Familia y sociedad: a favor del interés superior del niño - Núm. 74, Junio 2014 - DH Magazine - Libros y Revistas - VLEX 518027974

Familia y sociedad: a favor del interés superior del niño

Autor:Arturo Valencia Esquivel
Páginas:9-10
 
EXTRACTO GRATUITO
9Al pie de la letra, tus derechos
Familia y sociedad:
a favor del interés
superior del niño
Es importante que los padres o tutores doten de buenos principios a sus hijos,
toda vez que en términos de ley son responsables de pagar daños y perjuicios
causados cuando el menor obre ilícitamente o contra las buenas costumbres.1 Por
lo que los incitamos a ejercer una paternidad responsable para dotar a nuestra
sociedad de buenos ciudadanos.
L
a Declaración Universal de los Derechos Humanos define a la familia como
el elemento natural, universal y fundamental de la sociedad, por
lo que el Estado y la sociedad están obligados a protegerla,
2
este núcleo social de
personas están “vinculadas por relaciones de intimidad, mutua consideración y
apoyo, parentesco, filiación o convivencia fraterna; o bien, por alguna relación
conyugal o de concubinato…”.
3
Al tiempo de procrear o adoptar hijos son
responsables de formarlos y exhortarlos al orden social y a ser buenos ciudadanos.
La formación consiste en dotar a los hijos de una buena educación y preparación
académica. Esta formación es vista como una conducta y se moldea desde la niñez conforme el niño
interactúa con su entorno. El desarrollo cognitivo, según Jean Piaget, se desarrolla en cuatro fases: la
primera denominada estadio sensorio-motor, posee una inteligencia no reflexiva, el niño se enfoca en
la exploración física a través del tacto, carece del conocimiento para distinguir la fantasía y la realidad,
conoce los objetos sin razonamiento; esta etapa va desde su nacimiento hasta los dos años de edad.
En el segundo estadio denominado preoperatorio, el niño inicia con la inteligencia reflexiva, es decir, sus
acciones son razonadas, su forma de ser es egocéntrica por lo que le cuesta trabajo aceptar lo que otros
quieren, empieza a distinguir la fantasía de la realidad, son vulnerables a las campañas publicitarias por
su capacidad de centrarse en una cosa a la vez, la imagen que se forma de las personas es buena o mala, no
comprende que ellos hacen tanto actos buenos como malos a la vez; esta etapa se desarrolla desde los tres
a los siete años.
1 Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos,
artículos 7.145 y 7.163.
2 Artículo 16.3, Declaración
Universal de los Derechos
Humanos. Asamblea General
de las Naciones Unidas, 1948.
3 Artículo 4.397, inciso e,
fracción II. Código Civil del
Estado de México.
Arturo Valencia Esquivel
Cuando un niño oye expresar desde sus primeros
años tales o cuales juicios que impresionan
vivamente su entendimiento, estos juicios
se convierten en reglas de conducta para toda su vida.
Maquiavelo, Discursos, libro III, cap. XLVI.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA