La Constitución y el alfabeto - Doctrina y praxis constitucional - Antología del Centenario de la Constitución de 1917. Tomo IV - Libros y Revistas - VLEX 676629717

La Constitución y el alfabeto

Autor:Jaime Torres Bodet
Páginas:213-217
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Page 213

El Nacional, 6 de febrero de 1945.

Espíritu de nuestra Constitución

¿Cuáles son, en resumen, los postulados vitales de nuestra Constitución? La soberanía del pueblo: la igualdad de todos los mexicanos; la libertad de creencia, de expresión y de asociación: la ilegitimidad de los monopolios; la obligatoriedad de la enseñanza primaria, impartida gratuitamente por el Estado: la distribución equitativa de la tierra, la reivindicación de los recursos de nuestro territorio y la protección otorgada al trabajador a fin de ponerlo a salvo de la arbitrariedad a menudo anónima -y por eso más lacerante- de las organizaciones capitalistas a las que sirve.

Para realizar esos postulados, los hombres que hicieron nuestra Revolución se esforzaron por consolidar las instituciones de la República democrática federal sobre un sistema de garantías a los derechos individuales, conservaron el equilibrio de los Poderes, aceptaron el procedimiento de la elección directa para los cargos de Presidente, de Gobernador, de Diputado y de Senador y procuraron adaptar el sistema todo a las aspiraciones de "Sufragio Efectivo, No Reelección", lema que invocara el alma ferviente del pueblo ante la evidencia de los peligros que implica la posibilidad de que un caudillo se perpetúe, defraudando la voluntad de los electores y utilizando la maquinaria administrativa para confiscar el gobierno en provecho propio, con exclusiones de fórmula personal.

En síntesis, los anhelos que apunto son el espíritu de la Constitución que conmemoramos en esta fecha. Veintiocho años han transcurrido desde su promulgación y, por numerosas que hayan sido las modificaciones introducidas en determinados capítulos de su texto, el monumento íntegro permanece como base de nuestra acción democrática, como triunfo de nuestra revolución social y en ciertos puntos -menester

Page 214

es reconocerlo- como promesa que hemos aún de cumplir por nosotros mismos y enseñar a las nuevas generaciones a cumplir con auténtica intrepidez.

Debates sobre nuestra revolución

Mucho se ha discutido acerca del delito alcanzado por los gobiernos que se han sucedido durante estos veintiocho años de vida de la Constitución Política Federal. A lo largo de este debate, hemos escuchado lo mismo las negaciones más tendenciosas y más injustas que las apologías más entusiastas y de más lírica entonación. Ambas actitudes resultan de ideales, de intereses y de pasiones que se creen inconciliables e irreductibles. Si ahondamos en la cuestión, descubriremos no obstante que una y otra han de complementarse y que, si quienes las interpretan y las sustentan son mexicanos -y mexicanos de ánimo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA