El Derecho Chino y el Derecho Mexicano desde una perspectiva comparada - El sistema jurídico en China - México - China. Culturas y sistemas jurídicos comparados - Libros y Revistas - VLEX 682652533

El Derecho Chino y el Derecho Mexicano desde una perspectiva comparada

Autor:Li Lin
Cargo del Autor:S.J.D., profesor de derecho y director del Instituto de Derecho de la Academia China de Ciencias Sociales, Beijing
Páginas:73-118
 
EXTRACTO GRATUITO
— 73 —
Li Lin*
El Derecho chino y el Derecho mexicano desde
una perspectiva comparada
Sumario: I. Introducción.- II. China y México deben
aprender uno del otro en el campo del Derecho.- III. Com-
paración preliminar entre el Derecho chino y el Derecho
mexicano.- IV. Experiencias fundamentales en la cons-
trucción del estado de derecho en China. V. Bibliografía.
I. Introducción
China y México son países con largas tradiciones culturales, y por ello, ambos
pueden aprender uno de otro en muchos sentidos. El 12 de septiembre de 2005,
Hu Jintao, Presidente de China, señaló, durante un discurso pronunciado an-
te el Senado de la República de México, que ambos países han hecho grandes
contribuciones a la civilización. En la actualidad, el pueblo chino realiza gran-
des esfuerzos para hacer realidad una sociedad relativamente próspera en to-
dos sentidos. A partir de sus propias experiencias y de las lecciones aprendidas
del desarrollo del mundo, el pueblo chino ha reconocido, de manera profunda,
que todas las naciones deben alcanzar el objetivo del desarrollo a través de me-
dios pacíÞcos. Solamente el desarrollo logrado por vías pacíÞcas es duradero y
conÞable, y resulta benéÞco tanto para el desarrollo del pueblo chino como de
los pueblos en otros países. Hu Jintao dijo que si bien China se encuentra lejos
de México, los pueblos de ambos países iniciaron una comunicación amistosa
hace mucho tiempo y han sido buenos amigos y socios desde entonces. La co-
operación amistosa entre ambas naciones tiene fundamentos políticos sólidos y
se basa en intereses y perspectivas de desarrollo comunes. El enriquecimiento
continuo de la asociación estratégica entre ambos países es congruente con los
intereses fundamentales que tienen, junto con sus pueblos, de promover la co-
operación sur-sur y el mantenimiento de la paz mundial, y de hacer avanzar su
desarrollo muto.
* S.J.D., profesor de derecho y director del Instituto de Derecho de la Academia China de Cien-
cias Sociales, de Beijing.
LI LIN
— 74 —
Tanto China como México son importantes países en desarrollo, con una sig-
niÞcativa inàuencia en los asuntos mundiales. Los pueblos de ambos países
tienen la carga histórica de proteger los intereses y derechos legítimos de los
países en desarrollo y de acelerar la carrera hacia la paz y el desarrollo huma-
nos. El pueblo chino está dispuesto a colaborar con el pueblo mexicano, así
como al aprendizaje mutuo, a Þn de aprovechar las oportunidades, enfrentar
los desafíos y crear un mejor futuro para el desarrollo de ambos países. Al Þnal
de su discurso, el Presidente Hu citó una conocida frase del reconocido poeta
mexicano, Octavio Paz: el torrente del río corre y corre sin vuelta atrás, hasta
que llega al océano. En tanto ambos países se conformen a las mareas de los
tiempos y la voluntad de los pueblos, China y México pueden avanzar, con
todos los demás países, a una situación en la que todos ganan y hacen realidad
la prosperidad mutua.
Es importante para el desarrollo de las relaciones entre los dos países que
examinemos el derecho chino y el mexicano desde una perspectiva comparada,
a Þn de hacer avanzar la comprensión y la cooperación de ambas partes en el
campo jurídico.
II. China y México deben aprender uno del otro en el
campo del derecho
1. China y México tienen una larga historia de buena comunicación y cooperación
Aunque China se encuentra lejos de México, de acuerdo con Liang Book, los
budistas chinos llegaron a México y otros países de Latinoamérica ya en el siglo
V de nuestra era. Hace más de cuatrocientos años, China y México ya tenían
relaciones comerciales. Después de que los españoles conquistaron las Filipi-
nas en 1565, los colonizadores aprovecharon las ventajas del comercio marítimo
existente entre China y las Filipinas para transportar porcelana, seda y otras
mercancías al puerto de Acapulco en México, así como coco, maíz y otros pro-
ductos de América Latina hacia China. Estos contactos prueban los largos vín-
culos históricos entre los dos países.
El 14 de febrero de 1972, México estableció relaciones diplomáticas con Chi-
na. El 15 de octubre de 1971, el Presidente mexicano Luis Echeverría señaló,
durante la XXVI asamblea de las Naciones Unidas, que la “soberanía y la inte-
gridad territorial de China son inseparables en el derecho”. Después de la reso-
lución de Naciones Unidas por la que China recuperó su legítima membresía,
la Secretaría de Relaciones Exteriores de México expidió un comunicado que
reconocía a la República de China como la “única representante legítima” de
China en las Naciones Unidas. El 16 de noviembre, el gobierno mexicano anun-
— 75 —
EL DERECHO CHINO Y EL DERECHO MEXICANO
ció la terminación de las relaciones diplomáticas con Taiwán. El 14 de febrero
de 1972, China y México dieron a conocer el establecimiento de relaciones di-
plomáticas, después de lo cual la relación entre ambos países se ha desarrollado
sin sobresaltos. En años recientes, funcionarios de alto nivel de ambas naciones
han realizado frecuentes visitas recíprocas y el área de comunicación se ha ido
ampliando. En diciembre de 2003, el primer ministro chino, Wen Jiabao, realizó
una visita oÞcial a México y anunció conjuntamente con el presidente Vicente
Fox que ambos países establecerían una asociación estratégica. En agosto de
2004 se estableció una comisión binacional permanente y se realizó su primera
reunión. En mayo de 2006 se llevó a cabo la segunda reunión en la Ciudad de
México, durante la cual ambos países Þrmaron el Plan Conjunto de Acción para
el periodo 2006-2012.
Como uno de los mayores receptores de la inversión china en América
Latina, México es el segundo socio comercial de China en la región, y las
exportaciones chinas a México son también las más elevadas. La cooperación
entre China y México se ha fortalecido continuamente en los campos de la
cultura, la tecnología y otros ámbitos. La cooperación tecnológica abarca la
física, la química, las matemáticas, el apoyo en caso de desastres y la preven-
ción de terremotos, la agricultura y la industria, el transporte, la energía y
la arquitectura. Se han realizado cuatro reuniones de la comisión binacional
China-México y se han seleccionado más de cien proyectos para su imple-
mentación. México es uno de los países de América Latina que más intercam-
bios culturales tiene con China. A partir de septiembre de 2000 se realizó, en
decenas de estados y ciudades de México, una gran exposición de piezas de
la antigua cultura china bajo el nombre “China en el periodo monárquico: las
dinastías Xi’an”. En 2001, una exhibición de la civilización maya se realizó en
Guangzhou, Xi’an, Pekín y Shanghai. En 2006, México participó en el festival
artístico “Reunión en Pekín” como país invitado y realizó una serie de activi-
dades culturales en China. En 2007, China participó en el Festival Cervantino
como país invitado y llevó a cabo una serie de eventos culturales bajo el nom-
bre “Conociendo a China”.
Desde 1978, en que ambos gobiernos Þrmaron un acuerdo de cooperación
cultural, se han realizado nueve reuniones sobre la materia. En 2003, ambas
partes llevaron a cabo la octava reunión del comité y Þrmaron el Programa
de Cooperación Cultural y Educativa para el Periodo 2003-2006. Hasta ahora,
China ha enviado 353 estudiantes y 22 maestros a México, y aceptado a 261
estudiantes y 13 maestros de México. Durante el periodo de cinco años que se
inició en 2005, China ofrecerá 32 becas a México cada año, mientras que México
ofrecerá 30 becas. Se trata del periodo con el mayor número de oportunidades
de beca.
A Þnes de 2006, China había Þrmado más de 40 importantes acuerdos bilate-
rales con México (véase la tabla siguiente), los cuales han asegurado y promovi-
do el desarrollo estable de las relaciones chino-mexicanas.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA