Crítica al constitucionalismo garantista de Ferrajoli como proyecto político

AutorAlbert Noguera Fernández
CargoUniversidad de Valencia, España
Páginas114-135
Isonomía • Núm. 52 • 2020 • 10.5347/isonomia.v0i52.232 • [114]
Resumen: Luigi Ferrajoli no presenta su teoría del garantismo, únicamente, como un modelo
normativo, sino también como un proyecto político. El objetivo de este artículo es realizar una
crítica al constitucionalismo garantista como proyecto político, desarrollando algunas de las
limitaciones y problemas que éste presenta para poder conformarse, por sí solo, en un proyecto
válido para garantizar dignidad en las sociedades de las próximas décadas. Como señalaremos,
en las sociedades de la segunda mitad del siglo XXI, este sólo puede ser un programa político
insuciente por sí solo, si no se combina con otras corrientes como la del pluralismo jurídico y
el autonomismo.
Palabras clave: Luigi Ferrajoli, constitucionalismo garantista, capitalismo, pluralismo jurí-
dico.
Abstract: Luigi Ferrajoli does not present his theory of guarantee, only as a normative model,
but also as a political project. e objective of this article is to make a critique of the guarantist
constitutionalism as a political project, developing some of the limitations and problems that
it presents in order to be able to conform, on its own, a valid project to guarantee dignity in the
societies of the coming decades. As we will point out, in the societies of the second half of the
21st century, this can only be an insucient political program by itself, if it is not combined
with other currents such as legal pluralism and autonomism.
Keywords: Luigi Ferrajoli, garantist constitutionalism, capitalism, legal pluralism.
Crítica al constitucionalismo garantista de
Ferrajoli como proyecto político
Criticism of the Ferrajoli´s Garantist Constitutionalism as a Political Project
Albert Noguera Fernández
Universidad de Valencia, España
albert.noguera@uv.es
Isonomía • Núm. 52 • 2020 • [115]
Crítica al constitucionalismo garantista de Ferrajoli como proyecto político
I. Introducción
Luigi Ferrajoli ha sido, desde la década de los 80 y 90 del siglo XX, uno de los máximos
exponentes de la corriente del constitucionalismo garantista. Su teoría de los derechos
introduce nuevos principios de interpretación y aplicación de los mismos que, sin duda,
contribuyen a dotar de importantes herramientas a jueces, ciudadanos y grupos sociales
para una mayor garantía de los derechos de los menos favorecidos.
Se han escrito diversas críticas a la teoría de los derechos de Ferrajoli (Gianformaggio,
1993; Martí, 2005). No me detendré en ellas. El propósito de este trabajo es detenerse
en la crítica del constitucionalismo garantista como proyecto político.
Ferrajoli no presenta su teoría del garantismo, únicamente, como un modelo norma-
tivo, sino también como un proyecto político. Para el italiano, el Estado constitucional
“no es solo una conquista y un legado del pasado (…) es también, sobre todo, un progra-
ma para el futuro” (Ferrajoli, 2000, p. 176; 2014, pp. 135-231). Ferrajoli plantea que la
solución a la presente crisis del Estado constitucional se solucionaría con más y mejor
Estado constitucional. Es este segundo aspecto, el constitucionalismo garantista como
proyecto político, en el que, como digo, se detendrá este trabajo.
En concreto, dividiremos el trabajo en tres partes: el diagnóstico que hace Ferrajoli
del contexto de las últimas décadas (II); la propuesta de proyecto político garantista
que presenta (III); y las limitaciones y problemas que este proyecto presenta (IV).
La propuesta ferrajoliana es hoy indispensable para reformular el Estado en clave
garantista pero, a la vez, es claramente insuciente para constituir, por sí sola, un pro-
yecto político-constitucional garantista ecaz en el marco de las formas de capitalismo
degenerativo de la segunda mitad del siglo XXI.
II. Poderes salvajes y crisis del constitucionalismo
En su teoría, Ferrajoli parte de una oposición hobbesiana entre Poder y Derecho según
la cual todos los poderes, públicos o privados, tienden, por naturaleza, a acumularse de
manera absoluta, sintiendo la inclinación de abusar de él. Todo Poder es una libertad
desenfrenada en perjuicio de los que no detentan el mismo. Hay en Ferrajoli una con-
cepción pesimista del poder como malo, sea quien fuere que lo posea, puesto que en
todo caso tiene la tendencia a degenerar en despotismo.
Como contrapartida, el Derecho se cong ura, en la edad moderna, como la técnica
dirigida a limitar, disciplinar y regular el Poder. La historia del Derecho es la historia

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba