México: 1810-1910. 'Siglo' de revoluciones - Don Leopoldo Hurtado Espinosa Diputado Maderista - Libros y Revistas - VLEX 682572425

México: 1810-1910. 'Siglo' de revoluciones

Autor:José María Alonso Aguerrebere/Claudia Martínez-Parente Ricaud
Páginas:21-53
 
EXTRACTO GRATUITO

i. MéxiCo: 1810-1910.
‘sigLo’ De revoLuCiones.
INTRODUCCIÓN
¿Por qué se titula esta etapa de la historia del país, México: 1810-1910. ‘Siglo
de revoluciones?, que abarca casi todo el siglo XIX, y los inicios del XX. Son
100 años, los cuales están enmarcados dentro de hechos signicativos en el
ámbito político, económico y social, que van desde la Independencia en 1810
hasta la Revolución Mexicana en 1910, cien años de cambios continuos y
búsquedas incesantes.1
Estos cambios y búsquedas fueron causados por varios factores; las nuevas
formas de pensar, de llevar la economía, la política y, en síntesis, de concebir
una nueva sociedad en su conjunto, provocando nueva formas de hacer y de
ser; todo esto se vivió en esta sociedad, que entró en la era de cambios, primero
como Nueva España, todavía formando parte del imperio español de los bor-
bones y, luego, a partir de la Independencia, como México, en busca de nuevos
proyectos para la nación, que ciertamente tardarán tiempo en madurar. De
igual manera, se contrasta el auge del período nal de la Nueva España, con la
penuria y el agobio del México independiente, hasta casi al nal del siglo XIX.
Se trata de un período de transición en el que el liberalismo y el nacionalismo
empiezan a imponerse en el escenario internacional y se forjan los nuevos esta-
dos-nación; fenómeno en el cual las naciones iberoamericanas fueron pioneras.
Las revoluciones norteamericana y francesa, después extendidas a las colonias
iberoamericanas, introdujeron nuevos principios de vida política y en las rela-
ciones entre los estadosEstos nuevos principios rechazaban las monarquías
absolutas, estableciendo que la soberanía residía en el pueblo, por lo que sus
representantes debían elegir al gobierno… como medio para garantizar los dere-
1 La Independencia de México tuvo su inicio en el pueblo de Dolores por el cura Hidalgo, en la entonces
Intendencia de Guanajuato, el 16 de septiembre de 1810; y propiamente la primera batalla en la
Ciudad de Guanajuato el 28 de septiembre, con la toma de la Alhóndiga de Granaditas por parte de los
insurgentes. La Revolución mexicana llegó a su momento culminante y denitorio entre abril y julio de
1915, al enfrentarse los ejércitos de Villa y Obregón también en el ahora Estado de Guanajuato.

chos y las libertades de los individuos… de súbditos se convertían en ciudadanos.
Estos principios afectaron la organización y las relaciones internas de los países,
pero también las relaciones internacionales… para ncarse en los principios de
libertad de comercio y de la protección del individuo y de la propiedad privada
y de la tolerancia religiosa… Era natural que un cambio tan drástico exigiera
una larga transición para imponerse, contexto que rodeó las independencias ibe-
roamericanas.2
El que un cambio tan drástico exigiera una larga transición para imponerse, con-
texto que rodeó las independencias… es el denominador común también de la
historia mexicana de los siglos XIX y principios del XX, pues el nuevo Estado
Mexicano ya independiente nació endeble, endeudado, con una economía pa-
ralizada, una sociedad dividida y una completa desorganización. Para colmo,
su fama de prosperidad y riqueza lo convirtió en blanco de ambiciones de los
nuevos poderes políticos y comerciales internacionales. No obstante, el opti-
mismo por recuperar el brillo patrocinó el surgimiento de dos proyectos de
nación, el liberal y el conservador, que lucharían por imponerse, hasta que el
esquema republicano liberal triunfara denitivamente.
Triunfante la república y el liberalismo llega el porrismo que legó a
México varios aspectos positivos, una cultura renovada y en ampliación, una
política que consolidó el estado-nación, una economía que amplió los mer-
cados y las vías de comunicación, fomentó las exportaciones agrícolas y una
industrialización incipiente, así como en lo social, con el aumento demográco
y la urbanización. Pero también heredaría vicios políticos, poca democratiza-
ción, una sociedad y una economía profundamente desiguales, y una serie de
conictos que dieron origen a la llamada Revolución Mexicana y que se diri-
mirían en las primeras décadas del México posrevolucionario.
Para plasmar los acontecimientos de estos cien años de la historia mexica-
na, se ha tomado en cuenta principalmente la visión que aporta lo publicado
por El Colegio de México, a través de sus libros Historia Mínima de México,
1973, Historia General de México 1 y 2, 1981 y Nueva historia mínima de México,
2004; así como lo publicado por el FCE, Von Wobeser, G. (coord.), Historia
de México, 2010.3
2 El Colegio de México, 2004, pp. 137-138.
3 Cf r. El Colegio de México. Historia Mínima de México. México, 1973; Historia General de México 1 y 2.
México, 1981; Op. cit., 2004; Von Wobeser G, (coord.), Historia de México, México, FCE, 2010.

DE LA INDEPENDENCIA A LA CONSOLIDACIÓN REPUBLICANA. 1810-1876
Al comenzar el siglo XIX el país logró la independencia de la metrópoli, para
iniciar vida por cuenta propia; sin embargo, quedó muy devastado y desor-
ganizado a raíz de este gran acontecimiento; también, por falta de madurez,
se careció de proyecto y de personas preparadas que lo llevaran a cabo; hubo
fracasos en los experimentos políticos, además de continuas invasiones extran-
jeras, derrotas militares que provocaron pérdidas territoriales. Con dicultad
se instauró la República hasta su denitiva consolidación y se llegó a una vida
social distinta. Todo esto volvió a la sociedad más desconada, aunque sin
perder totalmente la esperanza en el futuro.
El movimiento de Independencia. 1810-1821
Para abordar el tema de la Independencia de México, parece importante ubi-
carla de manera amplia. Pues si este acontecimiento se efectúa a inicios del
siglo XIX, hay que buscar su lento crecimiento y avance a lo largo del tiempo,
que como un río con pequeños auentes va creciendo hasta cristalizar en ple-
nitud desbordante, originado en tiempos y circunstancias anteriores.
Así, los continuos alzamientos populares de descontento por parte de indí-
genas, negros y mestizos, que se dieron a lo largo de la época virreinal, tuvieron su
expresión más acabada al iniciar la Independencia, cuando fueron aprovechados
y se canalizaron por los primeros jefes criollos hacia el movimiento insurgente.
Ya los novohispanos del siglo XVII, indígenas, mestizos y criollos, en su
ferviente guadalupanismo, expresaron a su modo su nacionalismo reciente;
esta creencia perduró a lo largo de los siglos, investida como la expresión de las
causas populares hasta el presente.4
Al iniciarse el siglo XIX, múltiples causas hicieron cada día más urgente
la independencia, idea compartida entonces por amplios sectores sociales del
país; así, ya durante el movimiento de Independencia, Calleja, principal ene-
migo de los insurgentes, escribió una carta al virrey Venegas el 29 de enero de
1811, en una de cuyas partes arma lo siguiente:
Voy a hablar a V.E. castellanamente, con toda la franqueza de mi carácter. Este
vasto reino pesa demasiado sobre una metrópoli cuya subsistencia vacila; sus na-
4 Sobresalen, la canción en lengua náhuatl Xochipitzáhuatl en honor de la Virgen de Guadalupe, que se
remonta varios siglos, ha sido de dominio popular; y el ferviente guadalupanismo, entre otros, de Don
Miguel Hidalgo, pero sobre todo de Don José María Morelos.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA