Introducción - Project-Id-Version: 0.1 POT-Creation-Date: 2011-02-21 18:53+0100 PO-Revision-Date: 2009-10-27 12:37+0100 Last-Translator: Traducciones vlex <dsoto@vlex.com> Language-Team: LANGUAGE <LL@li.org> MIME-Version: 1.0 Content-Type: text/plain; charset=UTF-8 Content-Transfer-Encoding: 8bit Plural-Forms: nplurals=2; plural=(n != 1); X-Generator: Pootle 1.1.0 - Periurbanización y sustentabilidad en grandes ciudades - Libros y Revistas - VLEX 691284717

Introducción

Autor:Adrián Guillermo Aguilar - Irma Escamilla
Páginas:5-23
 
EXTRACTO GRATUITO
5
El declive en el crecimiento de las más grandes ciudades en México ha
llevado a encarar retos a los que anteriormente no se les prestaba la
debida atención e importancia en su política urbana. Los problem as
asociados a la expansión física de estas metrópolis son un claro ejemplo;
así han cobrado relevancia la discusión sobre su expansión física perifé-
rica, la escasez de agua, la disponibilidad de suelo apto para desarrollo
urbano, el incremento de la pobreza, los requerimientos de vivienda, la
provisión de servicios públicos, la preservación del entorno natural o su
gobernabilidad. La alta concentración de población en las grandes ciu-
dades en el país nos pone de manifiesto la necesidad de atender estos
retos con urgencia. En 2005 el sistema urbano de México estaba forma-
do por 358 ciudades de 15 000 y más habitantes, cuya población ascen-
día a 73.7 millones de personas. De éstas el 49.7 por ciento de la pobla-
ción urbana residía en las ciudades millonarias; estas últimas en el
mismo año de 2005 concentraban 36.6 millones de personas, en nueve
ciudades: ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Puebla-Tlaxcala,
Toluca, Tijuana, León, Juárez y La Laguna (Conapo, 2008: 131 y 132).
De entre todos los temas que han cobrado una gran atención este
libro intenta contribuir a la discusión en tres de ellos: la periurbaniza-
ción, la sustentabilidad y la gobernanza en las grandes ciudades.
Periurbanización. Un rasgo característico de las grandes zonas metropoli-
tanas es la acelerada transformación de sus espacios periféricos. En va-
rios casos las transformaciones han sido dramáticas; por un lado, cons-
trucción de grandes obras de infraestructura como aeropuertos o redes
carreteras; por otro, surgimiento de desarrollos residenciales tanto para
Introducción
Adrián Guillermo Aguilar
Irma Escamilla
Adrián Guillermo Aguilar, Irma Escamilla6
clases de alto nivel socioeconómico como unidades habitacionales de
interés social de gran extensión p ara sectores pobres, pero también
desarrollos comerciales y corporativos.
Un argumento central de este libro es que estos espacios periurba-
nos han recibido poca atención, a pesar de que son áreas críticas en tér-
minos de transformación del uso del suelo, cambios socioeconómicos y
ambientales. Si algo caracteriza a estos espacios es la fuerte presión a la
que están sujetos para su comercialización por la fuerte demanda de
diversos actores sociales, no sólo del sector público sino también del sec-
tor privado y de los grupos más pobres de la ciudad. Pero además, estos
espacios son zonas en transición muy lejanas de la tradicional dicotomía
urbano-rural; representan un sistema ecológico y socioeconómico muy
específico cuya definición debe de analizarse como un gradiente, una
gran franja en transición, junto a las interacciones entre las dos realida-
des: la urbana y la rural.
El proceso de periurbanización nos está mostrando que las políticas
urbanas tienden a favorecer un modelo urbano disperso, donde se favo-
rece la expansión periférica o al menos no se restringe; este aspecto debe
de someterse a una amplia discusión para definir las formas futuras de
consumir espacio y el modelo de ciudad deseable.
De hecho esta forma de exp ansión consolida un patrón urbano
difuso que es poco sustentable y que además no garantiza el acceso al
suelo a los sectores de más bajos recursos de los centros urbanos, más
bien, se nota un proceso de fragmentación del espacio en el cual, por
ejemplo, surgen zonas heterogéneas, algunas de las cuales tienden a
aislarse entre ellas, como es el caso de los barrios cerrados; asimismo,
surgen manchones urbanos de diferente naturaleza, entre los cuales
no existen interacciones ni algún tipo de cohesión social. Adicionalmen-
te, estos desarrollos periféricos son la causa de una distancia cada vez
mayor entre el lugar de residencia y el lugar de trabajo, y por lo tanto,
de la saturación del transporte público, de la dependencia del transporte
individual e indirectamente de mayores emisiones contaminantes. Pero
estas mayores distancias entre todas las esferas de la vida diaria de la
población: trabajo, vivienda, escuelas, compras, actividad deportiva,
recreación, etc., responden a todo un nuevo estilo de vida y de consu-
mo urbano.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA