La investigación tecnico-científica del delito de tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes - 40 años, 40 voces - Libros y Revistas - VLEX 745101373

La investigación tecnico-científica del delito de tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes

Autor:Pedro Pablo Carmona Sánchez
Páginas:21-30
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 21

Preámbulo

Entender las concepciones, ideas, juicios y razonamientos en las ciencias jurídicas, así como sus características justas, rectas o cabales de un docto erudito investigador, originario o escritor de ciencia, con raigambre de prosapia, son: a) su propia naturaleza como esencia y experticia, y b) la biósfera y virtud o integridad; tales particularidades y profundidades son

Page 22

tipologías y peculiaridades que, por deinición, no pueden ubicarse o ponerse al servicio de quienes hacen la historia, sino más bien, al servicio de quienes son las víctimas, de los ofendidos, quienes la sufren, adolecen o padecen; es por ello que el presente ensayo y reconocimiento en su proyecto inicial se encuentra cimentado o creado intrínsecamente, con la finalidad de rememorar el paradigma o modelo ejemplar, íntegro y coronado en la creación fundamental del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), base y plataforma de la casa de la cultura de las ciencias jurídico penales, que en nuestro país, México, cumple en su vida legendaria cuatro décadas dedicadas a la investigación técnico científica como uno de los retos o rieles fundamentales en su peregrinar y mística de servicio. Como su espiritualidad, estos años han sido consagrados a la siembra, cultivo y cosecha del producto mejorado de juristas estudiosos en las ciencias penales, nacidos en el corazón de la Academia Mexicana de Ciencias Penales, la cual fue fundada el 21 de diciembre de 1940, protocolizada la escritura constitutiva y estatutos ante la fe del Notario licenciado Luis Chávez Hayhoe el 25 de enero de 19411por los doctores Francisco González de la Vega, Raúl Carrancá y Trujillo, José Ángel Ceniceros, Mariano Jiménez Huerta, Celestino Porte Petit, Emilio Pardo Aspe, José Ortiz Tirado, Fernando Castellanos Tena, Javier Piña y Palacios, Rafael Matos Escobedo, Luis Garrido, Alfonso Quiroz Cuarón, José Torres Torija; con lo que, en esencia y calidad, cuenta la máxima casa de investigación en nuestro país, lo que ha generado o formado un número exponencial de especialistas en las diferentes disciplinas, como en cada uno de los programas de posgrado, en la formación de maestrías y doctorados en Ciencias Penales y Política Criminal; estudiosos quienes se han fraguado o desarrollado profesional y académicamente, preconcebidos en forma docta y madurado con peril letrado y culto, así como también se han proyectado en redes entrelazadas como servidores públicos federales y locales, a manera de simiente reformada en cada uno de los estados del territorio nacional, donde aplican sus conocimientos, técnicas y metodologías modernas, coetáneas o contemporáneas; quienes demuestran con su ciencia y su saber, ante todo con sus experiencias y calidad jurídica, la verdad técnico científica al servicio y auxilio del ser humano y las propias sociedades, asimismo, son profesionales probos, competitivos, expertos, reconocidos fuera de nuestras fronteras y conines internacionalmente.

Introducción

El objetivo principal de este estudio gira en torno a uno de los inconvenientes supremos de nuestro país, es decir, los delitos de tortura que adolecen y padecen nuestras familias, sociedades y, en general, la humanidad, mismos que han acaecido en individuos o personas que han sido sujetos, sometidos o subyugados y se han encontrado expuestos a presiones, amenazas, intimidaciones, torturas físicas, psicológicas y morales, las cuales desencadenan, orgánica y isiológicamente, alteraciones somáticas corporales en órganos, aparatos y sistemas, lo que actualmente, con el conocimiento cientíico contemporáneo, deberán de utilizarse con la finalidad y mística de demostrar técnico-científicamente esta relación di-recta de correspondencia causal circunstancial, como es la aplicación diligente y determinante de la prueba pericial útil y necesaria en la verdad

Page 23

histórica que se busca jurídicamente, que es la relación causa-efecto de cada una de las lesiones que la originan o producen como la respuesta endocrina o metabólica, la que deberá utilizarse en forma objetiva y cuantitativa.

La Organización Mundial de la Salud

La Organización Mundial de la Salud (oms) deine y considera la ‘lesión’2como una alteración del equilibrio biopsicosocial; y consecuentemente, en las ciencias médicas, así se le denomina a toda alteración funcional, orgánica o psíquica y consecutiva a factores internos y externos.3En tal virtud, las lesiones ocurren en múltiples formas, mecanismos e intensidades, lo que es sorprendente y extraordinario es que las respuestas a estos efectos o alteraciones sean variables conforme a los cambios orgánicos y metabólicos que son comunes virtualmente, que se producen y se desencadenan en el ser humano, y que para su estudio y análisis técnico, metodológico y especializado en las investigaciones criminales, se dividen de la siguiente manera:

1) Aquellos concernientes o pertenecientes a toda la energía y sustrato metabólico funcional intrínseco del cuerpo humano;

2) Aquellos que se encuentran relacionados o afectados en el metabolismo líquido y electrolítico circunstancialmente, y

3) Aquellos correspondientes y relacionados con el metabolismo local de la lesión.

En este sentido, con estos cambios o modiicaciones orgánicas y funcionales en la vida de cada ser humano, como son la colorimetría en las contusiones y equimosis con la evolución en los días transcurridos en función a la cantidad de sangre extravasada, la hemoglobina experimenta modiicaciones regresivas por hidratación y oxidación de la hematina, la hematoidina, así como la hidrobilirrubina,4y toma sucesivamente los tintes como el rojo (primer día), negruzco (segundo y tercero), azul (cuarto, quinto y sexto días), verde (séptimo a décimo días) y amarillo (decimoprimero a decimoquinto días), como los comportamientos reactivos de toda la energía y sustrato metabólico del cuerpo, y aquellos que se engendran o procrean en el metabolismo hídrico y electrolítico que se producen en el individuo como resultado de una respuesta metabólica neuroendocrina que se originan o se ocasionan por el momento circunstancial imprevisible del sometimiento, amenazas, sufrimiento, angustia, desesperación y miedo, como son en los delitos graves de tortura. Las preguntas fundamentales o líneas de investigación serían: ¿cuál es la causa de la equimosis o la contusión? y ¿con qué agente vulnerante se le produjo?

Estos estímulos son ocasionados por las alteraciones en la homeostasis sensitiva y motora que son percibidos por los receptores especializados, localizados o focalizadas en las metámeras centrales y periféricas, transmitidas por los estímulos dentro de un grupo de entradas neuronales o señales aferentes al sistema nervioso central por una vía neural especíica. Intrínsecamente, o básicamente dentro del sistema nervioso central, estas entradas son integradas con otras señales, resultando en la producción de un grupo de salidas o señales eferentes que,

Page 24

en síntesis, resultan de la estimulación o de la inhibición de la liberación de numerosos efectores neuroendócrinos que producen u ocasionan cambios isiológicos encaminados a la corrección de alteraciones en la homeostasis.

La respuesta a estos estímulos o provocaciones puede ser modulada por un número de factores intrínsecos e individuales, incluyendo las alteraciones de la salud intercurrentes, la cantidad y calidad de líquidos reemplazados, las medicaciones concurrentes y dependiendo de la edad del individuo. Los síntomas, signos y síndromes principalmente que se producen en los estímulos y respuesta neuroendocrina a la lesión son particularmente la hipovolemia y el dolor.

Las hormonas y neurohormonas
...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA