Objetivos de partido en regímenes autoritarios con elecciones o en democracias frágiles: un doble juego - Temas generales - La democracia cristiana en América Latina - Libros y Revistas - VLEX 588691506

Objetivos de partido en regímenes autoritarios con elecciones o en democracias frágiles: un doble juego

Autor:Scott Mainwaring
Cargo del Autor:Ocupa la cátedra Eugene Conley de ciencias políticas en la Universidad de Notre Dame
Páginas:19-54
 
EXTRACTO GRATUITO
19
I. OBJETIVOS DE PARTIDO EN REGÍMENES
AUTORITARIOS CON ELECCIONES
O EN DEMOCRACIAS FRÁGILES: UN DOBLE JUEGO
SCOTT MAINWARING*
ESPERAMOS que este libro haga dos aportaciones importantes a los escritos
académicos sobre la democracia cristiana, la política latinoamericana y los
partidos políticos. Primero, hace colaboraciones empíricas a un tema poco
comprendido pero importante de la política y la historia latinoamericanas.
La democracia cristiana ha sido una importante fuerza política en varios
países de la región. Es imposible entender la vida política de las décadas
recientes en Chile, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, México y Venezuela
sin analizar los partidos democratacristianos de esos países. Estos seis par-
tidos democratacristianos desempeñaron papeles prominentes en el com-
bate a regímenes autoritarios y en la construcción de la democracia, contri-
buyendo al éxito de la democracia en algunos casos, o a sus defectos en
otros, e incluso contribuyeron en dos de esos casos (Chile en 1973 y Venezue-
la en 1948) a la caída de la democracia. La democracia cristiana inspiró gran-
des pasiones, esperanzas y entusiasmo.
En esos seis países y en República Dominicana y Ecuador los partidos
democratacristianos eligieron presidentes. En Chile (desde mediados de
los se tenta hasta 1989), El Salvador (desde los sesenta hasta 1984), Guate-
mala (desde los sesenta hasta 1986), México (de los ochenta a los noventa),
Perú (en los noventa) y Venezuela (de 1948 a 1958) los líderes democrata-
cristianos estuvieron al frente de la lucha contra regímenes autoritarios. En
todos esos países, excepto Perú y Venezuela, los primeros presidentes que
sirvieron bajo regímenes democráticos o semidemocráticos fueron demo-
cratacristianos. Los partidos democratacristianos en El Salvador y Guate-
mala pronto se debilitaron, pero al encabezar la lucha contra las dictaduras
dejaron su huella. Aunque la democracia cristiana en la actualidad está de-
* Agradezco a Andy Gould, Gretchen Helmke, Mel Hinich, Tony Messina, Mariano Torcal y
Kurt Weyland sus valiosos comentarios.
20 TEMAS GENERALES
clinando o ha desaparecido en muchos países, dejó una importante im-
pronta sobre la política latinoamericana.
Debido a que la democracia cristiana fue o es un actor importante en
muchos países latinoamericanos, aclara muchos puntos clave de los proce-
sos políticos. Por ejemplo, el partido democratacristiano de Venezuela, el Co-
mité de Organización Política Electoral Independiente (COPEI), desapareció a
nales de los años noventa a medida que se evaporaba su apoyo electoral,
que en alguna ocasión fue muy considerable. No obstante, junto con el otro
partido principal, Acción Democrática (AD), el COPEI fue uno de los dos acto-
res políticos siempre importantes desde el tiempo de su creación en 1945
hasta 1998. Dirigió la lucha contra el gobierno izquierdista de AD de 1945 a
1948, que culminó en un golpe de Estado en el último año. De 1948 a 1958
fue uno de los dos principales partidos que combatieron la dictadura de Mar-
cos Pérez Jiménez. En 1958 ayudó a conducir la transición hacia una demo-
cracia. Desde ese año hasta 1998 participó en forma importante en la cons-
trucción y mantenimiento de la democracia, aunque también fue responsable
de algunos de los problemas que la afectaron y erosionaron a  nales de los
ochenta y en los noventa. Por lo tanto, como lo demuestran Brian F. Crisp,
Daniel H. Levine y José E. Molina en su capítulo, sin el COPEI no es posible
comprender una larga historia de cambios de régimen, consolidación y deca-
dencia; en cambio, esa historia es provechosamente ilustrada por ese partido.
A pesar de la importancia que la democracia cristiana tuvo en Latino-
américa, desde el punto de vista de las ciencias sociales no ha sido bien es-
tudiada. En los años sesenta se presentaron muchos escritos sobre la de-
mocracia cristiana en Latinoamérica. Sin embargo, gran parte de esas
obras eran verdaderas apologías. Fueron escritas por simpatizantes de la
de mocracia cristiana que no habían tomado su ciente distancia crítica con
respecto a su tema. Aunque se han publicado varias valiosas monografías
especí cas de un país sobre la democracia cristiana (Chand, 2001; Fleet,
1985; Herman, 1980; Loaeza, 1999; Lujambio, s. f.; Mabry, 1973; Palma,
2003; Webre, 1979),1 virtualmente el único estudio comparativo sobre la
democracia cristiana desde los años sesenta ha sido el de Lynch (1993).
Como consecuencia, existen grandes vacíos en el análisis comparativo de la
democracia cristiana en Latinoamérica. Carecemos de información sobre
temas tan fundamentales como lo que representan estos partidos progra-
máticamente, dónde se ubican en el espectro político izquierda-derecha,
1 Aunque sus libros no tratan especí camente la democracia cristiana, Scully (1992, pp. 144-
170) y Smith (1982, pp. 126-161) también ofrecen un amplio análisis del PDC chileno.
OBJETIVOS DE PARTIDO EN REGÍMENES AUTORITARIOS 21
cómo ha evolucionado su relación con la Iglesia católica en el transcurso
del tiempo, la razón por la que varios de esos partidos se han desplomado,
y por qué otros dos, el Partido Acción Nacional (PAN) mexicano y el costa-
rricense Partido de Unidad Social Cristiana (PUSC), recientemente han experi-
mentado triunfos electorales sin precedentes. Con este libro aspiramos a
colmar algunas de esas lagunas.
El más grave malentendido, consecuencia de esa falta de sólidos análi-
sis comparativos de los partidos democratacristianos, es una idea errónea
de que son similares en casi todos sus aspectos. En este libro se insiste en
que esa idea es errónea, y en cambio se hace énfasis en la diversidad de los
partidos democratacristianos en la región. Para anticipar sólo una dimen-
sión de esta diversidad, a  nales de los años sesenta y en los setenta los
partidos democratacristianos en Argentina, Perú y Uruguay favorecían el
socialismo, en tanto que los partidos democratacristianos de Costa Rica y
México favorecían al sector privado en los años ochenta y noventa. Los in-
vestigadores pueden suponer, con base en su conocimiento de la democra-
cia cristiana en Italia o Alemania, que los partidos democratacristianos en
Latinoamérica eran organizaciones de centro-izquierda que captaban el
voto religioso de sus países. Esa percepción es razonablemente precisa para
varios partidos en ciertos momentos, pero resultaría completamente des-
orientadora para otros en otras fechas.
El segundo propósito de este libro es ofrecer nuevos análisis teóricos
sobre los objetivos y la estrategia del partido en el contexto de autoritaris-
mo con elecciones y de democracia frágil. Este capítulo ofrece una estruc-
tura teórica que resulta esencial para entender los partidos democratacris-
tianos en Latinoamérica, y más generalmente para entender la conducta
del partido bajo regímenes autoritarios con elecciones competitivas o bajo
democracias frágiles. En estos contextos de incertidumbre sobre el régi-
men, la conducta de los partidos está condicionada por la posibilidad de un
cambio de gobierno. La posibilidad de este cambio puede ser en ambas di-
recciones: primero, hay un régimen democrático o semidemocrático en el
que algunos actores piensan que los militares, u otro participante, pueden
conspirar con éxito contra la democracia, produciendo su desplome; o, se-
gundo, hay un régimen autoritario que podría promover elecciones razona-
blemente imparciales en un futuro próximo, llevando a la posibilidad de
una transición en el régimen.2 Éstas son situaciones de incertidumbre sobre
2 La diferencia entre esta situación y la primera, un régimen autoritario que promueve elec-

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA