De la asociación empresarial a la empresa red: una refl exión desde el País Vasco - Redes y alianzas de la empresa - Conocimiento e innovación: retos de la gestión empresarial - Libros y Revistas - VLEX 445736098

De la asociación empresarial a la empresa red: una refl exión desde el País Vasco

Autor:Eusebio Gainza
Páginas:243-272
 
EXTRACTO GRATUITO
243
De la asociación empresarial a la empresa red:
una refl exión desde el País Vasco
Eusebio Gainza
Ante la ausencia de fuerzas que puedan
mantener un equilibrio estable dándole a
cada especie una ventaja en su propio terri-
torio, solamente las que mejor se adapten
al medio ambiente sobrevivirán.
CHARLES DARWIN
Introducción
En un mundo globalizado, como el que vivimos, es interesante interpretar la
frase de Darwin cambiando la palabra „especie‰ por „empresa‰, porque de-
nota la necesidad de cambio continuo de ésta para poder sobrevivir en el
ecosistema empresarial, adaptándose a las rápidas condiciones cambiantes, y si le
es posible predecir los cambios y adelantarse a que sus competidores los lleven a
cabo (empresa innovadora). En definitiva la propia competencia ayuda a que las
especies-empresas sobrevivan en un mundo cambiante.
Sin embargo, recordar las enseñanzas del maestro de la etología, cuando me dis-
ponía a escribir estas notas, me ha llevado a pensar en la fuerte (por su alto grado
de interacción) y a la vez frágil interrelación (porque las condiciones de equilibrio
son muy ligeras) en los ecosistemas empresariales, que pone de relieve un segun-
do aspecto complementario de la competitividad, pero fundamental para lograr la
CONOCIMIENTO E INNOVACIŁN: RETOS DE LA GESTIŁN EMPRESARIAL
244
supervivencia en el mundo empresarial: la „colaboración‰ empresarial, como es-
trategia para la difusión del conocimiento, la generación de interdependencias y la
conectividad entre todos los agentes que participan en el ecosistema empresarial.
Competir y colaborar se muestran, por ello, como las dos caras de una misma
moneda que hay que saber conjugar para hacer viable en el tiempo los proyectos
empresariales. Coopetir es la palabra que algunos se han inventado para sinteti-
zar en un solo concepto ambos términos. En las próximas líneas vamos a intentar
aproximarnos a la función de las redes empresariales, como elementos facilitadores
de la cooperación, que no tienen por qué producir distorsiones en la competencia,
que a la larga harían frágiles a las organizaciones empresariales en un mundo glo-
balizado.
Asociaciones y redes clásicas de empresas
A lo largo de la historia han existido tres tipos principales de asociaciones o alian-
zas empresariales, cuyo leiv motiv fundamental ha sido defenderse de agentes ex-
ternos a la asociación: asociaciones patronales, asociaciones sectoriales y alianzas
estratégicas. Todas ellas han incorporado actividades y servicios de diversa índole,
lo que ha permitido a las empresas implicadas, cooperar y ayudarse para competir
mejor, pero también suelen tener particularidades interesantes, que merecen la pena
ser estudiadas.
Asociaciones patronales clásicas
Entendemos como asociaciones empresariales clásicas aquellas que se constituyen
inicialmente para acordar criterios comunes de cara a la negociación colectiva y a
la defensa de los intereses empresariales y de clase. Estas asociaciones surgen en el
siglo XIX ante la aparición de los Sindicatos de Trabajadores, buscando las empresas
una respuesta conjunta ante situaciones difíciles como huelgas y exigencias laborales,
que consideraban agresivas para sus intereses. Esta visión inicial de aunar esfuerzos
para defenderse, no para cooperar, ha hecho que durante años en la memoria histórica
de los ciudadanos las „Patronales‰ se hayan asimilado a la defensa de intereses de
clase y como auténticos lobbys ante las administraciones públicas y sociedad en ge-
neral. Su propio nombre las relacionaba con los patronos, concepto patrimonial que
sustituyó al de amos, desde finales del siglo XVIII hasta casi finales del XIX, al ir des-
apareciendo la esclavitud en los países europeos, sus colonias y ex colonias.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA