Ámbito económico y social del empresariado mexicano ahora independiente - Un acercamiento histórico sociológico del desinterés cultural por la ciencia y la tecnología en México - Libros y Revistas - VLEX 442559210

Ámbito económico y social del empresariado mexicano ahora independiente

Autor:José Luz Ornelas López - Blanca Chong López
Páginas:99-126
 
EXTRACTO GRATUITO
99
VI
Ámbito económico y social del empresariado
mexicano ahora independiente
El liberalismo, un aliado dogmático del empresariado
surgido de la Colonia
Con la conf lagración independentista de México y su t erminación en 1821,
el empresariado cr iollo se convirtió en mex icano; y por los decretos de
expulsión de los espa ñoles que habían contribuido en favor de la Corona
española durante esa lucha –el defin itivo en 1829–, el ahora empresariado mex icano
acapararía las actividades económicas diversas a las que en buena medida ya había
estado acostumbrado como producto de su tiempo. A hora podrá asociarse con los
nuevos extranjeros que llegando a México vislumbraban las oportunidades de hacer
negocios lucrativos en un ambiente político tod avía indefinido del ca mino económico
a seguir, y en donde los intereses comerciales de importación y exportación, agrícolas,
mineras, y el conser vadurismo de la oligarquía terr ateniente continuaban su ruti na; si
se recuerda que los representantes de todos estos sectores sociales, incluida la Iglesia,
fueron quienes f raguaron el fin de la guerra de independencia después de 10 años de
combatir a la insurgencia, hasta que decidieron desligarse de España una vez conocidas
las noticias de los jóvenes militares liberales españoles que tomaron el poder en enero
de 1820, qu ienes dec retaron leyes que ya no convenían a sus intereses seculares, y
porque de e sta forma buscaban preservar de algún modo las i nstituciones coloniales
que durante tanto tiempo les habían favorecido. Este empresariado sencillamente
ampliará sus activida des lucrativas con las imp ortaciones de mercancías indust riales,
sobre todo de telas, y las expor taciones de metales preciosos y de materias pr imas,
antes privilegio institucional de los comerciante s españoles.
Un acercamiento histórico sociológico del desinterés cultural 17X23.indd 99 30/05/ 2012 12:18:49 p .m.
100
Un acercamiento histórico sociológico del desintéres cUltUral
En un inicio, como empresariado heredero del campo económico y social
enco ntrará en el nuevo país en formación a fervientes defensores ideológicos de sus
actividades tradicionales. Los seguidores doctrinarios del liberalismo económico en el
México recién independiente se apoyaron en la existencia real de una sociedad que
salía de la dominación colonial abr umadoramente comercial, agrícola y ext ractiva, y
por extensión sin el bagaje tecnológico cultu ral necesario para comenzar un decidido
desarrollo industrial, y por ese camino, contribuir a la erradicación de la pesada
herencia colonial que había dejado como experiencia única las exportaciones de la
riqueza social hacia la metrópoli española y las importaciones monopólicas. Con ese
pasado el liberalismo doctrinario resultaba muy atractivo para los pensadores
mexicanos quienes h istóricamente habían vivido las restricciones del sistema
merca ntilista del Imperio espa ñol; y por eso pugnaba n por el establecimiento de “un
sistema natural de libertad”, que vislumbraban como el ejercicio de una economía
basada en el supuesto intercambio comercial igualita rio de los metales preciosos y
agropecuarios export ados por el país, y la importación de las mercancías de los países
industrializados, una cuestión que había impedido el sistema de dominación española
con sus políticas de privilegios especiales, monopólicos y corporativos.
Las reformas que liberaron el comercio intercolonial en 1774, y el comercio
directamente con España, tuvieron el efecto de despertar en los mexicanos las
posibilidades del libre comercio con todos los países del mundo una vez liberados de
España. Vicente Rocafuerte escribía con gran entusiasmo nacional en 1821 diciendo
que el comercio “era el compañero inseparable de la libertad y de la riqueza nacional”;
y otros autores de panfletos aseveraban que mediante el comercio México se liberaría
de su anterior servidumbre, y con el tiempo llegaría a convertirse en la primera
potencia del mundo por su extensión, fertilidad, clima y situación geográfica
(Hale: 260). Estos discursos grandilocuentes estaban alimentados por lo dicho por
Humboldt en su momento, quien sugería que con voluntad política dada la diversidad
de climas con las que contaba el país, se podrían cultivar casi todos los frutos del
mundo. Ideas como estas se complementaban con los conceptos propuestos por
el economista británico preindustrial Adam Smith, referidos a la división internacional
del trabajo por países, cuando aseveró que si la naturaleza distribuyó a los hombres en
climas y países diferentes, sabiamente los había dotado de una diversidad de
productos y variadas industrias (: 261), que se intercambiarían a través del libre
comercio; y candorosamente aseguraba que como los intereses de todas las naciones
estaban tan u nidos, la facilidad de una jamás resultaba mal a ninguna. Los doct rinarios
mexicanos habían adoptado elementos del pensamiento fisiocrático, el cual daba
primacía a la producción agrícola y extractiva como la más venturosa de las vías para
el progreso económico de un país, al tiempo que negaban las potencialidades de la
Un acercamiento histórico sociológico del desinterés cultural 17X23.indd 100 30/05/ 2012 12:18:49 p .m.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA