Protocolo familiar - Protocolo familiar - Libros y Revistas - VLEX 764311781

Protocolo familiar

Autor:Mario Soto Figueroa
Páginas:23-49
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 23

Lineamientos del Protocolo Familiar

Puede definirse como un acuerdo marco (firmado por los integrantes de la familia) que regula las relaciones económicas y profesionales entre la familia, la propiedad y la empresa, con la finalidad de garantizar la continuidad y viabilidad de ésta, en manos de la familia a lo largo de sucesivas generaciones.

La existencia del protocolo familiar no es imperativa. Sin embargo, en caso de que tenga lugar su elaboración, dicho acuerdo será de cumplimiento obligatorio para sus firmantes, pudiendo ser objeto de inscripción total o parcial en el registro mercantil para darle publicidad ante terceros. Por ello, a pesar de ser un acuerdo marco que nace de la voluntad de llevarlo a cabo por los miembros de la familia, se trata de un documento de estructura, y lenguaje jurídico, cuyas expectativas de eficacia están puestas, precisamente, en su juricidad; es decir, en la presunción de que, si alguien no cumple, podrá recurrirse a los tribunales para exigir su cumplimiento.1

1.1. 1 Características del Protocolo Familiar

Las características principales de cualquier protocolo familiar son las siguientes:

Voluntariedad. Es un proceso o acuerdo voluntario de autorregulación, ya que no hay compromiso de redactarlo, sino que es la propia familia quien, convencida de sus ventajas y de su utilidad para favorecer el relevo generacional, decide libremente elaborarlo.

Previsión. Es un intento de anticipar y objetivizar las situaciones que puedan plantearse en el futuro, y de proponer una solución para cuando ocurran.2

Particularidad. Documento individualizado que ha de adaptarse a las circunstancias exclusivas de cada familia empresaria.

Page 24

Legalidad. Acuerdo obligacional que no tendrá más límites para la eficacia que los que se deriven de su legalidad.3 Es decir, las cláusulas del protocolo familiar vinculan a los firmantes, siempre que no sean contrarias a leyes imperativas.

1.1. 2 Contenido del Protocolo Familiar

Puesto que el Protocolo Familiar es un documento de redacción voluntaria por parte de la empresa y debe adecuarse a las características particulares de cada organización (generación en la que se encuentra, situación familiar, actitud de los miembros de la familia ante la empresa, objetivos económicos y no económicos a realizar) no se puede hablar de un formato de contenido único, válido para cualquier tipo de entidad. Dependiendo de la empresa que los elabore, podremos encontrarnos con unos contenidos u otros, si bien hay algunos puntos que pueden considerarse básicos:

• Ámbito del Protocolo. Empresa, bienes y personas afectadas por el mismo.

• Misión y valores de la familia.

• Implantación, estructura, composición y funcionamiento de los órganos de gobierno de la empresa. Consejo de administración, director general y comité ejecutivo.

• Implantación, estructura, composición y funcionamiento de los órganos de gobierno de la familia.

• Criterios a seguir para evitar la confusión del patrimonio de la empresa con el de la familia.

• Reglas y principios a seguir en la contratación, evaluación y remuneración de los familiares que trabajan en la empresa.

• Situación accionarial. Distribución del capital, y pautas que continúan en la transmisión y la valoración de las acciones o participaciones sociales de la empresa.

Page 25

• Política de dividendos de la empresa.

• Papel y contribución de la familia a la comunidad social.

• Definición del código ético y del comportamiento derivado, tan-to por los integrantes de la familia como por los miembros de la empresa.

Así, la ética familiar se debe apoyar en los objetivos que persigue la empresa en un sistema de valores que prevalezcan en el ámbito familiar. Debe imponer obligaciones que todos tengan que cumplir, sean parte de la familia o colaboradores contratados.

Evidentemente, es importante establecer que sólo tendrán acceso a puestos de dirección los individuos de la familia que, aparte de ser competentes y estar preparados académicamente, posean los valores definidos por la empresa.

Asimismo, es necesario desarrollar una política de la organización en relación a los estándares de actuación, según los cuales tiene que ser dirigida la empresa. Se requiere definir la política de la misma de acuerdo con las leyes aplicables en cada uno de los ámbitos en que actúa. La empresa persigue la maximización de su valor para los accionistas, sin embargo, la consecución de estos objetivos no debe hacerse a expensas de la honestidad y de las actuaciones justas y, por tanto, no se justificarán conductas ilegales o antiéticas.

Un sistema de valores definido busca recoger y agrupar todos los valores que utiliza la empresa para trabajar y relacionarse. Por lo cual es de vital interés tenerlos claramente identificados, descritos y redactados, para que sea fácil recordarlos y que sean del conocimiento de todos, ya que si se cumplen, benefician en la cultura de la empresa familiar, influyendo en el quehacer diario.

Además, la utilidad primordial que disfrutamos al disponer de esta recopilación del sistema de valores de nuestra empresa familiar será el que nos permitirá diseñar una estrategia para la generación constante y continuada de los valores de la organización empresarial.4

• Promoción de actividades familiares extraempresariales (reuniones periódicas, financiación de proyectos empresariales ajenos a la propia empresa familiar, y programas de desarrollo para los sucesores).

Page 26

• Normas de revisión del protocolo, para evitar que pierda vigencia.

• Sistemas de resolución de conƌictos, como el arbitraje, y penalizacio-nes en caso de incumplimiento.

El mencionado arbitraje es un procedimiento por el cual se somete una controversia, por acuerdo de las partes, a un árbitro o a un tribunal de varios árbitros, que dicta sobre la controversia una decisión que es obligatoria para éstas. Al escoger dicho arbitraje, los sectores optan por un procedimiento de solución de controversias privado, en lugar de acudir ante los tribunales.5 Consecuentemente, el valor que el arbitraje puede ofrecer en materia de empresa familiar es triple:

  1. Calidad. La decisión a la que se arribe será fruto de un análisis cuidadoso por la persona elegida como árbitro.

  2. Especialidad. Cuando en presencia de un esquema de negocios complejo, el árbitro pudiera resolver el conƌicto más adecuada-mente que si se encauzara a litigio en los tribunales ordinarios.

  3. Finalidad. La decisión del árbitro es final. No es objeto de apelación (dicho sea de paso, ello arroja otro beneficio: temporalidad. Se trata de decisiones mucho más veloces que las obtenidas en litigio ordinario).6 No obstante, para conseguir desarrollar relaciones armoniosas dentro de la familia empresarial, tiene que existir una penalización suficientemente fuerte para el culpable, de tal modo que siempre merezca la pena ser honrado. Cuando al incumplimiento se asocia una culpabilidad y una pena, la honradez en la relación será la norma, independientemente de que un familiar tenga la intención o no de defraudar, así la cacofonía o la falta de diálogo y cooperación entre las partes desaparecerán.7 Categóricamente es importante poder dar el salto, pasando de pensar en ser una empresa familiar a una familia empresaria o grupo económico familiar.

Page 27

Justamente, el alcanzar este estatus debería ser el objetivo de los fundadores que anhelan el traspaso generacional exitoso, poniendo en marcha mecanismos emprendedores a fin de generar nuevos negocios que permitan la normal incorporación de miembros de la familia a puestos gerenciales, por la permanente generación genuina de los mismos, siempre y cuando los integrantes en cuestión resulten idóneos para los puestos8.

Lo mencionado anteriormente se suele completar con dos elementos más, uno de introducción y otro de adhesión. En el primero se recogen los motivos que han llevado a la elaboración de este documento, y se realiza una breve exposición de los hitos más importantes acaecidos en la vida de la empresa familiar. En el de adhesión se enlistan las personas que participaron en su formulación y que, con su firma, manifiestan su intención sincera de vivirlo.9

1.1. 3 Tipos de Pactos del Protocolo Familiar

Se pueden clasificar los pactos recogidos en el Protocolo Familiar en tres categorías:10

Fuerza Moral (también llamados pactos entre caballeros). No crean de-rechos ni obligaciones entre los firmantes del documento protocola-rio, por lo que su incumplimiento solo podrá ser objeto de reproche por los miembros de la familia. En general, se incluyen en esta categoría los pactos referentes a normas de conducta o a asuntos relacionados con la ética, la filosofía y los valores que deben inculcarse a los integran-tes de las siguientes generaciones.

Fuerza Contractual Simple. Éstos originan derechos y obligaciones úni-camente entre los firmantes del documento, que los legitiman a acudir al auxilio de los tribunales. Incluyen los pactos relacionados a las nor-mas que regulan el vínculo entre los firmantes, o el de los firmantes con la familia y con la empresa (por ejemplo, los principios generales

Page 28

de la política retributiva de los miembros de la familia, las condiciones de salida de los familiares de la misma, o la incorporación o no de ase-sores externos a los órganos de gobierno de la organización).

Fuerza o Eficacia Frente a Terceros. Son aquellos que, además de vincu-lar a todos los firmantes del protocolo familiar, pueden hacerse valer frente a terceros ante los tribunales competentes. En...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA