Facultades de comprobación de las autoridades tributarias. Análisis de los cambios que produjo la reforma al CFF en 2014 - Núm. 725, Junio 2014 - Práctica Fiscal - Libros y Revistas - VLEX 537119166

Facultades de comprobación de las autoridades tributarias. Análisis de los cambios que produjo la reforma al CFF en 2014

Autor:Lic. Alejandro Martínez Bazavilvazo
Páginas:1-8
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 1

Introducción

Desde las reformas verificadas en 2006, el CFF no había registrado una modificación tan amplia y profunda como la que entró en vigor en 2014. De las modificaciones más importantes destacan las directamente relacionadas con el ejercicio de las facultades de comprobación que dotaron a las autoridades de nuevos y poderosos instrumentos para comprobar el cumplimiento de las obligaciones fiscales a cargo de los contribuyentes o responsables solidarios.

Comentamos las reformas, adiciones y derogaciones que afectaron las facultades de comprobación referidas en el artículo 42 del CFF.

Análisis de los cambios

Facultades de comprobación. Modificaciones al artículo 42 del CFF

El artículo 42 del CFF registró diversas modificaciones a fin de establecer lo siguiente:

Incorporación del buzón tributario. Antes, cuando las autoridades tributarias practicaban una revisión de gabinete o escritorio, requerían la exhibición de la contabilidad u otros documentos y proporcionar datos e informes, los cuales debían ser exhibidos y proporcionados en el domicilio del contribuyente, responsable solidario o tercero o en las oficinas de la propia autoridad hacendaria. Con la creación del buzón tributario se establece la posibilidad de que la contabilidad, documentos, datos e informes sean proporcionados a través del buzón tributario. En forma congruente con la adición del artículo 17-K del CFF (buzón tributario) se reformó la fracción II del artículo 42 del CFF a fin de que los oficios de requerimiento de documentación, datos e informes se puedan notificar en documentos digitales a través del buzón tributario, y el cumplimiento de esos requerimientos también se pueda efectuar a través del mismo buzón tributario.
Al respecto, no debemos olvidar que conforme a las disposiciones transitorias del CFF, la entrada en vigor para efectuar notificaciones a través de dicho buzón será hasta el 30 de junio de 2014 para las personas morales y el 1o. de enero de 2015 para las personas físicas; sin embargo, consideramos que en la práctica el uso del buzón tributario para efectuar revisiones de gabinete será una excepción por las siguientes razones:
1. Los propios problemas tecnológicos en su implementación y efectiva aplicación que al día de hoy no se han resuelto por el SAT y que probablemente pospondrán la efectiva aplicación de las revisiones de gabinete a través del buzón.
2. Es un hecho (por lo menos para nosotros) que el análisis y valoración de múltiples documentos, que muchas veces se tienen que relacionar con otros documentos e información, resulta más complicado cuando esos documentos están digitalizados y sólo pueden ser visibles a través de medios electró-

Page 2

nicos (computadoras). Sólo imaginemos el análisis digitalizado de cientos o miles de comprobantes, contratos, actas y demás documentos que forman parte de la contabilidad. Sin considerarnos anticuados o resistentes al cambio, para nosotros es un hecho que la labor de análisis documental se facilita mucho cuando estamos frente a documentos en papel que digitalizados.
Por ello, consideramos que en el corto o mediano plazo, las autoridades tributarias seguirán practicando las revisiones de gabinete por la vía tradicional, en lugar de hacer uso del buzón tributario.
3. Las revisiones de gabinete a través del buzón tributario serán ejercidas cuando no sea posible localizar al contribuyente o al responsable solidario en el domicilio fiscal o por las características propias del contribuyente y las obligaciones fiscales objeto de revisión, se considere más conveniente una revisión a través del buzón; sin embargo, en opinión nuestra, la regla general será la revisión de gabinete mediante el uso de los medios tradicionales (papel), por lo menos en el corto y mediano plazo.
Incorporación de las revisiones electrónicas y debida motivación. Se adicionó dentro de las facultades de comprobación que tienen las autoridades, la posibilidad de practicar revisiones electrónicas a los contribuyentes, responsables solidarios o terceros con ellos relacionados, sobre uno o más rubros o conceptos específicos de una o varias contribuciones, basándose en el análisis de la información y documentación que obre en poder de dicha autoridad. En este caso es importante advertir las siguientes diferencias entre la revisión de gabinete (fracción II del artículo 42 del CFF) y la revisión electrónica (fracción IX del artículo 42 del CFF):
1. La revisión de gabinete referida en la fracción II puede ejercerse a través de los medios tradicionales o mediante medios electrónicos a través del buzón tributario. En cambio, la revisión electrónica deberá efectuarse mediante el uso de documentos digitales y a través del buzón tributario.
2. En la revisión de gabinete, el objeto o alcance de las obligaciones por revisar es muy amplio, de modo que las autoridades tributarias no tienen la necesidad de precisar o individualizar (motivar) en el oficio del requerimiento los rubros o elementos concretos (Ingresos, deducciones, inversiones, costo de venta, pérdida fiscal, actos o actividades gravadas, exentas, etc.) de cada una de las contribuciones y periodos que son objeto de comprobación. En cambio, en la revisión electrónica el objeto o alcance es muy limitado y exige una clara motivación, sobre las siguientes bases:
a) La revisión electrónica siempre debe estar motivada (debidamente) en hechos o situación que se deducen del análisis previo al inicio de la revisión, de información y documentación que obre en poder de las autoridades; es decir, para poder iniciar la revisión, la autoridad debe expresar (motivos) la información y documentación que obre en su poder y que fue analizada. Que derivado de ese análisis se tiene conocimiento de hechos de los cuales deriva la omisión en el pago de contribuciones u otras irregularidades.
b) Se deberán especificar (motivar) los rubros o conceptos específicos de una o varias contribuciones que serán objeto del ejercicio de tal facultad de comprobación.
Por ejemplo, las autoridades derivado del análisis de la información proporcionada por diversas entidades financieras, relacionadas con diversos depósitos bancarios, podrían iniciar fácilmente una revisión electrónica respecto a los ingresos correspondientes al ISR, por un periodo determinado. Debemos insistir en el hecho de que los motivos para justificar o soportar legalmente el inicio de una revisión electrónica son mucho más exigentes o precisos que los motivos para soportar una revisión de gabinete.
3. La revisión de gabinete se inicia mediante un oficio de requerimiento mediante el cual no se tiene ni se expresa el conocimiento de algún hecho u omisión que entraña el incumplimiento de alguna disposición fiscal. En cambio, las revisiones electrónicas inician con la notificación de una "resolución provisional" en la que se expresan hechos que entrañan el incumplimiento en el pago de contribuciones u otra irregularidad.
Obligación de informar al contribuyente, su representante legal o los órganos de dirección sobre los hechos y
...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA