Estado y gobierno

AutorJosé Antonio Crespo
Páginas39-41

Page 39

7. Estado y gobierno

Suele ser común utilizar como sinónimos los conceptos de Estado y gobierno, y ser tomados como si fueran una y la misma cosa, lo cual genera confusiones innecesarias lo mismo en los debates políticos que en la observación y evaluación de la vida pública. Y es que el gobierno es el grupo de personas que provisionalmente toma el control del aparato del Estado para cumplir sus tareas; esencialmente, tomar decisiones que afectan a toda la comunidad y hacer valer la normatividad para facilitar la convivencia social. En realidad, ambos conceptos están estrechamente relacionados pero son distintos. De tal forma que puede sustituirse un gobierno por otro sin que el Estado deje de funcionar, y sin que éste cambie esencialmente en sus características. Es por eso que en varios países puede cambiar un gobierno por otro, un presidente y su equipo, e incluso estar conformado por distintos partidos políticos con su particular visión de las cosas, pero ello no supone que la sociedad en cuestión caerá en un estado de anarquía, ausencia de Estado, ni que el Estado mismo haya cambiado en su naturaleza, por ejemplo, pasando de Estado autoritario a democrático, o viceversa. Así, cuando en Estados Unidos, por ejemplo, el gobierno pasó de ser controlado por el Partido Republicano a ser manejado por el Partido Demócrata, como cuando el republicano George H. W. Bush dejó de ser presidente en 1993 y fue sustituido por el demócrata William Clinton, se cambió de gobierno, pero el Estado no por ello fue modificado, y siguió siendo un Estado democrático. Otro ejemplo es la sustitución del gobierno del Partido Popular de José Aznar en España por el del Partido Socialista Obrero Español de Rafael Rodríguez Zapatero en 2004, sin que ello implicara tampoco un cambio en el Estado español, también democrático.

Diferencias entre Estado y gobierno

Page 40

40 El Estado

Diferencias entre países

O bien, en un Estado autoritario, el de la Unión Soviética, cuando murió José Stalin en 1953 y poco después fue sustituido por Nikita Khrushov, hubo cambio de gobierno, pero no de Estado. Lo mismo ocurría en los cambios sexenales en el Estado posrevolucionario mexicano, cuando un presidente sustituía a otro, con su respectivo equipo de gobierno, pues aunque pertenecieran al mismo partido, el Partido Revolucionario Institucional, las características del Estado se preservaban intactas, como Estado autoritario que era.

La diferencia entre...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba