El desarrollo del Instituto Nacional de Ciencias Penales en el periodo 2001-2003: un enfoque victimológico - 40 años, 40 voces - Libros y Revistas - VLEX 745101517

El desarrollo del Instituto Nacional de Ciencias Penales en el periodo 2001-2003: un enfoque victimológico

Autor:María de la Luz Lima Malvido
Páginas:159-167
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 159

Introducción

Hoy es la ocasión propicia para renovar votos, para recordar que la trascendente misión de todo servidor público, de todo profesionista, es coadyuvar con sus conocimientos, vocación y talento al logro del progreso de nuestra nación, sin descuidar su personal realización intelectual.

Page 160

A lo largo de mi desarrollo profesional, han existido dos principales vertientes en las que he abocado la mayoría de mis esfuerzos: por un lado, la planeación estratégica, el desarrollo e implementación de políticas públicas; y por otro, la investigación en diversas áreas de las ciencias penales, destacando las de carácter victimológico, así como el fortalecimiento y aplicación de estándares en la atención a víctimas de delitos y del abuso del poder.

Estas relevantes premisas son las que inspiraron mi desempeño como servidora pública, para dirigir políticas públicas con entrega, fomentando el desarrollo nacional, incorporando una perspectiva de género y procurando, cuando era viable, una reforma institucional.

Durante el periodo de 2001-2003, me desempeñé por nombramiento presidencial en el cargo de Subprocuradora de Coordinación General y Desarrollo de la Procuraduría General de la República, lo cual representó para mí una gran distinción, en virtud de que fui la primera mujer en 100 años en ocupar un cargo de tal naturaleza, teniendo en el ámbito de mi competencia la responsabilidad de materializar 10 políticas federales de capacitación profesional, efectuadas a través de 13 direcciones generales.

Resulta importante visualizar esta estructura y diseño institucional, ya que es en esa lógica que se aprecia la dimensión de lo que se debía desarrollar a través del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe) y del Instituto de Capacitación y Profesionalización (Icap), instituciones responsables, entre otras, de la política, capacitación y profesionalización, organización, control y servicio civil de carrera e investigación criminal criminalística; además de la justicia, equidad y género.

Figura 1. Subprocuraduría de Coordinación General y Desarrollo1

[VER PDF ADJUNTO]

Page 161

Cabe destacar que, para desarrollar tales políticas a través del Inacipe, me correspondía fungir como Secretaria Técnica de la Junta de Gobierno del mismo Instituto, cargo en el que el Procurador General de la República en turno, General Rafael Macedo de la Concha, me otorgó amplias facultades para reformar, proponer y fortalecer la respectiva agenda, así como tomar decisiones que sometíamos a la consideración de la H. Junta de Gobierno.

Esta encomienda me satisizo porque estoy vinculada a este Instituto desde antes de su creación, cuando observaba con qué entusiasmo el Dr. Luis Rodríguez Manzanera conversaba al respecto con don Alfonso Quiroz Cuarón, cuando aún se encontraba en proyecto la creación del Instituto Nacional de Criminología, que súbitamente fue cambiado por el Inacipe para dar mayor apertura al estudio e investigación de más disciplinas que abarcan en general las Ciencias Penales. Incluso, recuerdo que íbamos a ver los avances de la construcción, en donde ahora se encuentra ediicado, siguiendo cuidadosamente cada piedra que le da sustento. Más tarde, ya inaugurado, me vinculé a él mediante la cátedra en la que me he desempeñado hasta ahora.

De tal forma que, en el lapso que duró mi gestión, tuve la oportunidad de proponer como director del Inacipe al maestro Gerardo Laveaga, quien tenía una maestría en Derechos Humanos, y me proponía establecer un proyecto con enfoque educativo. Consideré que Laveaga era buen candidato, ya que existen diversas corrientes en las Ciencias Penales y a veces, entre ellas, en lugar de ediicar juntos, se intenta destruir con críticas que no conducen al trabajo creativo. En ese tiempo, el Inacipe necesitaba sufrir una modernización educativa, la cual llevamos a cabo.

En este periodo fue posible realizar diversos proyectos, algunos de ellos aún vigentes, en torno a tres principales ejes: en primer lugar, la política de capacitación y profesionalización, donde impulsamos la creación o consolidación de siete especialidades, cinco maestrías y el Doctorado en Ciencias Penales y Política Criminal.

En este primer eje estaban la capacitación y profesionalización del personal sustantivo: agentes del Ministerio Público de la Federación, agentes de la entonces Agencia Federal de Investigaciones y peritos de la Procuraduría General de la República. Para ello, implementamos una maestría en Ciencias Penales con especialización en Ciencia Jurídico Penal, dirigida a servidores públicos de la PGR con licenciatura en Derecho.

El segundo eje consistía en las Políticas de Investigación, con el propósito de formar investigadores de carrera con cultura crítica e investigativa, lo cual les permitiera generar y comprobar conocimientos orientados al desarrollo de las ciencias penales, los saberes y la técnica, la producción y adaptación de tecnologías para la búsqueda de soluciones a los problemas relacionados con el sistema de justicia penal del país, que generaran nuevos conocimientos que contribuyeran al desarrollo cientíico; que desarrollaran proyectos en diversas líneas de investigación deinidas por las prioridades nacionales.

Para ello, se diseñó un plan estratégico de gran alcance, con la finalidad de que el Inacipe lograra convertirse en el Centro Nacional de Investigación, que obtuviera suicientes recursos presupuestales, y de esta manera contar con la infraestructura y los recursos humanos necesarios para materializar un proyecto de tal envergadura. Y, el tercer eje, fue el desarrollo de la

Page 162

política de organización, control y servicio civil de carrera.

II Política de capacitación y profesionalización (formación de profesionales de postgrado)

Quisiéramos destacar en este tema el diseño e implementación de la primera Maestría en Victimología en el mundo, así como la maestría en Administración de Justicia, ambas con el in de formar profesionales mejor preparados para incorporarlos al Sistema de Justicia...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA