Control parlamentario de la fiscalización y agenda para la política de combate a la corrupción - Núm. 228, Abril 2018 - Revista el Mundo del Abogado - Libros y Revistas - VLEX 707536317

Control parlamentario de la fiscalización y agenda para la política de combate a la corrupción

Páginas:69-69
 
EXTRACTO GRATUITO

Page 69

Alejandro Romero Gudiño, Cámara de Diputados, México, 2017

Este libro trata de la importancia que tiene el control parlamentario de la iscali-zación superior y expone en cinco capítulos diferentes ángulos de este fenómeno. El control parlamentario de la iscalización superior hace referencia al hecho de que, en un régimen de poderes divididos, corresponde a la representación popular ser la receptora de la razón y las cuentas del gobierno en torno del uso de los recursos públicos.

El primer capítulo está dedicado a la actualización de los antecedentes históricos de las instituciones de control de is-calización y parlamentario en México, desde que en Hacienda se estableció la Contaduría Mayor, en 1824, y la Comisión Inspectora, en 1877.

Aquí se hace una relatoría de la creación del Sistema Nacional Anticorrupción, desde la reforma constitucional de 2015 hasta la publicación de la legislación secundaria de 2016.

El segundo capítulo aborda la teoría del control parla-mentario de la iscalización superior y su fundamento en la doctrina de la división de poderes de Montesquieu y en la teoría de la accountability. Aquí se explica que en una estructura institucional como la mexicana el control de la fiscalización es una función de la Cámara de Diputados y, en especial, de la comisión dedicada a recibir, analizar y dar valor agregado al informe de la Auditoría Superior.

En los capítulos tercero y cuatro el autor se esmeró en documentar exhaustivamente las contribuciones que realiza este sistema en México y en el mundo. En relación con nuestro país, Alejandro Romero Gudiño explica la evolución del sistema nacional de iscalización desde que se creó la Auditoría Superior de la Federación, en el año 2000, y la Unidad de Evaluación y Control, como entidad técnica auxiliar de la Comisión de Vigilancia. Así, se reconocen importantes contribuciones de este binomio que no habrían sido posibles si no se hubiera establecido un diálogo y una colaboración adecuados entre la entidad auditora y la de representación, lo que ha propiciado mayor y mejor cobertura de la iscalización, mejor implementación de planes y programas del Ejecutivo, más adecuaciones legales y una generación de conocimiento constante.

El autor logra colocarnos en el nuevo escenario de la democracia, en el que las instituciones reciben reclamos de rendición de cuentas desde diferentes ámbitos, lo cual propicia la necesidad de actuar con...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA