Estrategias para incitar la participación del público. - El arte de hablar y escribir. Experiencias y recomendaciones - Libros y Revistas - VLEX 444237770

Estrategias para incitar la participación del público.

Autor:Raúl Rojas Soriano
Páginas:211-226
 
EXTRACTO GRATUITO
EL ARTE DE HABLAR Y ESCRIBIR
211
Capítulo XVI
Estrategias para incitar la participación
del público
1. ¿Es conveniente la interrupción del expositor por
parte del público? Si se planea una conferencia para
apoyar las actividades académicas de una institución y
se propone a un especialista para dictarla, o si se trata
de un foro o de una mesa redonda, se espera por lo ge-
neral que la concurrencia participe. Las reglas de orga-
nización prevén, por ejemplo, un periodo de preguntas y
respuestas al concluir el disertador o los ponentes.
Ello se hace con el fin de proporcionar a los invita-
dos el tiempo necesario para desarrollar sus plantea-
mientos, y para prevenir que la intervención de la
muchedumbre conduzca a posibles desviaciones en el
análisis de la cuestión.
RAÚL ROJAS SORIANO
212
Tal modo de organizar la jornada sirve para controlar
el tiempo, y evitar que se disperse la atención sobre el
asunto por preguntas y comentarios fuera de lugar de
alguna persona, los cuales pueden durar varios minutos,
como sucede en ocasiones.
Si el orador sabe de la materia y desea sostener
una relación estrecha con su auditorio, debe plantear
a éste la posibilidad de que se le interrumpa si al-
guien no comprende cierta idea o requiere anotar de-
terminada información.
En mi caso, aun cuando formalmente se me indique
que prepare una disertación magistral, cambio las reglas
del juego con el afán de conseguir, desde el principio,
una mayor interacción con el público.
Así, la conferencia se vuelve interactiva, lo cual
–según he comprobado reiteradas veces– resulta del
agrado de los asistentes.
Empero, tal proceder quizá sea en ocasiones contra-
producente en tanto que algunos pretenderán intermitir
sin razones de peso, restando fluidez a la exposición.
Evoco el caso de una profesionista quien asumió
como algo personal la exhortación a participar en un
curso-taller organizado por la Asociación de Economis-
tas Mexicanas, delegación Guerrero (octubre del 2000).
Habló dos veces aunque lo hacía sin centrarse en las
cuestiones que se discutían en ese momento.
Después de sus primeras digresiones levantó varias
veces la mano para hacer uso de la palabra; con una señal

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA