Transformación y decadencia de la democracia cristiana en Latinoamérica - Los partidos democratacristianos en decadencia - La democracia cristiana en América Latina - Libros y Revistas - VLEX 588691550

Transformación y decadencia de la democracia cristiana en Latinoamérica

Autor:Scott Mainwaring
Cargo del Autor:Ocupa la cátedra Eugene Conley de ciencias políticas en la Universidad de Notre Dame
Páginas:478-502
 
EXTRACTO GRATUITO
478
XII. TRANSFORMACIÓN Y DECADENCIA
DE LA DEMOCRACIA CRISTIANA
EN LATINOAMÉRICA*
SCOTT MAINWARING
EN ESTE capítulo se desarrollan tres argumentos. Primero, sostengo que, en
el transcurso del tiempo, los partidos democratacristianos en Latinoamérica
han tendido a volverse menos idealistas y programáticos y a convertirse en
partidos más pragmáticos que procuran atraer los votos de todo tipo de per-
sonas (véanse los capítulos de Paul Sigmund e Ignacio Walker sobre este
tema). Esta transformación no fue lineal ni uniforme; ocurrió más pronto
en algunos países que en otros, y con mayor intensidad en algunos partidos
que en otros, y todos los partidos democratacristianos tuvieron a algunos
pragmáticos al principio y tienen a algunos idealistas en el presente. Varias
fuerzas llevaron a los partidos democratacristianos a seguir este camino
hacia un mayor pragmatismo. Cuando fueron partidos en el gobierno, las exi-
gencias de la negociación con otros partidos promovieron el compromiso y
su alejamiento de la ideología. Los políticos democratacristianos en cam-
paña encontraron que un mensaje ideológico no encontraba resonancia en
las masas de electores. Para ganar votos, los políticos también necesitaban
entre gar bienes y/o crear relaciones personales de lealtad. En países como
El Sal vador y Guatemala, donde los regímenes políticos eran excluyentes y
autoritarios, los democratacristianos se vieron en la necesidad de asegurar
a los oligarcas en el gobierno que ellos no presentaban amenazas radicales.
Sin esa seguridad, los oligarcas habrían continuado gobernando por la fuer-
za, sin elecciones o mediante elecciones completamente viciadas por el
fraude. Los democratacristianos enfrentaban decisiones poco favorables: o
se hacían más pragmáticos o se marginaban.
Segundo, analizo las razones de que los democratacristianos lograran
sólo un moderado éxito electoral en Latinoamérica. Sería fácil subestimar
los éxitos electorales de la democracia cristiana en esta región; la democracia
* Agradezco a Frances Hagopian, Kirk Hawkins, Robert Knight, Fabrice Lehoucq, Andrés
Mejía, Ken Roberts, Timothy Scully y Philip Williams sus valiosos comentarios.
TRANSFORMACIÓN Y DECADENCIA DE LA DEMOCRACIA CRISTIANA 479
cristiana constituyó un partido importante en siete países latinoame ricanos.
Pero desde el punto de vista regional, los partidos democratacristianos no
tuvieron en Latinoamérica la clase de éxito electoral que alcanzaron en Eu-
ropa occidental. Argumento que estas de ciencias electorales fueron re-
sultado ante todo de un ambiente político poco propicio, más que de erro-
res estratégicos o políticos.
Tercero, sostengo que la democracia cristiana tiene perspectivas electo-
rales poco favorables en Latinoamérica. En los últimos tres capítulos se
analizó la declinación de partidos democratacristianos que fueron importan-
tes en Latinoamérica. Los cuatro partidos analizados en estos tres capítulos
han sufrido un colapso, y su resurrección parece poco probable. En vista
de que siempre ha sido limitado el número de partidos democratacristianos
que han tenido éxito en la región, el colapso de cuatro de los más importan-
tes ha de bilitado la presencia de la democracia cristiana. Además, los malos
resultados del PDC chileno en la elección para el Congreso en diciembre de
2001 crean dudas sobre el futuro del que ha sido históricamente el partido
democratacristiano de más éxito en Latinoamérica. Algunos partidos demo-
cratacristianos individuales pueden continuar teniendo éxito, pero a nivel
regional ya pasaron los mejores días (en términos electorales) de la demo-
cracia cristiana.
La razón no es que ocupe un espacio programático inviable, o que la
secularización haya tornado inviables a los partidos democratacristianos;
tampoco se debe principalmente a que estos partidos hayan cometido erro-
res crasos. Más bien, sus malas perspectivas resultan de la con uencia de
dos factores. El bajo nivel de institucionalización y el alto nivel de volatili-
dad que caracterizan a la mayoría de los sistemas de partidos latinoameri-
canos hacen que los partidos que han tenido éxito puedan caer abrupta-
mente. Este fenómeno es cierto para todo el espectro político, en especial
en la derecha y en el centro; no es un fenómeno exclusivo de los partidos de
la demo cra cia cristiana. En principio, sería posible sobre una base regional
compensar la desaparición de algunos partidos democratacristianos con el
nacimiento y florecimiento de otros nuevos. Aquí es donde se presenta
el segundo factor: la falta de apoyo de los católicos para la creación de nue-
vos partidos democratacristianos. Ya pasó el periodo histórico en que los
católicos se sintieron motivados a crear partidos democratacristianos. Sin
un cambio profundo, y que es poco probable, en el pensamiento católico
sobre las relaciones adecuadas entre la fe y la política, hay pocas probabili-
dades de que surjan nuevos y vibrantes partidos de esta orientación para

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA