Cuotas obrero-patronales y aportaciones de vivienda. Retención, determinación y entero - Manual de aplicación y casos prácticos de Seguridad Social 2018 - Libros y Revistas - VLEX 729423781

Cuotas obrero-patronales y aportaciones de vivienda. Retención, determinación y entero

Autor:José Pérez Chávez/Raymundo Fol Olguín
Páginas:507-582
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 507

Naturaleza jurídica de las cuotas obrero-patronales

El cumplimiento del ideal de justicia social de garantizar el derecho humano a la salud se cumplió a partir de la publicación de la primera LSS en el DOF del 19 de enero de 1943; sin embargo, toda esa literatura que resalta la labor altruista de la institución para asegurar las disposiciones establecidas en la ley, difícilmente aborda el largo y sinuoso camino que hubo de recorrer ese enorme proyecto que se convertía en realidad, pues el esfuerzo no pertenecía sólo al gobierno sino también requería de la participación del sector patronal.

En efecto, el documento donde constaba la obligación de pagar aportaciones tenía el carácter de ejecutivo; en consecuencia, el cobro de las cuotas tenía que superar las acciones procedentes ante los tribunales, con el inconveniente de esperar los tiempos necesarios para su desahogo correspondiente.

Ante la falta de credibilidad patronal de las bondades que la nueva institución ofrecía, difícilmente se cumplía el objetivo de recaudación proyectado, por lo que fue necesario que transcurrieran casi dos años para que las aportaciones fueran de carácter fiscal, otorgando así, el 4 de noviembre de 1944, al IMSS, la condición de organismo fiscal autónomo, para determinar los créditos, su percepción y cobro, asignando a las Oficinas Federales de Hacienda la capacidad de instaurar el procedimiento administrativo de ejecución.

Posteriormente, afin de cumplir con el derecho a la defensa patronal, la SCJN determinó la naturaleza del IMSS como autoridad para efectos de amparo respecto de las aportaciones obrero-patronales.

El 3 de febrero de 1949 se reformó el entonces artículo 135 de la LSS, para incluir los recargos y capitales constitutivos entre los conceptos que podían cobrarse mediante el procedimiento económico coactivo.

Toda vez que la naturaleza jurídica de las cuotas obrero-patronales no había quedado resuelta, pues todo este proceso descrito ampliamente en la obra Seguridad Social y Derecho, del Ministro Sergio Valls Hernández í, sólo había dado solución práctica al problema económico de la institución y, como prueba de ello, la corte confirmó que el origen de las aportaciones era laboral y únicamente por razones de interés público se les dotó del carácter fiscal citado.

Fue necesaria la publicación de la LSS en 1973 y posteriormente las reformas del 30 de diciembre de 1981, para que las oficinas para cobros del IMSS pudieran aplicar en forma directa el procedimiento administrativo de ejecución y, con la promulgación del

Page 508

CFF se incluyó el artículo segundo para reconocer como contribuciones a las aportaciones de seguridad social.

A pesar de ello, fue necesario trasladar a la corte la controversia generada, prosperando, hasta marzo de 1995, el pronunciamiento con la mayoría suficiente para integrar jurisprudencia a favor de reconocer la calidad de contribuciones de las cuotas al Seguro Social.

A partir del 1 o. de julio de 1997, cuando inicia la vigencia de la LSS -que establece reformas relevantes al sistema de seguridad social-, se abre la posibilidad de ejercer el principio de autodeterminación patronal; con ello, el IMSS intenta reducir el acentuado ejercicio de los medios de defensa ejercidos por los patrones ante la autoridad y los tribunales, pues esta modalidad se basa en la libertad del empleador para determinar el importe de sus adeudos mediante dos formas, a saber:

  1. La atención a la invitación para regularizar voluntariamente sus adeudos anteriores, con base en su documentación internay bajo la vigilancia de las áreas de auditoría a patrones, sin que ello signifique la emisión de una orden de visita.

  2. La autodeterminación obligatoria de las cuotas obrero-patronales mensuales y aportaciones bimestrales mediante el SUA.

Sólo los patrones de uno a cuatro trabajadores pueden efectuar su liquidación mediante los formatos "COB-10" y "COB-20" de requisitado manual.

Con ello, el IMSS está en condiciones de destinar su atención sólo en la revisión de la información recepcionada, abarcando a su vez un universo mayor en el ámbito de su competencia.

Page 509

Retención patronal de las cuotas obreras

Actualmente, con el apoyo del SUA, el cálculo y entero de cuotas al IMSS, así como las aportaciones y amortizaciones al Infonavit se realizan sin dificultad, ya que las modificaciones establecidas en los artículos decimonoveno y vigésimo quinto transitorios del decreto de la LSS, publicado en el DOF del 21 de diciembre de 1995, se aplican automáticamente dentro de este sistema. En ocasiones se pierde de vista que hay que efectuar cambios en los descuentos a los trabajadores respecto de estas contribuciones.

Las tasas de financiamiento aplicables a cada ramo de seguro están específicamente separadas, indicando la contribución que a cada parte le corresponde aportar. Así, tanto los trabajadores como los patrones, y desde luego el gobierno, tienen asignado un porcentaje, de ahí el calificativo de "aportaciones tripartitas".

El responsable solidario de las cuotas obreras es el patrón, pues, mediante la retención realizada en las nóminas o listas de raya, constituirá el importe total que deberá enterarse en forma conjunta con las cuotas patronales al IMSS.

Dicha responsabilidad está regulada en el artículo 6o., fracción II, párrafo segundo del CFF, al establecer lo siguiente:

II...............................................

En el caso de contribuciones que se deben pagar mediante retención, aun cuando quien deba efectuarla no retenga o no haga pago de la contraprestación relativa, el retenedor estará obligado a enterar una cantidad equivalente a la que debió haber retenido.

Por otra parte, el artículo 38, párrafo segundo, de la LSS aclara que cuando no lo haga en tiempo oportuno, sólo podrá descontar al trabajador cuatro cotizaciones semanales acumuladas, quedando las restantes a su cargo.

El mismo artículo, en su párrafo tercero, reitera la obligación patronal de retener al instituir lo siguiente:

El patrón tendrá el carácter de retenedor de las cuotas que descuente a sus trabajadores y deberá determinar y enterar al instituto las cuotas obrero-patronales, en los términos establecidos por esta ley y sus reglamentos.

Por señalamiento expreso de los artículos 23, párrafo segundo, y 36 de la LSS, existen dos casos en los que el patrón no está obligado a efectuar la retención de las cuotas obreras y, por tanto, deberá pagar íntegramente el monto de ambas aportaciones. Tales supuestos son los siguientes:

  1. Cuando el contrato colectivo de trabajo señale prestaciones iguales a las establecidas por la LSS, ejemplo: subsidios por incapacidad.

  2. Cuando el trabajador obtenga como pago el SMG.

Page 511

Porcentajes de financiamiento aplicables a la retención, determinación de cuotas al IMSS y aportaciones al Infonavit

Previo a la mención de las cuotas de financiamiento aplicables, tanto a la retención como a la determinación de cuotas obrero-patronales, es necesario acotar sobre algunas disposiciones de aplicación diferida que afectan las tasas correspondientes al seguro de enfermedades y maternidad.

Con fundamento en el artículo decimonoveno transitorio del Decreto de reformas a la LSS publicado en el DOF, el 21 de diciembre de 1995 y en vigor a partir del 1o. de julio de 1997, la tasa aplicable al salario mínimo general -diario- vigente, actualmente UMA, a que se refiere el artículo 106, fracción I, aumentará cada año 0.65 puntos porcentuales.

Asimismo, de las tasas previstas en el artículo 106, fracción II, del ordenamiento referido, la correspondiente al patrón se reducirá 0.49 puntos porcentuales y la aplicable a los trabajadores, 0.16 puntos porcentuales.

Las modificaciones descritas debían aplicarse cada 1o. de julio durante el periodo 1998-2007. Sin embargo, como la entrada en vigor de la LSS se difirió para el 1o. de julio de 1997, con...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA