Hegemonia y relaciones internacionales/I un estado del arte. - Núm. 127, Enero - Enero 2017 - Relaciones Internacionales - Libros y Revistas - VLEX 692484309

Hegemonia y relaciones internacionales/I un estado del arte.

Autor:Herrera Santana, David
Cargo:Ensayo
 
EXTRACTO GRATUITO

Hegemony and International Relations/I A state of the art

Introduccion

El estudio de las hegemonias posee una arraigada tradicion en la disciplina de Relaciones Internacionales. En especifico, han sido los enfoques realistas, los de la Economia Politica Internacional y los sistemicos, asi como algunos liberales y neoliberales, los que han dedicado mayores esfuerzos a explicar los ciclos hegemonicos y los momentos de transicion hegemonica; incluso se debe a estos mismos enfoques la nocion de hegemonias y transiciones hegemonicas tal y como son utilizadas en la actualidad. Aunque diferentes en sus planteamientos, comparten algunos rasgos sobre la forma en como se consolidan en el ambito internacional y la manera en como llegan a su fin, propiciando el inicio de un nuevo ciclo hegemonico. En ciertos casos, algunos de estos enfoques han llegado incluso a fusionarse, generando visiones muy consolidadas sobre el tema que nos atane.

Como herencia de estas teorizaciones, la hegemonia mundial es observada eminentemente en una forma transhistorica, ademas de que el foco se centra en la dominacion o supremacia que un Estado ejerce sobre los otros. Mas aun, al hablarse de ciclos hegemonicos se produce una imagen mecanicista sobre los ordenamientos mundiales, naturalizando las estructuraciones y las relaciones de poder mundializadas. Si bien el enfoque del Sistema mundial moderno busca complejizar el analisis al introducir al capitalismo historico como el centro de la dinamica mundial, no escapa de esta vision mecanicista y, por otra parte, no es adoptado del todo dentro de la teorizacion disciplinar, siendo mas conocida la Teoria del Sistema mundo por los aspectos de ciclos, tendencias, expansion y el propio sistema interestatal y no tanto asi las aportaciones referentes a la crisis sistemica.

El objetivo del presente articulo se encuentra dirigido a enunciar los postulados principales de los enfoques mas destacados en el estudio que tradicionalmente se ha hecho sobre las hegemonias en el campo de Relaciones Internacionales. A traves de este recorrido teorico, se pretende tambien mostrar las similitudes que existen entre todos ellos, asi como los principales puntos de discordancia.

Se parte de la idea de que las limitaciones, simplificaciones y dolencias que en torno a la comprension de la hegemonia se tienen en Relaciones Internacionales, se encuentran directamente relacionadas con la teorizacion dominante que sobre esta cuestion se ha producido a traves del desarrollo teorico-historico de la propia disciplina. En ultima instancia, se pretende formar una base solida para la comprension de estos enfoques teoricos para, en trabajos posteriores, realizar tanto una critica como una propuesta alternativa que permitan observar en su complejidad tanto la hegemonia como la crisis multidimensional actual.

Los inicios de la reflexion sobre las hegemonias en Relaciones Internacionales: la tradicion realista

La hegemonia ha sido objeto de debate en Relaciones Internacionales durante gran parte de su existencia como disciplina cientifica, aunque quiza, en un principio, el debate se desarrollo en forma indirecta. La experiencia de las dos guerras mundiales en la primera mitad del siglo XX marco la vision disciplinar al dirigirla hacia el analisis del poder, sus manifestaciones, caracteristicas y materializacion en el escenario mundial. Sin duda, fueron las concepciones realistas las que engendraron la discusion y pusieron la cuestion del poder y de la lucha por el poder en el centro de la reflexion internacional. (1)

El despegue del realismo se relaciona con el momento en el cual los preceptos liberales, caracteristicos de la primera generacion de la teoria en Relaciones Internacionales, se enfrentan a una etapa de gran conflictividad ante la cual no pueden amoldarse, como tampoco pueden inducir un cambio en esa realidad. Ello, sin duda, ya da muestra del hecho de que la teorizacion no es neutra, como tampoco es explicativa de la realidad, que no posee una pureza intrinseca y que tampoco descubre la esencia de las cosas, sino que produce e induce realidades, las provoca, las configura, las constituye y se imbrica en un proceso continuo de produccion de conocimientotransformacion de la sociedad-reformulacion del conocimiento-modificacion y cambio social. (2)

Ante el fracaso de los enfoques liberales para constituir una realidad proclive a sus postulados, el realismo entra en escena para configurar un nuevo panorama. En primer lugar, el inicio de una nueva guerra dara la pauta para esta teorizacion; asi mismo, el ascenso de Estados Unidos como potencia de primer nivel en las relaciones internacionales y el orden de posguerra que configura seran los prolegomenos que daran paso a la gestacion de toda una tradicion. A partir de entonces, el realismo dara la pauta idonea para planificar, aplicar y justificar toda una politica de poder lanzada desde los principales centros capitalistas del mundo, asi como de algunos no capitalistas.

Celestino del Arenal ha afirmado que "nos encontramos con una teoria normativa orientada a la politica practica, que deriva sus postulados tanto de esa misma politica practica, como de la experiencia historica, especialmente del sistema de Estados europeo de los siglos XVII a XIX", (3) que va a ser refuncionalizado en pro de los intereses estadounidenses y occidentales de la segunda mitad del siglo XX. Monica Salomon, por su parte, afirma que "la preponderancia de las teorizaciones inspiradas en la tradicion realista tras la guerra tuvo que ver con la utilidad de los enfoques realistas como guia de los decisores politicos estadounidenses en las dimensiones militares y diplomaticas de las relaciones internacionales". (4)

De esta forma, es la segunda conflagracion belica mundial la que permite que el realismo entre en la escena de la teorizacion para producir un debate que, sin siquiera haber acontecido, (5) lo coloco como el vencedor absoluto frente a un utopismo o idealismo de caracter liberal, que habia proclamado la posibilidad de construir la paz mediante la cooperacion y coordinacion entre las potencias occidentales. Desde esta perspectiva, la idea de que la realidad es altamente perfectible y puede ser moldeada conforme la voluntad y la accion humanas guiaba al ideal liberal internacionalista. El llamado idealismo proponia la generacion de normas con valor y aplicacion universal que dirigieran y moldearan a la realidad internacional, evitando el surgimiento de un nuevo conflicto de grandes proporciones. (6)

Los autores realistas, en contraposicion, urgieron la necesidad de confrontar los postulados liberales con la realidad, misma que, desde su perspectiva, no dependia de la voluntad y la accion humanas, aunque si derivaba de su naturaleza que, al contrario de la concepcion liberal, era concebida como inherentemente inclinada al conflicto, la confrontacion y la busqueda de supremacia y dominacion de unos individuos sobre otros. La realidad, en esta vision, se compone de una dinamica propia que incluso funge como condicionante de las relaciones sociales en general.

El realismo se propuso a si mismo como la forma objetiva de observacion de la realidad que no pretende transformarla mediante posiciones ideales, sino propiciar una reflexion y una actuacion consistentes con los constrenimientos impuestos por ella misma. La realidad se encuentra conformada por una serie de mecanismos y leyes de funcionamiento que deben ser comprendidos para poder actuar sobre ella y, en cierto grado, para poder propiciar modificaciones o inclinaciones favorables a los intereses de los diversos actores que coexisten en su interior. Las grandes determinaciones que definieron la dinamica pasada en gran medida definen al presente y daran forma al futuro, debido a que la realidad es una sola y no depende de voluntades, ideales e intenciones ajenas a ella. (7)

Fundamentados en el pensamiento maquiavelico, el racionalismo hegeliano y, en ciertos aspectos, en el materialismo historico marxista, como lo reconocio en una etapa muy temprana el mismo Edward Carr, (8) los realistas se adscribieron a un determinismo historico caracterizado por una relacion de causa y efecto que condiciona la evolucion y el curso completo de la historia, configurando una realidad cuyas leyes de funcionamiento deben ser descubiertas por la filosofia, que a su vez tiene la mision de transmitir ese conocimiento hacia otros campos.

Al dar por sentado, junto con Hegel, "que en los acontecimientos de los pueblos domina un fin ultimo, que en la historia universal hay una razon--no la razon de un sujeto particular, sino la razon divina y absoluta" (9) y que, por tanto, la historia universal ha transcurrido de forma racional, el realismo enarbolo la idea de que "no puede haber realidad fuera del proceso historico", al tiempo que la etica y los valores no poseen utilidad ni sentido alguno al momento de juzgar a la historia fuera de ese mismo proceso, porque "[l]o que fue es justo (...) La historia crea los derechos y, por tanto, lo justo. La doctrina de la supervivencia de los mas aptos prueba que el superviviente era, de hecho, el mas apto para sobrevivir". (10)

Es esta concepcion la que se convierte tambien en la primera caracteristica del pensamiento realista: la realidad es unica e indivisible, altamente racional y condicionada por el propio proceso historico irreversible, irrenunciable y totalizante. Como tal, la reflexion, la teorizacion y el pensamiento, en general, se encuentran condicionados por la realidad misma, que funge como referente unico para ser entendida e interpretada. "Se ha hecho habitual decir", afirmaba Carr al respecto, "que las teorias no determinan el curso de los acontecimientos, sino que son inventadas para explicarlos". (11)

Este pensamiento, conjugado con el inicio de la segunda guerra en 1939, defacto otorgaron al realismo su calidad de referente indiscutible y supremo para pensar al mundo y para interpretar a las relaciones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA