La eficacia del Estado

AutorJosé Antonio Crespo
Páginas33-36

Page 33

6. La eficacia del Estado

Un tema importante al hablar del Estado es, incluso suponiendo que ya existe, es ¿qué tan eficaz es ese Estado para cumplir sus funciones de mantener el orden social, proporcionar seguridad a los miembros de la comunidad gobernada, y aplicar la ley?

Y si hablamos en particular de un Estado democrático, otra pregunta viene implícita, ¿qué tan eficaz es ese Estado para llamar a rendir cuentas a un gobernante que abusa del poder, removerlo de su cargo y llevarlo ante los tribunales para que se le aplique el castigo que merece de acuerdo a las leyes vigentes? Estas preguntas son relevantes ya que los Estados, aunque existan, casi nunca son totalmente eficientes en sus funciones, sino que por lo general lo son de manera parcial. Vale entonces también preguntar, por ejemplo, si es que ya existe un Estado con el poder y los órganos necesarios para hacer valer la normatividad, de modo que cualquier individuo que la viole sea capturado y castigado de acuerdo a lo que indiquen las leyes, y también ¿por qué en muchas sociedades siguen cometiéndose distintos tipos de infracciones a la ley, delitos y crímenes? ¿Por qué no todos aquellos individuos que incurren en ello son capturados y penalizados? ¿Por qué muchos de quienes roban, estafan, violan, asesinan pueden seguir libres y no son castigados por ello?

Para responder a esta pregunta hay que decir que todo tipo de infracción, crimen o delito quedará erradicado de una sociedad cuando cada uno de sus miembros tenga en claro que de violentar alguna ley, inevitablemente sería descubierto, capturado y castigado por ello. Así, la idea del orden normativo tiene la finalidad de provocar que los males del castigo por violarla superen a los bienes derivados de quebrantarla. Así, por ejemplo, un millón de dólares robados en un banco de poco servirían a quien los tomó si por ello es condenado a

Remoción de un cargo

Page 34

34 El Estado

cuarenta años de cárcel. Por eso, el comportamiento racional de todo individuo debería ser apegarse a lo que dice la ley en lugar de pasar por encima de ella, y esto ocurriría, si y sólo si, se tuviera la certeza de que, en efecto, toda infracción será descubierta y probada fehacientemente, y su responsable, capturado y castigado. Pero para que esto ocurra el aparato de justicia del Estado deberá ser totalmente eficaz, al capturar a los delincuentes, e infalible, al demostrar su culpabilidad. Y esto es simple y sencillamente...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba