Los Hombres en Llamas. Un día con el H. Cuerpo de Bomberos de San Luis Potosí - Núm. 18, Marzo 2019 - Themis - Libros y Revistas - VLEX 798246713

Los Hombres en Llamas. Un día con el H. Cuerpo de Bomberos de San Luis Potosí

Autor:Alfonso Emmanuel Salas Sánchez
Páginas:24-27
 
EXTRACTO GRATUITO
24
THEMIS | DERECHO Y SOCIEDAD
Alfonso Emmanuel Salas Sánchez.
San Luis Potosí, San Luis Potosí. Jue-
ves 18 de Octubre. Miro el reloj. Ya es
mediodía. Había acordado un par de
días antes una entrevista con Adolfo
Benavente Duque, Comandante del
Cuerpo de Bomberos Metropolita-
nos de San Luis Potosí. La cita es en
la Estación de Bomberos de Mariano
Jiménez, número 810. Mi objetivo es
sencillo: dar a conocer a la comunidad
universitaria un poco más acerca de la
institución de estos “hombres en lla-
mas”, que han hecho de los diversos
peligros propios de una mancha ur-
bana, parte de su rutina. Una vez que
he accedido por las puertas corredi-
zas del inmueble, dos bomberos que
se encontraban ahí me reciben y me
indican la dirección de las ocinas ad-
ministrativas. Una señorita me anun-
cia en el vestíbulo y tras la puerta que
ella ha cruzado se escucha otra voz
afable que me indica que pase; se tra-
ta del Comandante Adolfo Benaven-
te Duque. Permanezco un momento
contemplando el interior de la ocina;
medallas, reconocimientos, fotogra-
fías, uno que otro trofeo y un sinfín
de carritos y modelos a escala de ca-
miones de bomberos la decoran. La
sensación de calidez que te provoca
la estancia es similar a la que un niño
experimentaría en una sala de juegos.
Sentado frente a mí doy inicio a la en-
Los Hombres en Llamas. Un día con
el H. Cuerpo de Bomberos de San Luis
Potosí
trevista con el Comandante. Hombre
de tez y cabellera blanca, de comple-
xión robusta, con un metro ochenta
de estatura aproximadamente, Adolfo
Benavente Duque ha dedicado gran
parte de su vida al servicio de cuerpos
de bomberos potosinos. Han pasado
cincuenta años desde que inició en el
ocio como bombero voluntario en
octubre de 1968…
ABD– A partir de ese momento hasta
la fecha –añade el Comandante, recar-
gándose en su silla–, pues he ido subien-
do en cuanto a la estructura orgánica
del cuerpo de bomberos. De bombero
ascendí a Ocial y a partir del año de
1977, por circunstancias especícas en
que se retira el Comandante Antonio
Lara Zarzosa y fallecen los demás jefes
que estaban en el escalafón pues yo
tomé la posición de Segundo Coman-
dante del Cuerpo de Bomberos, el Primer
Comandante era Don Alberto Segunda
Castillo, que también en paz descanse.
Entonces yo tomo la responsabilidad del
cuerpo de bomberos en el mes de junio
de 1982, como responsable administra-
tivo y operativo del cuerpo de bomberos.
Y hasta la fecha he tratado de llevarla
con los mismos lineamientos que nos
marcan los estatutos internos.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA