Las dimensiones del conocimiento en la adopción del e-gobierno: un análisis factorial confirmatorio. - Vol. 22 Nbr. 2, September 2013 - Gestion y Politica Publica - Books and Journals - VLEX 635861445

Las dimensiones del conocimiento en la adopción del e-gobierno: un análisis factorial confirmatorio.

Author:Purón-Cid, Gabriel
 
FREE EXCERPT

The Dimensions of Knowledge in E-government Adoption: A Confirmatory Factor analysis

INTRODUCCIÓN

Wimmer y Traunmüller (2004) presentan el gobierno y la gobernanza de políticas públicas como grandes organizaciones de conocimiento intensivo. Ellos indicaron que "las agencias públicas cuentan con un alto porcentaje de profesionales y personal especial que abarca áreas con actividades basadas en el conocimiento [...]. Muchas organizaciones públicas son principalmente 'organizaciones de inteligencia' y sus funcionarios pueden considerarse trabajadores del conocimiento por excelencia. Las decisiones complejas [en el gobierno] son particularmente demandantes de conocimiento" (Wimmer y Traunmüller, 2004, 45).

Por lo tanto, el conocimiento se coloca como uno de los factores más influyentes en la adopción del e-gobierno, debido su rol crítico en la toma de decisiones y su potencial como un activo para individuos, grupos, organizaciones y redes que participan dentro del gobierno (Maier, 2007; Wimmer y Traunmüller, 2004). Este estudio se enfoca en las dimensiones del conocimiento entre los actores dentro del gobierno que son responsables de adoptar iniciativas de e-gobierno en sus contextos organizacionales.

En la literatura, existen muchos marcos de referencia que intentan integrar las múltiples dimensiones del conocimiento incorporado en la implementación de los sistemas de información (si) y las iniciativas de e-gobierno (Chang et al., 2009; Maier, 2007, 21-35; Pardo et al., 2006). Estos esfuerzos han contribuido a nuestra comprensión del rol del conocimiento como un mecanismo crítico para la adopción de los proyectos de e-gobierno. Sin embargo, el enfoque ha estado en los si, gestión de la información y gestión de los datos, haciendo caso omiso de otras dimensiones interactuantes identificadas en otras disciplinas (Heeks, 2006; Maier, 2007; Orlikowski y Baroudi, 1991; Purón-Cid, 2010; 2013; Wimmer y Traunmüller, 2004).

Para explorar las dimensiones del conocimiento, este estudio propone que es necesario considerar las diferentes estructuras y campos disciplinarios representados en la práctica al adoptar una iniciativa particular de e-gobierno. Las dimensiones de conocimiento participantes en proyectos de e-gobierno dependen del tipo de iniciativa y del contexto en el cual van a operar. De acuerdo con Purón-Cid (2010; 2013), las iniciativas de e-gobierno son normalmente de naturaleza interdisciplinaria debido a que los diferentes participantes tienen diversos antecedentes profesionales y organizacionales. Para el propósito de este estudio, el término "interdisciplinario" significa: un grupo de personas con diferentes antecedentes profesionales, conocimientos y habilidades, que colaboran para la adopción de las iniciativas de e-gobierno, dentro de las rutinas organizacionales.

Este artículo sostiene que, durante la implementación de los proyectos de e-gobierno, generalmente colaboran diferentes grupos de profesionales y equipos de trabajo con antecedentes diversos en disciplinas y habilidades profesionales. Dependiendo del tipo de e-gobierno, Purón-Cid (2013) sugiere que deben incluirse otras estructuras relevantes de otras disciplinas. El enfoque propuesto aquí considera el tipo de proyecto de e-gobierno para izar con propiedad las dimensiones de conocimiento obtenidas en el proyecto, no sólo en el campo de si, sino de otras disciplinas relevantes.

Una aplicación común del e-gobierno ocurre en el campo de presupuesto (Purón-Cid, 2010). Debido al intenso contenido informativo y al uso tecnológico en el proceso presupuestario, los si se convierten en algo central para las operaciones presupuestarias en el gobierno y viceversa (Lee et al., 2004; Melkers y Willoughby, 2001; ocde, 2007). Este estudio examina las múltiples dimensiones del conocimiento, complementando la perspectiva de los sistemas de información con la perspectiva presupuestaria durante la adopción del e-gobierno.

Este estudio condujo un análisis factorial confirmatorio (AFC) para identificar las diferentes dimensiones del conocimiento, con base en las respuestas al cuestionario sobre la adopción de una reforma presupuestaria facilitada por Ti en México. Esta iniciativa representa un caso contemporáneo y multidisciplinario de e-gobierno. Desde el final de los años ochenta, el gobierno mexicano ha reformado el sistema presupuestario incorporando si y técnicas presupuestales. La última de estas reformas se conoce como PbR-SED o presupuestos basados en resultados-Sistema de Evaluación de Desempeño, que se diseñó y puso en marcha en 2008. Su propósito es transformar la forma en que las agencias gastan los recursos públicos basándose en resultados, información de desempeño y disminución de costos. El PbR-SED condensa las múltiples dimensiones de conocimiento en el contexto de una transformación compleja y en curso de e-gobierno en los campos de si y presupuesto.

El cuestionario se aplicó a funcionarios del gobierno federal y estatal que participaron en la iniciativa. El objetivo del cuestionario era evaluar la variedad de estructuras encontradas como críticas en la literatura. A través de una sección de este cuestionario, este estudio examina la repercusión de los factores del conocimiento en la adopción de e-gobierno. El objetivo de este estudio es mejorar nuestra comprensión de las dimensiones del conocimiento involucrado en la implementación del e-gobierno; nuestro propósito es que la comunidad de practicantes y estudiosos del e-gobierno usen estos hallazgos para recomendar la gestión del conocimiento en más aplicaciones del e-gobierno; además de ofrecer una selección de "recomendaciones prácticas" que se identificaron como útiles durante dicha implementación.

La estructura de este artículo está organizada en ocho secciones incluyendo estos comentarios introductorios. La segunda sección revisa la literatura sobre la adopción del e-gobierno y las definiciones, marcos de referencia y dimensiones múltiples del conocimiento envuelto en el e-gobierno. La tercera sección presenta las preguntas de la investigación. La cuarta sección establece las hipótesis de este estudio. La quinta sección detalla el diseño y métodos de esta investigación. La sexta sección incluye los resultados del AFC. La séptima sección discute algunas "recomendaciones prácticas" que provienen del análisis y que consideramos útiles para la implementación del e-gobierno. La octava sección está dedicada a las conclusiones.

REVISIÓN DE LA LITERATURA

Esta sección reseña las diferentes definiciones y los marcos teóricos del conocimiento para poder conceptualizar las posibles dimensiones del conocimiento para este estudio. La naturaleza de una reforma al presupuesto facilitado por ti, implica la revisión de los campos de si y los presupuestos para estos campos, pero investigaciones más amplias pueden incluir otros campos, como los administrativos y contables (Purón-Cid, 2013).

CONOCIMIENTO

Desde diferentes puntos de vista, el conocimiento es una ventaja muy apreciada que puede llevarnos a formas de gobierno más inteligentes, competentes, estratégicas, capaces (Maier, 2007, 60). El conocimiento proviene de acciones previas y de las retroalimentaciones de cada paso del ciclo de hacer política, con el propósito de mejorar la conducción de las acciones y focalizar los objetivos de dichas políticas (Wimmer y Traunmüller, 2004). El conocimiento es también un ingrediente para promover la innovación, participación, transparencia y colaboración (Arora, 2011; McNabb, 2007; Riege y Lindsay, 2006).

A pesar de su importancia indiscutible, no hay consenso en la literatura acerca de lo que significa el conocimiento (Maier, 2007). El término "conocimiento" se aplica ampliamente, pero es muy vago en sí, cuando se refiere a organizaciones de negocios y estudios de organizaciones, entre otras disciplinas (Maier, 2007; McNabb, 2007). Como consecuencia, existen muchas definiciones que no convergen (Maier, 2007; Lehner y Maier, 1997; Riege y Lindsay, 2006). Estas perspectivas diferentes corresponden a las diversas formas en que el conocimiento interactúa en los contextos organizacionales, y dependen también de cómo las organizaciones manejan el conocimiento en sus rutinas y con sus asociados (Maier, 2007).

Maier (2007) identificó algunas perspectivas disciplinarias para estudiar el conocimiento, que van desde áreas filosóficas hasta los campos de gerencia, sociología, ciencias políticas y economía. En el campo de la literatura sobre si, hay muchas perspectivas teóricas que colocan el conocimiento en el centro del análisis. El cuadro 1 presenta un resumen de estos esfuerzos, junto con sus principales exponentes. La revisión de cada perspectiva excede el alcance de este artículo, pero este resumen indica que el conocimiento ha sido estudiado extensamente desde varias disciplinas y perspectivas teóricas (Maier, 2007, 35).

El conocimiento tiene diferentes conceptos relacionados, como competencia, capacidades, saber-cómo, habilidad, atribución, convicción, descubrimiento, estimación, evidencia, experiencia, inteligencia, invención, observación, maestría, congruencia, pericia y entendimiento, entre otros (Maier, 2007; McNabb, 2007; Riege y Lindsay, 2006). Estas conceptualizaciones tan diversas no tienen un significado común, ni pueden agruparse bajo un solo techo. Una definición que quiera abarcar todas las conceptualizaciones sería sospechosa y sin provecho para la investigación (Maier, 2007, 61). Maier (2007) revisó muchas definiciones provenientes de los campos de administración pública, si y e-gobierno (véase cuadro 2). Esta variedad de conceptos refleja la falta de acuerdo acerca de la compleja natu raleza y amplio rango de las dimensiones del conocimiento (Maier, 2007; McNabb, 2007; Riege y Lindsay, 2006).

Como resultado de esta variedad de definiciones, la literatura ha contribuido con una larga lista de dimensiones y tipos de conocimiento que Maier (2007, 66-69) categoriza con base en la literatura, y...

To continue reading

REQUEST YOUR TRIAL