El abrigo, un imprescindible para cualquier caballero - Núm. 257, Septiembre 2020 - Revista el Mundo del Abogado - Libros y Revistas - VLEX 847804196

El abrigo, un imprescindible para cualquier caballero

Autor:Justo Grau
Cargo:Licenciado y doctor en comunicación. Maestro en imagen pública y alta sastrería
Páginas:78-80
 
EXTRACTO GRATUITO
78 El Mundo del Abogado
Justo Grau*
El abrigo,
un imprescindible para
cualquier caballero
Como muchas prendas de exterior, el abrigo
tiene un origen militar. Fue la prenda escogida
por los soldados para protegerse del frío hasta
más allá del fin de la Segunda Guerra Mundial.
Al margen de este hecho, durante la regencia
de la reina Victoria (la época victoriana del Reino Unido
que ha dejado un gran legado en cuanto a vestimenta) se
define la forma y el estilo del abrigo como lo conocemos.
El diseño más clásico se caracteriza por su sobriedad,
con pocos elementos ornamentales, y por su largo (más
abajo de las rodillas, hasta la mitad de la espinilla). Es más
informal cuanto más se acerque a la rodilla o cuando la su-
pera por muy poca distancia, hasta el límite de tres cuartos
(a la altura de medio muslo).
El cuello de terciopelo, presente en algunos abri-
gos, debe su existencia al hecho de que, al ser la parte
del abrigo que más roce sufría por su contacto con el
pelo, siempre resultaba más barato y sencillo cambiar
ese pequeño corte de terciopelo que comprar un
abrigo nuevo.
Existe una gran variedad de tipos de abrigos
y también de terminaciones. En este artículo me
centraré en los más oportunos cuando se viste traje
y definiré las características de cada uno, aunque en
ocasiones son muy similares y los diferencian ele-
mentos muy concretos. En nuestra sastrería ofrece-
mos a nuestros clientes todos estos tipos de abrigos,
además de otras prendas de exterior semiformales.
Aunque el tipo de abrigo más extendido es el de
hilera de botones sencilla, el abrigo cruzado aporta
más elegancia, además de mayor protección frente
al clima. En general, aconsejo los colores
que tienen mejor combinación: el azul
marino y el gris Oxford. Asimismo, sugiero
que se tengan al menos dos de los que se
describen en este artículo. Uno de hilera
sencilla y otro cruzado constituyen una
selección perfecta.
Lo que diferencia a un abrigo de otros
es el largo total, las solapas, la hilera de
botones, los tipos de bolsillos en el frontal,
los botones (ocultos o no), el terminado de
los puños y la abertura trasera, fundamen-
talmente. No obstante, vemos con frecuen-
cia en un mismo abrigo elementos de dos
tipos distintos.
Estilo

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA