Servicios públicos - Marginación urbana. El caso del oriente mexiquense - Libros y Revistas - VLEX 685551077

Servicios públicos

Autor:Abel Perez Zamorano
Páginas:107-131
 
EXTRACTO GRATUITO
107
Luego de haber analizado la situación de la vivienda, es necesario acer-
carse un poco más al detalle en lo referente a las condiciones de vida de
los habitantes de la región. Para formarnos una idea más aproximada
de la medida en que realmente se satisfacen las necesidades de sus mo-
radores, estudiaremos en este apartado el entorno en materia de infraes-
tructura urbana y de servicios de que están rodeadas y dotadas las vi-
viendas, pues es sabido que no es sólo la construcción en sí misma lo que
determina la calidad de la vivienda, sino los servicios y características del
área circundante, tanto físicas como sociales.
Según el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos
Humanos (UN-HABITAT),
una vivienda adecuada significa algo más que tener un techo bajo el que
protegerse. Significa también disponer de un lugar con privacidad, espacio
suficiente, accesibilidad física, seguridad adecuada, seguridad de tenencia,
estabilidad y durabilidad estructurales, iluminación, calefacción y ventila-
ción suficientes; una infraestructura básica adecuada que incluya servicios
de abastecimiento de agua, saneamiento y eliminación de desechos, facto-
res apropiados de calidad del medio ambiente y relacionados con la salud,
y un emplazamiento adecuado y con acceso a fuentes de trabajo y a los
servicios básicos, todo ello a un costo razonable (UN-HABITAT, 2007).
En este sentido, la vivienda trasciende los límites de su propia es-
tructura e incluye elementos del espacio cercano, y aun de circuitos leja-
nos. Siendo la pobreza y la marginalidad fenómenos multidimensiona-
les, es necesario abordar su análisis, concretamente en materia de
vivienda, de una manera integral. Así pues, en este apartado se pretende
Capítulo 4
Servicios públicos
Abel Pérez Zamorano
108
ofrecer una visión panorámica del entorno, que complementa las condi-
ciones internas de la vivienda, y para ello se analiza en detalle la situa-
ción de los servicios públicos, específicamente dotación de energía eléc-
trica, agua entubada, drenaje, transporte, comunicaciones, seguridad
pública e impartición de justicia.
ENERGÍA ELÉCTRICA
El acceso al servicio de energía eléctrica es de vital importancia para el
desarrollo de las comunidades, pues “La mayor parte de la actividad
económica no es posible sin energía, y ningún país en tiempos recientes
ha reducido la pobreza substancialmente sin un incremento masivo en
el uso de la energía” (ONU, 2005a: 4). No debiera tener realmente discu-
sión que el acceso de todas las familias a la energía eléctrica constituye
un derecho humano fundamental, sobre todo si consideramos los por-
tentosos progresos de la tecnología, como la exploración de planetas le-
janos y el conocimiento del microcosmos, que de manera sorprendente
ha alcanzado la ciencia moderna. Resulta, pues, inconcebible que millo-
nes de seres humanos en todo el mundo, y en particular en México, ca-
rezcan todavía de este elemental servicio; máxime cuando el uso de la
electricidad es tan intenso en la publicidad y los negocios, mayor aún
debiera ser para atender necesidades sociales.
De acuerdo con el Reporte de Desarrollo Humano de la ONU 2005, en
2002 el consumo de electricidad per cápita (medido en kilowatios-hora)
de algunos países desarrollados fue el siguiente: Noruega, 26.6; Austra-
lia, 11.3; Estados Unidos, 13.5; Canadá, 18.5; Japón, 8.6; Francia, 8.1; Es-
paña, 6.2 y Nueva Zelanda, 10.3. En México, el consumo de electricidad
para este mismo periodo fue de apenas 2.3 kilowatios-hora per cápita.
No obstante esta limitante del parámetro indicado, destaca en primer
lugar el bajísimo consumo de energía eléctrica de los mexicanos, compa-
rado con las naciones mencionadas; peor aún, no olvidemos que se trata
de cifras promedio, muy engañosas, que ocultan disparidades tremen-
das en el acceso a este servicio, pues mientras edificios de negocios, zo-
nas residenciales y comerciales consumen grandes cantidades de electri-
cidad, existen en la totalidad del territorio nacional miles de comunidades

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA