El Instituto Nacional de Ciencias Penales, pilar científico de la procuración de justicia en México - 40 años, 40 voces - Libros y Revistas - VLEX 745101365

El Instituto Nacional de Ciencias Penales, pilar científico de la procuración de justicia en México

Autor:Víctor Humberto Benítez Treviño
Páginas:15-19
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 15

Agradezco la amable invitación del Instituto Nacional de Ciencias Penales para generar un testimonio que aborde, desde mi perspectiva, el signiicado de la noble labor académica y de investigación que día con día lleva a cabo tan prestigiada institución, misma que se constituye como uno de los pilares cientíicos de la procuración de justicia, colaborando de esta forma, en la construcción de su memoria escrita.

Page 16

Mi testimonio se sustenta en la experiencia que obtuve al tener la distinción de tres gobiernos republicanos, al nombrarme Procurador General de Justicia del Estado de México, Procurador General de Justicia del Distrito Federal y Procurador General de la República. Desde esos tres ámbitos de servicio público, vislumbré la necesidad que tienen las personas de ser atendidas en sus peticiones de justicia; cuando llegan dolidos, ofendidos, lesionados, frustrados, con el rostro que releja la imagen del agravio que provoca la injusticia.

En aquellos escenarios estimé necesario atender al justiciable con trato humano y humanitario, calidad y calidez, que los servidores públicos brindaran un trabajo eiciente; por ello siempre proporcioné especial atención a los planes y programas del Instituto Nacional de Ciencias Penales donde se preparan agentes y secretarios del Ministerio Público, peritos en todas las ramas, trabajadores administrativos y agentes de la entonces denominada Policía Judicial, conocida hoy como Policía Ministerial.

Puedo decir que he observado directamente el hambre y sed de justicia del pueblo mexicano a que se refería Justo Sierra. Lo digo porque la vida me dio la oportunidad de haber estado junto a ese pueblo que clama por ser atendido en sus angus-tias, tribulaciones y crudas realidades sufridas por ser víctimas u ofendidos de conductas antisociales tipiicadas como delitos e infracciones a los que se les debe perseguir y aplicar la ley penal.

Para garantizar mejores resultados en el objetivo de procuración de justicia con calidad, establecí redes con los poderes Legislativo y Judicial y organismos de la sociedad civil. Promovimos reformas a constitucionales, a la legislación penal, procesal penal y legislación conexa. En el Estado de México organizamos foros regionales para oír a los investigadores, académicos, autoridades, organizaciones sociales, colegios, barras de abogados y público en general, con quienes trabajamos en reuniones, llegando a consensos y redactando novedosos proyectos de Código Penal y Código de Procedimientos Penales para el Estado de México, mismos que fueron presentados al titular del Poder Ejecutivo para la elaboración de la iniciativa correspondiente.

Una vez que presenté mi examen para obtener el grado de doctor en Derecho en la División de Posgrado de la Universidad Nacional Autónoma de México, fui invitado por el doctor Jorge Carpizo Mac Gregor, Procurador General de la República, a la titularidad de la Subprocuraduría de Averiguaciones Previas, cargo que desempeñé a partir del mes de enero de 1993. Alterné los trabajos con prestigiados juristas, con mi querido maestro el doctor Ricardo Franco Guzmán, Subprocurador General de Control de Procesos y del licenciado Antonio García Torres, Subprocurador Jurídico, entre otros distinguidos servidores públicos.

El Instituto Nacional de Ciencias Penales, mejor conocido como Inacipe, inició sus actividades en 1976, cuando mi maestro, el visionario jurista Sergio García Ramírez, creador de instituciones de investigación penal y modelos penitenciarios, al ocupar el cargo de Subsecretario de Gobernación, impulsó la creación de una institución para capacitar y actualizar a los servidores públicos del área penal, así como la formación de un claus-tro...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA