Fase final del Porfirismo - El Derecho Electoral en el siglo XX - Doscientos años del Derecho Electoral en Mexico - Libros y Revistas - VLEX 686527829

Fase final del Porfirismo

Autor:Dip. Yadhria Yvette Tamayo Herrera - Lic. Carlos Alberto Flores Gutiérrez
Páginas:48-51
 
EXTRACTO GRATUITO
48
CAPÍTULO III
EL DERECHO ELECTORAL EN EL SIGLO XX
La conformación tanto del derecho como del sistema electoral
mexicano constituye una etapa trascendental en la hist oria del país; por
medio de ellos, se han establecido los procedimientos para la
participación ciudadana a través de los cuales se elige y constituye un
gobierno. La promulgación de las leyes, decretos y disposiciones sobre
este aspecto es una constante en la materia. Sólo en el periodo post-
revolucionario (de 1917 a 1991) se encuentran 22 leyes y decretos que,
en un conj unto, vienen integrando la secuencia de la producción
jurídica electoral en México en el siglo XX. También en la década de los
noventa, se aumentan reformas constitucionales importantes que
propiciaron la creación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la
Federación y la consecuente Ley General del Sistema de Medios de
Impugnación en Materia Electoral.
3.1. FASE FINAL DEL PORFIRIATO
Durante los más de treinta años de presidencia de Porfirio Díaz,
puede sostenerse que violó la actuación independiente de los poderes
legislativo y judicial, invadió la soberanía de los estados y limitó las
libertades políticas, a favor de un mando cada vez más personalista,
autoritario y centralizador46.
Las elecciones presidenciales –celebradas rigurosamente cada
cuatro años como ordenaba la Constitución- se fueron convirtiendo en
rituales legitimadores de un poder personalista; las campañas a favor de
Díaz acabaron siendo actos de auténtico culto al hombre47.
Con Díaz en el poder, se presentó en 1893 una iniciativa de ley
que buscaba asegurar la independencia de los tribunales. La idea era
otorgar a los magistrados un carácter inamovible. En gran medida el
proyecto de inamovilidad de los jueces estaba dirigido contra Díaz. Él
era finalmente, el “gran rector”, y una Suprema Corte de Justicia
independiente podría convertirse en sólido contrapeso a su autoridad.
Sin embargo, la reforma no prospero, lo que le permitió mantener su
influencia también sobre el poder judicial.
46
Sierra, Justo. Evolución Política del Pueblo Mexicano. Obras Completas XII. UNAM,
3ª. Ed., México, 1991. pp. 381 y ss.
47
Castellanos Hernández, Eduardo. Derecho Electoral en México, Ed. Trillas, México,
1999, pp. 92 y 93.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA