Los verdaderos móviles de la expropiación

AutorLuis Cabrera
Páginas25-53
LA NACIONALIZACIÓN DEL SUBSUELO
a Constitución de 1917 declaró que el petróleo que se en-
cuentre debajo de la tierra pertenece a la Nación, en vez
de pertenecer, como antes, a los propietarios de las tierras y
que, por consiguiente, sólo puede explotarse mediante una
concesión otorgada por el gobierno. Esto es lo que se llama la
nacionalización del petróleo. Pero esta nacionalización del
subsuelo petrolero nada tiene que ver con la mexicanización de
la industria petrolera.
Con el petróleo resultó lo que con las minas: que, no
pudien do ser considerado como un producto natural de la
tierra, no podía explotarlo el dueño de la superficie, sino que
se formó una industria independiente que requería grandes
capitales para su desarrollo: capitales para explorar los terre -
nos y descubrir los yacimientos; capitales para perforar los
pozos; capitales para construir depósitos de almacenamiento;
25
1Publicado en periódico El Mundo, de Tampico, el 8 de julio de 1938; y
posteriormente en la revista Hoy, en la ciudad de México, el 9 de julio del
mismo año.
LOS VERDADEROS MÓVILES
DE LA EXPROPIACIÓN1
L
capitales para tender los oleoductos que habrían de conducir
el petróleo hasta los puertos o hasta los lugares de consu mo;
capitales para establecer refinerías, y, por último, capitales
para embarcar el producto hacia el extranjero, único lugar
de consumo en la época en que comenzó la industria pe -
trolera.
Los terratenientes de las regiones petroleras no eran ha -
cen da dos de iniciativa, como los de la Mesa Central, sino
co mu ni da des indígenas, pequeños propietarios que vivían
miserablemen te de los productos tropicales en la parte baja
de las costas. Esos terratenientes nunca podían emprender
la explotación del petróleo, y, apenas si por excepción, se
dio el caso de que alguno haya intentado la perforación de un
pozo en sus terrenos.
Esto explica que los propietarios de las tierras, y especialmen -
te las comunidades indígenas de Veracruz, no tuvieran otro
interés en la industria petrolera que lo que les pagaban las
compañías extranjeras por el derecho de buscar petróleo en sus
terrenos, ya fuese en forma de una renta fija, ya en forma de
regalías (o sea, el equivalente en dinero de un tanto por ciento
de los productos obtenidos en los pozos).
Sin el interés de los terratenientes en el desarrollo de la
in dustria; no habiendo capitales mexicanos que se dedicaran
a la extracción del petróleo; necesitándose fuertes capitales
para el desarrollo de la industria, y siendo el petróleo un ar-
tículo de primera necesidad industrial e imperialista en Euro -
pa, nada tiene de raro que la industria petrolera hubiese surgido
desde sus principio por medio de empresarios y capitales ex-
tranjeros, principalmente americanos e ingleses.
El principio de la explotación del petróleo en México coin -
cidió con los pródromos de la Revolución.
26
TEMAS DE REFLEXIÓN DEMOCRÁTICA PARA POLÍTICOS INCIPIENTES

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba