Paradoja social - 19a Ofrenda al Día Mundial de Nuestra Madre Tierra - Libros y Revistas - VLEX 698161501

Paradoja social

Autor:Leopoldo Maldonado
Páginas:179-184
 
EXTRACTO GRATUITO
179
Paradoja social
Leopoldo Maldonado
Somos analfabetos ecológicos. Hago esta declaración sin una conciencia plena de lo que
significa, hasta con una idea vaga de lo que la falta de mi propio conocimiento implica. Esta-
mos, en términos de ecología práctica, en el equivalente a un niño de 5 años de un jardín de
niños federal. Nuestra ignorancia nos está matando. Estoy hablando de la ecología práctica ,
no sólo la teórica. La ecología se vive, no sólo se habla. Lo que es peor, en muchos casos, esa
ignorancia es totalmente voluntaria; hemos preferido cerrar los ojos a los hechos, como el
niño pequeño que se los tapa para que no lo vean a él. Si queremos sobrevivir, más vale que
dejemos de ser analfabetos ecológicos.
Por mucho que se diga que tenemos la preparación técnica para sobrevivir en el futuro, la
verdad es que la deficiente educación y nuestros propios intereses nos han acarreado lo que
se podría denominar una alienación ecológica: estamos alejados de la tierra y no tenemos ni
idea de cómo convertirnos en eco-agricultores de ciudad. Y lo que es peor: en esta época,
nos enfrentamos a una paradoja, una tremenda paradoja que jamás ninguna civilización en
la historia ha podido resolver. De su solución inmediata, a pesar de la inercia a la que nos
vemos sometidos, depende la supervivencia de nuestros hijos. Las únicas preguntas lógicas
que se me vienen a la mente son:
¿No fueron suficientes cuatro soles para aprender? ¿Es el apocalipsis (como se entiende)
un destino irremediable de la humanidad? ¿Cuántos apocalipsis más tendremos que sufrir?
Pienso que en la actualidad tenemos un conocimiento teórico de la ecología lo suficientemente
avanzado como para detener el deterioro del ambiente en el que nos encontramos. Para ello
necesitamos no sólo mi optimismo, sino un análisis práctico que rompa con las barreras de las
más diversas disciplinas, ya que la ecología, por definición, es una ciencia holística.
Este absurdo monumental tiene más de 10,000 años de antigüedad, y ninguna civiliza-
ción, ningún ser humano la ha resuelto jamás. Ha existido como la contradicción más gran-
de jamás confrontada por las ciencias sociales. El devenir del progreso nos ha acarreado

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA