Políticas públicas para la preservación y desarrollo de los pueblos y barrios de la Ciudad de México - 19a Ofrenda al Día Mundial de Nuestra Madre Tierra - Libros y Revistas - VLEX 698161461

Políticas públicas para la preservación y desarrollo de los pueblos y barrios de la Ciudad de México

Autor:Adriana Fabiola Poblano Ramos
Páginas:103-107
 
EXTRACTO GRATUITO
103
Políticas públicas para la preservación y desarrollo
de los pueblos y barrios de la Ciudad de México
Adriana Fabiola Poblano Ramos
En correspondencia con la ratificación que el gobierno mexicano hiciera en 1990 del Con-
venio 169 de OIT, acerca de los Pueblo Indígenas y Tribales, el Gobierno de la Ciudad de
México ha impulsado una serie de iniciativas inspiradas en el reconocimiento de la natura-
leza pluriétnica y pluricultural de los habitantes de la ciudad, que implica el otorgamiento
de derechos a las poblaciones originarias. Esta intención gubernamental está integrada por
dos procesos (que deberán ser simultáneos), por una reforma institucional del Gobierno de
la Ciudad, a fin de instrumentar el reconocimiento de los pueblos indígenas como sujetos de
derechos colectivos, y una acción administrativa y política tendiente a proveer las condicio-
nes para la debida inclusión de la población originaria en el ejercicio de su ciudadanía social,
política y económica.
Este precepto no se limita a la cobertura de servicios sociales para estas poblaciones, sino
que implica un especial énfasis para revertir los mecanismos estructurales de marginación
que dichos sectores de la población urbana sufren de manera sistemática.
En este sentido, es un reto muy importante para la Ciudad de México incluir las voces de
intelectuales, especialistas en cuestiones étnicas, políticos, funcionarios públicos, miembros
de ONG’s, y de una amplia variedad de líderes y representantes de pueblos indígenas, resi-
dentes y originarios del valle de México.
Para tener una idea más precisa de lo que significa la presencia de los pueblos originarios
en la cuidad, así como de la complejidad que encierra, podemos decir que en el D.F. no sólo
se hablan prácticamente todas la lenguas del país, sino que en cada una de las delegaciones
de la cuidad se reproduce lo que llamamos pluriculturalidad.
Sabemos que la Ciudad de México tiene una vocación eminentemente urbana, pero casi
nunca se considera que el 59% de su territorio es suelo de conservación, y es en esta impor-

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA