Inacipe, el centro natural de gravedad de la dogmática penal mexicana - 40 años, 40 voces - Libros y Revistas - VLEX 745101609

Inacipe, el centro natural de gravedad de la dogmática penal mexicana

Autor:Rubén Quintino Zepeda
Páginas:235-239
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 235

En los últimos 40 años, el Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe) ha sido el lugar idóneo para definir el sentido de la dogmática penal en México. A continuación, espero describir, en términos generales, una de las principales aristas por las que transcurre la dogmática penal en nuestro país.

Cuando paso revista a los principales méritos de la dogmática, me estremezco con ella, pero si

Page 236

por casualidad alguien -sin conocerla- le atribuye supuestas fallas, el arrebato me perturba; otras veces no sé de qué lado hacerme cuando conirmo que su notorio formalismo y rigidez derivan en un despropósito; sin embargo, el extremo de toda especulación consiste en anticipar que la dogmática es obscura , difícil y compleja .

Preferible abstenerse de cualquier deinición, pero quizá sea necesario referir que la dogmática está compuesta por determinadas proposiciones jurídicas, pertenecientes todas al Derecho penal vigente. Esto es, una construcción dogmática siempre va a justiicarse como un medio de expresión de la ley penal, de ahí que la convicción sea la primera de todas las cualidades de un dogmático; él no se pregunta por el destino, el mito o la fatalidad, un dogmático suele ser un hombre de una sola convicción .

Al dogmático el estudio del caso le repercute en decenas de esquemas y de variantes. Si se le pregunta ¿qué es para él el planteamiento de un problema?, por lo general habrá de obtenerse esta respuesta:

Saber plantear un problema es a la vez una experiencia táctica, no la simple numeración de posibilidades combinatorias. Aunque a veces hay que improvisar, cuando nada ocurre como estaba planeado. Por eso también hay que aprender a regular la intuición.

En contra de la opinión corriente, el mundo de la dogmática no es el mundo fácil del "es así", hay algo en él que no podría definir, pero lo siento. Ya preveo la objeción: "es que usted no cree en el destino". Dejémoslo así.

Admiro al dogmático que ejempliica, pero que a la vez posee la capacidad de hacer dislocar el mismo problema con una sola variable. Creo que el planteamiento de un caso debe transcurrir por diversos planos: debe tener un tono de veracidad, dejar entrever la regla aplicable y, finalmente, trastocar el sentimiento jurídico. Por eso, así lo creo, una vez planteado el caso, para buscar alguna solución, hay que partir del ejemplo contrario.

En su vida profesional un dogmático debe enfrentar diicultades de especial índole. Debe, por ejemplo, tomar partido respecto de la culpabilidad o inocencia de una persona (algo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA