La educación virtual - Los entornos virtuales en el proceso de enseñanza y aprendizaje - Libros y Revistas - VLEX 698099093

La educación virtual

Autor:Esperanza de Jesús García Ayala
Páginas:91-152
 
EXTRACTO GRATUITO
Los Entornos Virtuales en el Proceso de Enseñanza y Aprendizaje
91
La Educación en línea tiene algunas décadas desarrollándose,
actualmente la investigación que se realiza es muy poca y se enfoca a
corregir los problemas particulares de cada institución ya que depende
del tipo de cursos y de perfiles, entre otros.
2. LA EDUCACIÓN VIRTUAL
LAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y
COMUNICACIÓN EN LA EDUCACIÓN VIRTUAL
La educación a distancia considera a los alumnos como un individuo
que: es adulto, autónomo y dirige su propio aprendizaje, es activo y no
es un organismo vacío ilimitadamente moldeable.
En el proceso de aprendizaje, el lenguaje, independiente de su forma,
es el vehículo mediante el cual los conceptos se internalizan en el
alumno y adquieren un significado para él, transmitiendo el ‘sistema
simbólico dominante’, son los conceptos y su adquisición los que
posibilitan el aprendizaje humano y no el medio o la modalidad como
se realiza el acto pedagógico. Los adultos pueden aprender a distancia.
En efecto, las teorías del aprendizaje descritas, más allá de sus
diferencias, otorgan un rol central a la autonomía del alumno para
construir su propio conocimiento. Este es el principio rector de la
modalidad de Educación a distancia y por lo mismo no existen
argumentos teóricos que señalen que el alumno, adulto por cierto, esté
impedido de atribuir significado a los conocimientos nuevos que le son
presentados mediante un determinado medio o soporte tecnológico.
(Ausubel, 2009).
La significatividad de lo aprendido no está vinculada con el medio
utilizado, sino que depende de las condiciones propias del alumno, es
decir los conceptos previos de su estructura cognitiva, y el esfuerzo de
aprendizaje realizado por él mismo.
El rol del profesor en la educación presencial moderna, es equivalente
al del tutor en la educación a distancia. En ambos casos es sólo un
Esperanza de Jesús García Ayala
92
mediador del conocimiento y es el alumno el que vive y gesta su
aprendizaje.
La tan pretendida autonomía del estudiante en la educación presencial,
los sesgos y prejuicios sobre esta modalidad educativa no tienen
asidero teórico y el tema se centra en la calidad de la enseñanza y en
las condiciones que posibilitan un aprendizaje de calidad. Al respecto,
(Schutte, 1996) señala que deben considerarse los siguientes:
Condiciones del material:
Funcional, integrable, potencialmente significativo, Internamente
coherente.
Condiciones del sujeto que aprende:
Disponer de un bagaje indispensable de estructuras cognitivas
necesarias para relacionar el nuevo contenido. Partir de una actitud
favorable. Existencia de una distancia optima entre lo que se sabe y lo
que se conoce. Es necesaria además la ayuda pedagógica que posibilita
la integración significativa.
Sin embargo, nuevamente, estas condiciones son comunes a la
modalidad presencial y, por lo mismo, el tema adquiere un
planteamiento particular: el prejuicio sólo limita la incorporación de
esta modalidad. El mundo post moderno y su cultura disponen de un
continuo educacional al servicio de una multitud ansiosa de
conocimiento, en medio de un conjunto de estímulos que lo incitan a
mantenerse al día, a no perder competitividad en un mercado
cambiante y en desarrollo.
El profesional de hoy deberá ir dos o tres veces a la Universidad para
continuar seguir siendo profesional.
Los tiempos cambian, el mundo actual no permiten que todos tengan
esta posibilidad, en este sentido la modalidad a distancia se erige como
la herramienta y estrategia privilegiada para la adquisición de
conocimientos actualizados.
Los Entornos Virtuales en el Proceso de Enseñanza y Aprendizaje
93
Limitar basándose en prejuicios de hace 10 ó 20 años esta modalidad y
su incorporación social es una actitud oscurantista, que no reconoce
las características de lo actual.
El mundo ya no es el mismo y la Universidad ha cambiado con ella. Se
han roto las barreras y la educación virtual es la norma y el nuevo
paradigma. No reconocer esto es un grave error. Todas las áreas,
incluyendo la Medicina son posibles de ser trabajadas con estrategias
virtuales de enseñanza y sólo basta reconocer el continuo de la
educación superior actual desde lo eminentemente presencial, a lo
eminentemente a distancia, todo en un soporte tecnológico común.
La nueva universidad virtual en su forma, pero Platónica en su esencia,
se abre paso, sin pedirnos y sin darnos la posibilidad de cuestionarnos
nuestros prejuicios, el futuro ha llegado. (Schutte, 1996).
A continuación se presenta un breve análisis de la educación virtual
como un nuevo proceso de aprendizaje y transmisión del conocimiento
a través de las redes modernas de comunicaciones, para determinar su
efectividad mediante un breve análisis de sus éxitos y fracasos,
definiendo sus ventajas y desventajas así como el futuro que se espera
de ellas. Como primer punto se conceptualiza a la educación virtual
para tener una apreciación general de ella y se analiza el modelo
educativo que se debe implantar.
Como resultado de la breve investigación se encontró como
coincidencia que la educación virtual es una muy buena alternativa de
aprendizaje para aquellas personas que no pueden acceder a una
escuela tradicional o llevar cursos de la forma tradicional. También es
una buena alternativa de aprendizaje porque el modelo educativo que
se debe desarrollar en ella se basa en el aprendizaje significativo en el
que el estudiante construye su propio conocimiento y el profesor sólo
le proporciona herramientas para que lo construya, y de esta manera
le sirva de por vida, además de que el estudiante establece y organiza
sus tiempos de aprendizaje.
La incorporación de la tecnologías de información en el ámbito
académico ha traído consigo no sólo el dar soporte a las actividades
curriculares y de investigación, sino que ha propiciado el intercambio

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA