desarrollo, como lo es la banca de fomento.
Aun en los países desarrollados que tienen sectores nancieros profundos y con
plazos relativamente largos, la banca estatal ha desempeñado una función muy rele-
vante en el nanciamiento de la actividad productiva. En América Latina y el Caribe,
salvo algunas excepciones, los mercados nancieros son pequeños y poco diversi -
cados, tienen pocos instrumentos de intermediación nanciera y de administración
de riesgo si se les confronta con los de naciones desarrolladas. Agudizada por los
periodos in acionarios que ha sufrido casi toda la región en diversas épocas, hay una
alta propensión al nanciamiento de corto plazo. Los mercados de crédito están muy
segmentados, lo que se traduce en escaso acceso al crédito de las pequeñas y media-
nas empresas, campesinos y agricultores pequeños, trabajadores sin historial crediti-
cio, pero con proyectos innovadores. El sistema nanciero mexicano, al igual que el
latinoamericano y el europeo, está dominado por el crédito bancario. La importancia
de otras formas de nanciamiento como serían otros intermediarios nancieros y los
mercados de deuda y capitales es prácticamente nula (Titelman, 2003).
Por otra parte, en México está comprobado que un Estado promotor, a diferencia
de lo que promueve la ideología dominante, puede estimular el crecimiento econó-
mico e, incluso, reducir las desigualdades sociales que hoy son tan apremiantes. Las

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA