El estudio de la administración pública en la etapa porfirista (1877-1910) - Primera parte - Historia del estudio de la administración pública en México - Libros y Revistas - VLEX 690652009

El estudio de la administración pública en la etapa porfirista (1877-1910)

Autor:José Juan Sánchez González
Páginas:201-234
 
EXTRACTO GRATUITO
201
Ciertamente es poco conocida la evolución de la
ciencia de la administración en México. Recien-
temente, la búsq ueda y sistematizació n de l a
bibliografía administrat iva de n uestro país, el
hallazgo d e abundante y variado mate rial que
desde la época colonial ha sido fruto de la preocu-
pación de los estudiosos de la a dministración
pública mexicana, nos ha dejado gratamen te
sorprendido.
OMAR GUERRERO, 1984525
El estudio de la administración pública en la etapa porfirista se caracteriza
por un mayor grado de desarrollo teórico por los temas que se abordan,
obras de indudable valor administrativo y la especialización en las temáti-
cas tratadas. El lema de “menor política y mayor administración” se puede
comprobar con los trabajos que son analizados en este apartado. Esta eta-
pa puede identificarse como de expansión y desarrollo del campo discipli-
nario por la calidad de las obras que se escribieron y que indudablemente
corresponden a líneas de investigación clásicas en nuestra disciplina.
Dentro de la variedad temática del estudio de la administración pública
en México, se escribieron tratados de doctrina en los cuales se plantean
expresamente la problemática de la concepción científica de la disciplina,
contribuyendo al desarrollo de los principios de la ciencia moderna, apenas
gestada a principios del siglo XIX. Sin duda, se trata de textos con una preten-
sión científica de más largo alcance, trascienden lo descriptivo y profundizan
de manera más clara en la actividad que identifica al campo de estudio.
En esta orientación se encuentran las obras de Charles Nordhoff (1890)
que fue traducido por el mexicano Eduardo Ruiz, obra preparada para los
norteamericanos y que fue adaptada a nuestro país. Aunque presenta una
perspectiva diferente, se incluye por su importancia divulgativa. Asimis-
mo, se describe el trabajo de Manuel Cruzado (1895), considerado como
el último teórico de la ciencia administrativa por la forma de abordar el
525 Omar Guerrero, Introducción a la administración púbica, México, Harla, 1984, p. 208.
Capítulo V
El estudio de la administración pública
en la etapa porfirista (1877-1910)
José Juan Sánchez González202
fenómeno administrativo público. Adicionalmente, sobresale por su impor-
tancia la obra de Emiliano Busto, primer trabajo de administración pública
comparada, en el que realiza un análisis entre el caso mexicano y el fran-
cés, obra publicada en el año de 1889.
Por lo que corresponde a la administración pública estatal, resulta sig-
nificativo el trabajo de Estrada y Zenea, cubano radicado en México, que
trata de la administración de los gobiernos estatales, texto que fue editado
en el año de 1878. Adicionalmente, se encuentra el Manual de los ayunta-
mientos de Julio Jiménez y Agustín Lozano publicado en 1875; el Directorio
para los ayu ntamientos, publicado en 1890, de Miguel León; así como el
Manual de los presidentes municipales de Cosme Garza García, editado en
1897 en Saltillo, Coahuila.
Cabe destacar también el tratado de administración de personal de
Díaz Rugama editado en el año de 1887, que puede ser considerado como
el primero texto para perfeccionar el ingreso de los empleados a la admi-
nistración pública federal. Por último, al iniciar el siglo XX, aparece en el
año de 1901, el ensayo sobre el municipio de Miguel S. Macedo, documento
que había permanecido olvidado y que incluimos por sus trascendentales
aportaciones a la administración pública municipal.
ILDELFONSO ESTRADA Y ZENEA:
ADMINISTRACIÓN PÚBLICA ESTATAL (1878)
La obra de Ildelfonso Estrada y Zenea (1878), es rica, fructífera y volumino-
sa en su contenido y alcances.526 Aunque por su título podría interpretarse
que se trata de un trabajo relativo a la praxis administrativa, esto es cierto
en parte, ya que en realidad es un documento formativo y moralizador. Al
respecto señala que:
A toda autoridad conviene tener a la mano en un solo volumen no sólo la doc-
trina correspondiente a su empleo, sino todas aquellas órdenes y disposiciones
que tienden a facilitar el despacho y a poner en manos aun de los menos ver-
sados en materia de oficinas, los medios de proveer con inteligencia, equidad
y justicia en los asuntos que directa e inmediatamente dependen de las facul-
tades de que se halla investida.527
526 Ildelfonso Estrada y Zenea, Manual de gobernadores y jefes políticos, México, Imprenta
de Villada, 1878.
527 Ildelfonso Estrada y Zenea, “Manual de gobernadores y jefes políticos”, RAP, México,
INAP, núm. 50, abril-junio de 1982, p. 135. En adelante se toma en cuenta esta fuente.
El estudio de la administración pública en la etapa porfirista 203
El autor señala que esta consideración lo ha llevado a escribir este
libro, que a semejanza del Manual de secretarios que dice haber publicado,
se trata de una obra que “pueda prestar algún servicio a los funcionarios, a
quienes tenemos la honra de dedicarla”.528 Estrada y Zenea (1878) considera
que un gobernador debe ser educado en lo físico, moral e intelectual, lo que
constituye las tres fases orientadas a la “perfectibilidad humana”. Debe
procurar ser una figura gallarda, tener buenas maneras, honrado y afable,
con voz dulce y persuasiva; ser generoso de sentimientos, puro de inten-
ciones, leal y tener grandeza de alma.
(...) el gobernador o jefe político de un estado o territorio, es el centro en el que
convergen todos los intereses de los gobernados y a la vez el foco de donde
parten las disposiciones que han de proporcionar el desarrollo y el fomento de
todos los ramos que constituyen la riqueza del territorio encomendado a su
ilustración, a su honradez y patriotismo.529
Por cuanto a su educación intelectual, debe conocer de ciencias, litera-
tura y bellas artes, aunque no sea “ni sabio, ni artista, ni poeta”. Debe tener
buena cultura en general, que incluya nociones de arquitectura, economía,
ingeniería, mecánica, agricultura, comercio, mineralogía, historia y física. Al
respecto puede verse el cuadro 25, en el que se resume el contenido de la
obra extensa de Estrada y Zenea (1878), el cual presenta en tres partes:
CUADRO 25
CONTENIDO DEL MANUAL DE GOBERNADORES
Y JEFES POLÍTICOS DE ESTRADA Y ZENEA
Temas Descripción
Primera parte: Cualidades y condiciones que deben tener los gobernadores
Educación “Como la educación es la que forma o regenera al hombre, bajo las
tres fases en que hay que considerarla par a obtener la perfectibili-
dad humana, hasta donde es posible alcanzarla, conforme se haya
atendido al cultivo de la condición física, moral e intelectual del in-
dividuo, así será el mayor o menor grado de desarrollo y perfección
que hayan adquirido”.
Moralidad “Siendo notorias las buenas costumbres del ciudadano, en quien
la atención del pueblo se fija para concederl e sus votos, no puede
528 Ibid., advierte Estrada y Zenea que: “No nos creemos maestros, ni pretendemos ense-
ñar a los que seguramente pueden darnos más de una lección en la materia”.
529 Ibid., p. 136.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA