México y el Presidencialismo - El Derecho Constitucional Mexicano. Parte 2 - Libros y Revistas - VLEX 585607714

México y el Presidencialismo

Autor:Martha Alicia Meza Salazar
Cargo del Autor:Doctora en Derecho con mención honorífica por la Facultad de Derecho de la UNAM
Páginas:15-20
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 15

A Breve referencia historica
1. Mundo Prehispánico y Colonia

En los reinos indígenas, por lo general la herencia determinó el acceso al poder.

Sin embargo entre los aztecas se dio una monarquía selectiva, el Tlatoani fue vitalicio y su figura muy preponderante, pues decidía en última instancia, siguiendo el significado literal de este vocablo era el único que hablaba porque tenía mando, el pueblo lo respetaba mucho en una relación de autoridad-sumisión.

Las civilizaciones prehispánicas fueron místicas, clasistas y aristocráticas.1

Durante la Colonia la figura del Virrey fue muy importante.

2. Independencia

La Constitución de 1824 que estructuró al Estado Mexicano tuvo la ardua tarea de construir para nuestro país una forma de gobierno, así adoptó un presidencialismo, siguiendo la clasificación de Loewenstein, un tanto disminuido, pues existió el Consejo de Gobierno formado por la mitad del Senado y se advirtió una tendencia a fortalecer al legislativo.

El Presidente de la República duraba 4 años.

La Constitución Federal de 1824 tuvo influencias tanto de la Norteamericana de 1787 como de la de Cádiz de 1812, incluso en 1823 Esteban Austin había redactado en inglés un Proyecto de la Constitución para México que entregó a Ramos Arizpe.

De entre los debates del Constituyente de 1824 para establecer el presidencialismo en México, donde se polemizó sobre si sería un ejecutivo colegiado o unipersonal, destaca la propuesta de Deme-trio Del Castillo del 13 de febrero de 1824 en donde habría un presi-1 Vid. Kohler. "El Derecho de los Aztecas", en revista de Derecho Notarial Mexicano, vol. III, Núm. 9, diciembre de 1959.

Page 16

dente, vicepresidente y otro Presidente designado, que entraría en funciones hasta que acabara el electo pero ya con experiencia, pues se ha considerado antecedente del tapadismo. Los ordenamientos centralistas como las Siete Leyes de 1836 y las Bases Orgánicas de 1843 siguieron conservando el presidencialismo, aunque ya con una marcada preponderancia del Ejecutivo, casi en una dictadura oligárquica.

3. Reforma y Porfiriato

La Constitución de 1857, por las experiencias del pasado en donde hubo intentos por convertir al Ejecutivo casi en un emperador, optó por un Legislativo fuerte por ello lo hizo unicameral, hasta antes de las reformas de 1874, se trataba pues, de establecer una especie de gobierno congresional, aunque se siguió conservando la figura presidencial.

Dejó, igualmente que los ordenamientos anteriores, dejaran la posibilidad de reelección del Presidente de la República.

Al restablecerse el bicameralismo se volvió un tanto al esquema original de la Ley Fundamental de 1824 pero con un centralismo más acendrado en la práctica a pesar del teórico federalismo, ya que durante el Porfiriato la figura presidencial fue determinante al grado de llegar a una dictadura.

Por reformas del 6 de mayo de 1904 se abrió la posibilidad de la reelección indefinida del Ejecutivo Federal y su Vicepresidente, aumentado el período presidencial de 4 a 6 años.

4. Revolución Mexicana de 1910 y Constitución de 1917

Madero en su Libro: La Sucesión Presidencial de 1910, recalcó que México vivía una autocracia en donde desde la Independencia hasta el Porfiriato los Gobernantes, se habían interesado exclusivamente por acumular riquezas, por lo tanto la solución sería el sufragio efectivo y la no reelección y así lo recalcó en el Plan de San Luis, para instaurar una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA