El problema de la conservación del patrimonio ferroviario en Jalisco'. (Sintesis) - Núm. 28, Mayo 2013 - Debate Social - Libros y Revistas - VLEX 504753958

El problema de la conservación del patrimonio ferroviario en Jalisco'. (Sintesis)

Autor:Mónica Solórzano
Páginas:1-18
 
EXTRACTO GRATUITO
1
El problema de la conservación del patrimonio
ferroviario en Jalisco
Mónica Solórzano Gil
El problema de la conservación es un asunto que atañe a la
sociedad en general, no solo a un grupo de especialistas o
personas interesadas en el patrimonio. El compromiso de
preservar el patrimonio del tipo que sea, cultural o industrial,
como se distingue en términos de la ley,1 es una responsabilidad
que debe ser compartida por diversos actores sociales, entre los
que se encuentran las instancias gubernamentales, legislativas,
académicas de investigación y docencia, las instancias técnicas de
producción y de ejercicio profesional y, por último, las instancias
ciudadanas de usuarios o beneficiarios en general, de este
patrimonio.2
La finalidad última de la conservación no es únicamente la
preservación de los elementos arquitectónicos por mismos y la
rehabilitación y nuevo uso del patrimonio, sino cumplir una función
social al mismo tiempo que se conserva el valor simbólico y
significativo de la arquitectura del pasado en el contexto en el que
2
se encuentra en la actualidad. El patrimonio cultural debe jugar
un papel definido en la productividad económica de una
comunidad, generando recursos (o beneficios) que permitan el
desarrollo y mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos,
ofreciendo fuentes de empleo y proveyendo al mismo tiempo lo
necesario para el mantenimiento y acrecentamiento de esos
recursos patrimoniales de carácter cultural.3
El patrimonio y las acciones que se realicen para su conservación
deberán contribuir a mejorar la calidad de vida de las comunidades
en las cuales existe, propiciando la re-apropiación del mismo y por
lo tanto ayudando a reforzar el sentido de identidad local.
Mediante esto, la sociedad se identifica por su cultura, y la prueba
objetiva de su individualidad es precisamente su patrimonio
cultural. Protegerlo es cuidar los testimonios de su identidad.4
A las distintas definiciones que conocemos de patrimonio cultural
se añade una categoría relativamente nueva que es la de
“patrimonio industrial, el cual se compone de los restos de la
cultura industrial que poseen un valor histórico, tecnológico, social,
arquitectónico o científico. Estos restos consisten en edificios y
maquinarias, talleres, molinos y fábricas, minas y sitios para
procesar y refinar, almacenes y depósitos, lugares donde se
genera, se transmite y se usa la energía, medios de transporte y
toda su infraestructura, así como los sitios donde se desarrollan las
actividades sociales relacionadas con la industria, la vivienda, el
culto religioso o la educación.5

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA